El líder de los Ángeles del Infierno asevera en el juicio que el club solo estuvo vigente en Mallorca hasta 2011 | ZIPI ARAGON

El considerado líder de los Ángeles del Infierno en Mallorca, Frank Hanebuth, ha señalado este martes durante el juicio que se celebra en la Audiencia Nacional, y a preguntas de su defensa, que el 'capítulo' de este club de moteros sólo estuvo vigente en Baleares de 2009 a 2011, y ha aseverado que después de esas fechas solo pasó por allí de vacaciones. De esta manera, el principal acusado, al que la Fiscalía le pide 13 años por los delitos de organización criminal, tenencia ilícita de armas, blanqueo de capitales y amenazas, trataba de desmontar lo reflejado en el escrito de acusación del Ministerio Púbblico, en el que se especifica que hubo una segunda fase en Baleares desde finales de 2012 hasta que fue desarticulada en 2013. Hanebuth, al igual que la mayoría del resto de acusados que han declarado esta martes, se ha negado a responder a las preguntas de Fiscalía, y han declarado sobre aspectos muy concretos de la investigación.

Ha negado tener negocios con el resto de investigados, ha señalado que tributa en Alemania, que tiene empresas de seguridad y de gastronomía, y que carece de propiedades en España. Además del supuesto líder de la organización, que ha leído de la palma de su mano algunas fechas sobre las que ha sido preguntado por su abogada, ha declarado el que, a juicio de los fiscales, es uno de los inspiradores de los 'Hell Angels', Paul Engelke.

Éste, en declaración por videoconferencia y mientras se fumaba un cigarrillo, ha explicado que nunca ha pertenecido a una asociación de moteros, que no tenía negocios con Hannebuth y que vivió en la casa 'Son Paraiso' --donde residió parte de la organización en Mallorca-- pero pagando un alquiler. Se da la circunstancia de que varias de las preguntas a los acusados han girado en torno a ese lugar, de hecho, Hanebuth también ha confirmado que se hospedó en uno de los apartamentos de 'Son Paraiso' y que tenían llaves distintas para cada hogar. Según el escrito del fiscal, Engelke es dueño del 30 por ciento de la finca y el otro propietario es Frank Hanebuth, con el 70 por ciento. Y mantiene que los fondos usados para su adquisición eran procedentes de lasactividades delictivas de los Ángeles del Infierno.

Otro de los principales acusados, Abedlgani Yousaffi --al que la Fiscalía ubica junto a su hermano como uno de los lugartenientes que habrían facilitado el desembarco en Mallorca de Hanebuth-- ha negado también haber participado en una organización criminal, ha rechazado haber amenazado o coaccionado a nadie y, en general, ha dicho no haber cometido ninguno de los hechos relatados por el fiscal en su escrito.

Durante la mañana de este martes el plenario ha ventilado las cuestiones previas planteadas por las defensas y por el Ministerio Fiscal. Así, ha aceptado un nuevo testigo propuesto por Anticorrupción, un agente de la UDEF, en contra del criterio del resto de partes. Además, ha rechazado las pretensiones de varias de las defensas que habían expuesto que la investigación había sido prospectiva, que las intervenciones telefónicas no estuvieron justificadas suficientemente y que se había vulnerado el derecho a la defensa de alguno de ellos porque se les imputaban delitos que no constaban en el momento de la detención.

Asimismo, las defensas argumentaban que no se podía hablar de delito de organización criminal porque de hecho estaban constituidos legalmente como asociación. Ante esto, la presidenta del Tribunal, Teresa Palacios, ha respondido que ser una asociación «no es patente de corso» para no ser una organización criminal y que de hecho conocer ese extremo es lo «nuclear» de la causa. Por otro lado, este martes se ha llegado a una nueva conformidad con uno de los acusados, sumaría el número 35 de los que llegan a acuerdo de condena. En concreto, Frank Werner Winkler ha aceptado un año de cárcel por pertenencia a organización criminal, pena que según un primer cálculo realizado en la vista quedaría zanjada de sobra dado que pasó un año y medio en prisión preventiva tras su detención.

Cabe recordar que la Fiscalía Anticorrupción presentó su escrito de acusación en enero de 2019 dirigiéndose contra 47 personas físicas y otras tres jurídicas por 16 cargos que arrojaban un saldo conjunto de 298 años y medio de cárcel. Cifra que con las rebajas que han supuesto las conformidades se ha visto considerablemente reducida.

El auto de procesamiento dictado en su día por el juez instructor Eloy Velasco situaba a la cabeza de la organización a Frank Hanebuth, hasta entonces líder del grupo en Hannover y considerado como uno de los principales dirigentes de los 'Hells Angels' en Europa. No obstante, Hanebuth habría contado con la ayuda de Khalil Yousafi y su hermano Abdelghani, dos lugartenientes que le habrían facilitado el desembarco en Mallorca junto a otro «grupo de adláteres».

De acuerdo con el relato judicial, «los acusados son un conjunto de personas asentadas en la isla de Mallorca que se integraban en una organización delictiva de ámbito internacional y que gira en torno a un club de moteros mundial conocido como 'Hells Angels Motors Club' (HAMC)». HAMC, fundada en 1948 en Estados Unidos, funcionaría por «capítulos», aparentes «grupos autónomos» que «en realidad se circunscriben dentro de una sólida estructura jerárquica» que ejerce «un control interno de forma coactiva o violenta». «Los miembros de la HAMC están involucrados en delitos graves», que en este caso se han traducido en acusaciones por organización criminal, blanqueo de capitales, tráfico de drogas, detención ilegal, tenencia ilícita de armas, prostitución, amenazas, coacciones, extorsión, falsedad documental, encubrimiento, omisión del deber de perseguir delitos, violación de secretos y cohecho.