El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, interviene en la reunión del Presidium de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY), este jueves en Madrid. | Mariscal

El PSOE y Unidas Podemos han defendido este jueves su propuesta de suprimir el delito de sedición para adaptar el Código Penal a los «estándares europeos» y han reivindicado la apuesta por el diálogo y la convivencia del Gobierno en Cataluña frente a la «cultura del no por bandera» del Partido Popular. Tras una larguísima sesión parlamentaria, en la que el Gobierno ha conseguido sacar adelante los Presupuestos Generales de 2023, el diputado del PSC Francisco Aranda y el presidente del grupo de Unidas Podemos en la cámara baja, Jaume Asens, han sido los encargados de defender la proposición de ley que aboga por convertir el delito de sedición en «desórdenes públicos agravados», con una rebaja de 15 a 5 años de la pena máxima de prisión, y que contempla hasta 8 años de inhabilitación.

En un discurso eminentemente dirigido a la bancada popular, el diputado socialista Aranda ha reivindicado la apuesta por la convivencia y el diálogo que, según él, realiza el Gobierno de Pedro Sánchez frente a la falta de alternativas ofrecidas por el PP. «Digánme: ¿qué ofrecen? No ya a los españoles; a los catalanes. ¿Qué ofrecen? Yo se lo digo: nada», ha espetado el diputado a la bancada popular, a quien ha reprochado estar instalada en el 2017, cuando tuvo lugar el proceso independentista catalán por el que fueron juzgados algunos líderes catalanes.

En su opinión, «los catalanes están cada vez menos interesados en la independencia» y ahora el «principal eje político compartido» en Cataluña es «la apuesta por el diálogo, la convivencia y la política». «Nunca hubo más independentismo que con Rajoy», ha aseverado Aranda, que ha reivindicado que con el Gobierno y «con el PSC como principal fuerza política» en Cataluña «se ha rebajado la tensión política y social» en la comunidad autónoma. No menos agresiva ha sido la intervención del diputado de Unidas Podemos Jaume Asens, quien, aparte de al PP, ha lanzado también duras criticas contra JxCat, a quien ha acusado de estar «alejado de la realidad» y de «atentar contra la inteligencia» de la gente. Según Asens, no es cierto lo que ha dicho ni JxCat ni ANC de esta reforma: ha asegurado que no es un acto de «renuncia y traición a Cataluña» y ha dejado claro que no aceptan «lecciones de nada».

«Recordamos cuando se llamaban CiU y apoyaban los recortes del PP y criminalizaban las protestas», ha indicado, y ha añadido: «Ustedes no se solidarizaron con nosotros; nosotros sí con ustedes». Asens, que considera la sedición una «reliquia del pasado llena de polvo», ha defendido que esta reforma política es «un paso importante para recuperar la normalidad democrática en Cataluña» y «desjudicializar el conflicto», y ha señalado que borrar la sedición del Código Penal es una «cuestión de higiene democrática».