TW
1

ERC ha asegurado este sábado, en un comunicado, que "en ningún caso" ha hecho pagos "para silenciar la acción de los carteles" contra Ernest y Pasqual Maragall sobre el alzhéimer y que tampoco ha elaborado "facturas falsas" para intentar justificar el abono de estas cantidades.

El partido ha reaccionado así a "informaciones aparecidas este sábado", en referencia a la noticia que publica La Vanguardia, según la cual ERC pagó 50.000 euros por el silencio de los jóvenes que pegaron estos carteles en Barcelona, en los cuales se leía el lema "Fuera el alzhéimer de Barcelona", junto a la imagen de Ernest y Pasqual Maragall.

La Vanguardia cita información judicial sobre el caso, investigado por el juzgado de instrucción número 27 de Barcelona, y sostiene que ERC abonó 50.000 euros, fraccionados en diez facturas, a tres jóvenes de Igualada, un dinero que cobró uno de ellos y que repartió después con el resto.

En concreto, este diario precisa que en principio recibieron en metálico 4.000 euros por pegar los carteles y que luego se les dieron otros 50.000 euros por permanecer callados.

"Todos los trabajos que hace Esquerra Republicana los hace pagando a proveedores de forma transparente, que son los que efectúan el trabajo que se les encarga", dice el comunicado del partido, que añade: "Las informaciones apuntan también a un intento de chantaje que esperamos poder esclarecer".

La Vanguardia asegura que en la instrucción judicial no aparece el nombre de ningún dirigente de ERC que o bien ordenara los pagos o que estuviera al corriente del encargo de distribuir los carteles, pero subraya que sí se ha vinculado la colocación de los carteles con tres personas que cobraron a través de una empresa que habitualmente trabaja para ERC.

Por su parte, ERC reitera en el comunicado que continúa "con la investigación para conocer todos los detalles sobre el caso de los carteles", que espera "poder tener las conclusiones cuanto antes mejor" y que reitera "la necesidad de resolver este caso de manera ejemplar".

"Queremos reiterar una vez más la más absoluta condena por la acción de los carteles del alzhéimer y lamentamos las repercusiones que esta está teniendo en la organización y para todo el mundo", añade el partido.

Este jueves, el viceconseller de Estrategia y Comunicación del Govern, Sergi Sabrià, anunció que abandonaba el ejecutivo a raíz de la crisis abierta en ERC tras saberse que los carteles denigratorios contra los hermanos Maragall salieron del partido, pese a asegurar, entre críticas a Oriol Junqueras, que él no participó en esta acción.

Mano derecha del president Pere Aragonès, Sabrià ya anunció tras la debacle de ERC en las elecciones catalanas del 12 de mayo que dejaría la primera línea política, de modo que el anuncio de este jueves precipitó su marcha.

Los carteles contra los hermanos Maragall aparecieron durante la campaña de las últimas elecciones municipales en un contexto de malas perspectivas electorales para el alcaldable republicano, Ernest Maragall.