La importancia del aprendizaje en la conducción de motocicletas

| Palma |

Valorar:
preload

Los motoristas son el colectivo que más expuesto está a todo tipo de riesgos en carretera. Esta situación ha llevado a diferentes organismos a poner cartas en el asunto para promover las buenas prácticas en la conducción. La DGT, es uno de ellos y con su plan de bonificar con puntos extras a los motoristas, intenta promover una conducción consciente y responsable de este medio de transporte cada vez más utilizado en las grandes urbes.

Y es que, aprender a conducir una moto es más que memorizar un listado de señales de tráfico y conocer algo de mecánica. Circular con una moto implica, además, desarrollar la capacidad de atender a los detalles y anticiparse a cualquier situación que pudiera comprometer la seguridad propia y ajena sin perder de vista que, por la ausencia de una carrocería que lo proteja, cualquier golpe o infracción puede ocasionar en los conductores de motos consecuencias irreversibles.

Para hacernos una idea de su importancia, actualmente un 23% de las victimas mortales viajaban en motocicleta. Si lo comparamos con otros colectivos, los ciclistas supusieron apenas un 3%, frente al 11% de los peatones.

Las infracciones más habituales de los conductores nóveles

- Olvidarse de los ángulos muertos

Uno de los errores más comunes cuando circulamos en moto consiste en situarnos en los ángulos muertos de los vehículos. Pese a que no nos damos cuenta, circular en paralelo a un coche, algo rezagado por detrás, hace que los conductores de los vehículos no logren vernos a través de los retrovisores.

Es importante tener en cuenta siempre que la visibilidad es muy importante en el caso de los motoristas.

- No respetar la distancia de seguridad

La distancia de seguridad es vital para poder anticiparnos a los movimiento del vehículo que tenemos inmediatamente delante. Con el fin de poder evitar el máximo número de accidentes posibles, siempre tenemos que tratar de mantenerla.

Como motoristas, nos vemos expuestos a cualquier choque. Por ello, dejar la distancia de seguridad mínima nos permitirá tener la capacidad de reacción que nuestra moto necesita.

Recuerda que cuanto mayor sea nuestra velocidad, más distancia necesitaremos.

- No utilizar los intermitentes para cambiar de carril

Es importante señalizar cada acción que vayamos a realizar al volante. La función de los intermitentes es avisar a los coches que tenemos alrededor que vamos a realizar un cambio de carril o un giro. Y nuestra señalización les permitirá adecuar su velocidad y adaptarse a esta situación. Además de avisarles que tú tienes preferencia a la hora de efectuar ese cambio.

Fruto de los nervios, es habitual que los conductores nóveles no señalicen todos sus movimientos. Con el riesgo que ello supone. Si todos los motoristas avisarán de cada uno de sus movimientos en carretera, seguro que se reduciría considerablemente ese 23% que señalábamos anteriormente.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.