Sin trabajo a la vuelta de la batalla contra el cáncer

Más de 40.000 firmas piden al Ayuntamiento de Alcobendas que facilite la readmisión de una mujer que recibió el alta tras luchar tres años contra el cáncer

| Alcobendas |

Valorar:
preload
Cáncer de mama

La iniciativa ha recibido miles de firmas de apoyo.

Yolanda Arroyo fue diagnosticada de cáncer de mama en julio de 2014. Tras dos años de tratamientos y dura lucha con secuelas físicas y psicológicas consiguió ganar la batalla. En los momentos bajos su apoyo eran los suyos y la idea de salir adelante y poder volver a trabajar.

Pero tras recibir el alta este mes de abril recibió otro duro varapalo: la empresa adjudicataria del servicio de estacionamiento y parquímetros del Ayuntamiento de Alcobendas (Madrid) le comunicó de un día para otro que no figuraba en el listado de personal a subrogar, es decir, que la dejaban sin trabajo.

Este hecho ha generado una campaña en la plataforma Change.org, que por ahora ha superado las 40.000 firmas, y que pide al consistorio que tome cartas en el asunto y facilite la readmisión de Yolanda.

Al parecer, todo se complicó cuando, mientras ella estaba de baja, la concesión del servicio público pasó de la empresa en la que llevaba siete años contratada de forma indefinida a otra sociedad. Según consta a Yolanda, la nueva adjudicataria subrogó los contratos existentes, aunque ahora alega que a ellos no les consta que esta mujer se encontrara entre las personas subrogables.

Ambas empresas han participado en un proceso de conciliación pero no han llegado a ningún acuerdo. Yolanda les ha demandado y ahora se encuentra a la espera de juicio.

«Al año y medio del diagnóstico le dieron la incapacidad permanente total con reserva de puesto de trabajo durante dos años, por lo que Yolanda está totalmente dentro de plazo y lo que están haciendo con ella no solo es injusto sino también ilegal. No solo se ha quedado sin trabajo sino que, además, por proceder de esa situación de incapacidad, tampoco puede cobrar el paro hasta que haya una sentencia judicial», relatan los impulsores de esta campaña ciudadana.

«Alguien debió de pensar que ella ya nunca volvería a trabajar y que así podrían ahorrarse su plaza. Pero no, afortunadamente ya está bien y con ganas de trabajar. Ya ha tenido bastante con su enfermedad como para tener que pasar ahora por esto», lamentan los mismos, con crudeza.

El objetivo final es pedirle al alcalde Ignacio García de Vinuesa, que «puesto que las empresas que están prestando un servicio al municipio no tienen escrúpulos, intervenga él y haga justicia. No vale con hacerse fotos con un lazo rosa, señor alcalde, el compromiso real se demuestra actuando en casos como el de Yolanda».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.