La hija de Lydia Bosch, acosada por dos hombres en una furgoneta

| Madrid |

Valorar:

Andrea Molina, la hija de Lydia Bosch, ha contado a sus seguidores de Instagram el terrible episodio de acoso que tuvo que vivir el pasado jueves. Mediante los stories de la red social, ha explicado la desagradable escena que tuvo que pasar mientras iba en su coche.

La hija de Lydia Bosch y Miki Molina ha dicho: «Me apetece contar algo. Acabo de salir de hacer gimnasia ahora mismo, yo voy tarde porque no puedo antes. En el camino de vuelta, en coche, me ha pasado algo bastante incómodo. Se ha puesto de repente una furgoneta blanca a mi lado, con dos chicos dentro, y han empezado a pitarme. Al principio miraba para atrás pensando que estaba haciendo algo mal hasta que han bajado la ventanilla los del coche y han comenzado a chasquearme, como a los perros. De eso han pasado a subirme la música y a ponerme una canción de reaggeaton que decía algo así como ‘quiero hacértelo todo’. El semáforo estaba en rojo y al ponerse en verde he acelerado rápido, pero he tenido mala suerte de que había otro en rojo. He estado en una recta de unos 500 metros con ellos por detrás, pegando su coche al mío y así repetidas veces. Me he sentido súper incómoda y lo único que hacía era mirar para el frente e ignorar, hacer que no les escuchaba, pero obviamente sí que les escuchaba».

Tras compartir esta situación con sus seguidores, la actriz ha hecho una reflexión en la misma red social sobre las situaciones a las que se enfrentan las mujeres cada día.

Ver esta publicación en Instagram

Hoy me dirijo a tí. A la mujer que eres. Si tienes un minuto léeme. Es importante. . . Hoy me paso por aqui para pedirte que te quieras, que te quieras mucho. Para pedirte que no dejes pasar un día sin recordarte lo preciosa y maravillosa que eres. Tómatelo como una obligación, ponte delante del espejo, mírate en él y dítelo con todo el amor del mundo . Aprende a estar sola . Es fundamental. Ve a caminar sola , prepárate tu cena favorita, ponte esa película que tanto te gusta y disfruta de tu compañía. Aprende a estar en silencio. Sin música, sin gente, sin estrés, sin prisas. . . Las mujeres por regla general, tenemos la extraña costumbre de “dar”, de querer arreglar el mundo de todos, de estar para todos, de preocuparnos por todos, de ayudar a todos. Pero ... ¿ Y nosotras? ¿Y nuestro mundo? ¿Que nos damos a nosotras?¿ Estamos para nosotras? ¿ Nos preocupamos por nosotras? ¿Nos escuchamos a nosotras, hablamos con nosotras? . . Aprende a estar contigo sin necesidad de estar con nadie. Abraza al silencio, cárgate de ese silencio. Date el permiso de escucharte, de escuchar a tu cuerpo, de escuchar a tu alma, a tu esencia. Quiérete, quiérete mucho, recuérdatelo todos los días como una obligación. Y un buen día, por arte de magia, esa obligación sin darte apenas cuenta habrá pasado a ser una creencia. Y no tendrás que volver a recordártelo nunca más, porque lo sabrás. Por fín habrás entendido lo increíblemente especial que eres. Lo sentirás, lo sentirás desde lo más profundo de ti. Te sentirás más libre. Libre para hacer lo que sientas en cada momento. Libre para decir lo que sientas en cada situación. Confiarás, confiarás más en ti, confiarás más en la vida, en que lo que sucede en tu vida es justamente lo que tiene que suceder. Estarás en paz. . . Tu alma es preciosa, llena de fuerza, de pasión, de ganas, de amor, de carisma. Olvídate de lo físico, eso solo es un disfraz. El “disfraz” que has elegido para venir a vivir esta vida. Tu eres mucho más que eso. Entiende esto , es importante. hazme un favor, lee esto a tu madre, a tu hija, a tus amigas , a TUS MUJERES. . . Estamos llenas de amor, estamos llenas de VIDA. Que no se te olvide nunca.

Una publicación compartida de Andrea Molina (Andy)???? (@andymolina92) el

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.