La Policía crea una 'playlist' para garantizar la seguridad en Internet

Recopila en cinco grandes temas los principales riesgos en el uso de Internet, redes sociales o 'Whatsapp'

| Madrid |

Valorar:
Visto 119 veces
preload
La Policía Nacional crea una 'playlist' para garantizar la seguridad en Internet

En la imagen, la 'playlist' que ha creado la Policía Nacional.

07-02-2017 | Policía Nacional

La Policía Nacional ha creado una 'playlist' que recopila los cinco mejores temas para maximizar la seguridad de los usuarios en Internet, redes sociales o Whatsapp, para conmemorar el Día Internacional de Internet Seguro.

Durante esta jornada, se intensificarán los mensajes de prevención a través de redes sociales, para evitar ser víctimas de estafas, timos, sextorsión o malware. Además, a partir de las 18.30 horas, especialistas de la UIT, junto al equipo de @policia y @TwitterSpain, atenderán las dudas que planteen los internautas sobre el uso seguro de la Red a través de un 'Questions & Answers'.

Así, la Policía recopila en cinco grandes temas los principales riesgos en el uso de Internet, redes sociales o 'Whatsapp', acompañadas de consejos útiles para los internautas:

1. Antes segur@ que sencill@. Mantén tu equipo actualizado. La instalación de programas «crackeados», es decir, cuando el software es modificado en sus características originales, -muchas veces para evitar el pago del mismo-, puede ser una vía de entrada de infecciones en el ordenador del usuario. No tener instalado -y actualizado- un antivirus y un «cortafuegos» puede ser la puerta abierta para virus, malware o programas espía.

2. Chic para mí. Abrir enlaces no identificados que nos llegan a través del correo electrónico, por mensajería instantánea o camuflados en promociones o bonos descuento puede suponer, en la mayoría de los casos, la infección de nuestro equipo con virus o malware, el robo de nuestros datos para comercializar con ellos o la contratación de servicios premium gracias a la información obtenida.

Para evitar ser víctima de este tipo de prácticas, recuerda acudir siempre a fuentes oficiales, duda de mails escritos con faltas de ortografía e incluso comprueba a través de Google si existe ya alguna información al respecto. Navega siempre por páginas de confianza y, si vas a realizar alguna compra, recuerda comprobar que sea una conexión 'https' y con candado.

3. Puro chantaje. Poner al alcance de cualquiera demasiada información privada a través de nuestros perfiles en redes sociales puede poner en riesgo nuestra privacidad y dejar pistas a quienes pretendan acosarnos o chantajearnos con esa información. Cuida tu identidad digital, -te acompañará toda tu vida-, además, si expones demasiada información en las redes, podrían ser víctima de situaciones de robo de identidad o suplantación. Para evitarlo, configura adecuadamente tus perfiles, vigila las aplicaciones que descargas y los permisos a los que das accesos, comprueba con quien compartes archivos en la nube, asegúrate de que tus contactos en redes sociales son realmente quien crees que son y utiliza el sentido común y la precaución a la hora de compartir imágenes íntimas.

4. En tu WiFi me colé. Para evitar que los intrusos se aprovechen de tu red WiFi e incluso puedas tener problemas si acceden desde ella a contenidos inapropiados o realizan cualquier ilícito, configura adecuadamente tu conexión: cambia las contraseñas por defecto y apaga el router si vas a ausentarte durante unos días. Si no queremos que fisgones accedan a nuestros dispositivos e información confidencial debemos diseñar contraseñas robustas que incluyan letras, números y caracteres especiales para dificultar su hackeo.

5. Bulería. Las redes sociales y, cada vez más, las aplicaciones de mensajería instantánea son las principales vías de difusión de informaciones falsas conocidas como bulos o hoax. La mayoría de estos falsos rumores son anónimos, no están firmados, aunque hacen referencia a fuentes fiables. Además, suelen están redactados de forma atemporal, para que pervivan lo máximo posible circulando en la red, y utilizan algún gancho emocional o económico que capte la atención del destinatario. Tras estos mensajes puede estar una simple broma de su creador, pero también pueden buscar obtener información confidencial o esconder un delito de estafa. Desconfía, no reenvíes el mensaje y comprueba siempre en fuentes oficiales.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.