Cuatro innovadoras formas de obtener dinero rápido

|

Valorar:
preload

21-05-2017

A veces el dinero no alcanza para cubrir todos los gastos que tenemos en un mes. Un imprevisto que nos obligue a abonar miles de euros, una muela que nos duela, un accidente o simplemente mala planificación del año nos puede llevar a necesitar dinero y de forma urgente.

Vende o traspasa tu negocio

Si regentes un negocio, como puede ser un bar, una tienda o un taller, el traspaso de negocios es una forma fácil y rápida de obtener efectivo. Has de tener en cuenta que un negocio en funcionamiento puede tener más valor junto que todas las piezas del conjunto separadas, como el local o el stock.

No te preocupes si tu negocio no está pasando por su mejor momento. A pesar de que actualmente no le estés sacando beneficio a un negocio, puede que sea por circunstancias ajenas a ti y otro, por capacidad económica o experiencia, si sea capaz de rentabilizarlo.

Además, hay gente experta en la compra y venta de negocios, que precisamente busca negocios que estén cerca de cerrar para reflotarlos y obtener beneficios. Tras una valoración del negocio y comprobar su potencial, se realiza el contrato de cesión de negocio, realizándose la venta y obteniendo el dinero.

En pleno siglo XXI, muchos de estos trámites pueden realizarse de forma telemática, esto es, a través de Internet. Por ejemplo, en páginas como https://business-asset.com/ , donde se puede anunciar un negocio, fincas o maquinaria para comprar y vender negocios.

Dinero rápido: los minicreditos.

Si no tienes un negocio que que vender, pedir un minicrédito puede darnos vértigo, pero es una opción aceptable para conseguir el dinero que necesitamos en caso de necesidad. Desde hace cierto tiempo, hay numerosas empresas y bancos que realizan préstamos por internet, y dan dinero sin necesidad de nómina, garantía o aval del prestatario.

La celeridad es probablemente una de las mejores bazas de estos créditos. Este tipo de empresas dan créditos rápidos , sin necesidad de garantías, confiando en que el cliente vaya a reembolsarlos en un plazo corto de tiempo. Es dinero rápido que puede servirnos para salir de un apuro o darnos un capricho poco antes de cobrar nuestra nómina.

Otra de las ventajas que tienen estos préstamos rápidos es que la cantidad de dinero que se solicita se puede modular sin demasiado problema, pidiendo cantidades que van desde los 300 a los 60.000 euros, solamente debiendo tener una cuenta corriente en España.

Lo primero que has de saber es el coste que va a tener un préstamo de estas características. Para ello hemos de tener en cuenta el TAE y el TIN del producto. La TAE es la Tasa Anual Equivalente, la tasa de interés que indica el coste o rendimiento de un producto financiero.

El TIN, o Tipo de Interés Nominal, es el tipo de interés que pactamos con la entidad por que esta nos preste el dinero cuando solicitamos alguno de sus préstamos por Internet. Mira bien en la web de la empresa a la que vayas a solicitar el préstamo, pues quizás tengan un simulador que te permita saber cuánto vas a pagar en total por alguno de sus préstamos rápidos.

Los préstamos rápidos por Internet.

La mayoría de los créditos rápidos se pueden realizar a través de Internet, necesitando pocos menos que un teléfono móvil y una cuenta corriente en España para solicitarlos. Solicitar uno es cuestión de conectarte a internet, comprobar cuál de los minicréditos se ajusta más a tus necesidades y hacer click. Así de sencillo.

A la hora de pedir este tipo de créditos has de planificar rápidamente la devolución. La rapidez, falta de avales y comodidad de hacerlo a través de Internet supone también unos intereses sensiblemente superiores a los de la banca tradicional, especialmente si nos los devolvemos a tiempo.

Cuando nos retrasamos a la hora de pagar uno de estos préstamos que nos da acceso a dinero rápido, podemos ampliar la fecha de vencimiento del préstamo por una semana, catorce días o incluso un mes, aunque generalmente esta opción acarreará un aumento de los intereses pactados, o un nuevo interés.

Has de tener en cuenta que la opción de solicitar una ampliación de la fecha de vencimiento suele ser más económica que hacer frente a los intereses de demora pactados o a la totalidad del préstamo, en caso de que dicho préstamo tenga una cláusula de vencimiento anticipado.

Ser deudor, además, tiene otras consecuencias negativas: se deberá pagar una comisión por posiciones deudoras, que tiene un precio aproximado de unos veinte euros. Además, dicho deudor podrá ser incluido en algún fichero de morosidad, como el de la ASNEF, la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito.

La inversión en mercados de divisas accesibles

Invertir en bolsa es otra buena opción cuando andamos cortos de dinero. Puede resultar paradójico que, en una situación donde necesitemos dinero, vayamos a gastar más dinero en el mercado de divisas. Pero, bien jugadas nuestras cartas, puede ser una opción tan buena como otra para multiplicar nuestro dinero y de esa forma hacer frente a nuestras deudas.

El mercado de divisas o Forex es un mercado mundial y descentralizado donde puedes comprar y vender divisas extranjeras. Funciona veinticuatro horas al día durante cinco días a la semana, y sirve para regular el flujo mundial de divisas. Comienza con el Forex de Australia y termina con el cierre del mercado estadounidense.

Hay diversos Forex, pero una buena forma de empezar, debido a que los rendimientos son más altos y es un mercado más desconocido, es el Forex de la República Argentina, al que puedes acceder a través de este enlace www.forexargentina.org. En este mercado de divisas, por ejemplo, podemos comprar pesos argentinos baratos y venderlos más caros a cambio de dólares o euros americanos.

Al final, para salir de un bache o darnos ese caprichito que necesitamos debemos realizar pequeñas inversiones o sacrificios, y sobre todo, tener el ansiado dinero fresco para continuar con nuestro día a día y salir adelante.