El portavoz de Más País atiende a la prensa en los pasillos de la cámara baja. | Efe

Unidas Podemos y los socios parlamentarios del Gobierno han criticado que la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que es pública, reconozca a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, como alumna ilustre y han señalado que se pone en duda la neutralidad de esta institución.

El mismo día en que Ayuso ha recibido este reconocimiento de la UCM en la que cursó el grado de periodismo, Unidas Podemos, Más País, Compromís y Vox han puesto en duda también que sea el momento adecuado, a pocos meses de los comicios de autonómicos y locales de mayo. El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha señalado que, más allá de que hay que tener en cuenta la neutralidad de las universidades, no se entiende que se premie a una dirigente que está en «contra de lo público» y que en su programa se posiciona a favor de las universidades privadas.

«Yo no creo que ayude mucho al prestigio de la Universidad Complutense», ha dicho el líder de Más País, Íñigo Errejón, poco después de que Ayuso haya sido increpada por cientos de personas a su llegada al campus y tras incidir en que «si uno se dedica a maltratar la universidad pública o a recortar, es lógico que no espere aplausos». Además ha mostrado su preocupación porque se haya «militarizado» la universidad al haber «controles policiales» para dejar entrar a los asistentes al acto, «pidiendo el DNI» por lo que Más País ha registrado una pregunta al Ministerio de Interior sobre si ha habido controles específicos «con una motivación ideológica», aunque la UCM había anunciado que pediría el carnet de la universidad.

«Y no es un momento adecuado, ensombrece a las elecciones, después de cuatro meses cualquiera lo hubiera podido entender», ha reiterado la diputada de En Comú Podem Aina Vidal que, no obstante, ve «lógico» que una universidad quiera reconocer a una de sus alumnas. De manera irónica el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha respondido sobre si el nombramientos resta neutralidad a la institución: «¿El nombramiento de una candidata a unas elecciones cuatro meses antes?, no hombre no, no veo una correlación», ha respondido con sorna. Mucho más crítico ha sido el BNG que, en boca de su portavoz Néstor Rego, ve un «despropósito» el nombramiento de Ayuso, toda vez que «defiende intereses que no son para las mayorías sociales».

«No sé los méritos de Ayuso», ha indicado Rego que califica el reconocimiento de «partidista» mientras desde Compromís, su portavoz, Joan Baldoví, incide en que Ayuso «no ha hecho nada» para merecer esta distinción universitaria. Tras las protestas frente a la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, el vicesecretario de Organización del PP, Miguel Tellado, ha salido en defensa de Ayuso en las redes sociales y ha señalado que «La Universidad pública y la calle son de todos». «La coacción, el matonismo y el insulto no tienen cabida en nuestra sociedad. La tolerancia, el respeto y el libre ejercicio del derecho al voto es el único jarabe democrático que todos debemos recetarnos», ha escrito Tellado en Twitter.