Con la tecnología, el futuro ya está aquí

|

Valorar:
preload

09-07-2019

La tecnología ha avanzado a un ritmo vertiginoso en las últimas décadas, y a día de hoy disponemos de aparatos electrónicos que hace años eran impensables e inimaginables.

La evolución de la tecnología

La tecnología ha alterado por completo nuestro estilo de vida. Cada vez tenemos más aparatos electrónicos que empleamos en nuestro día a día. Actividades que antes hacíamos de manera manual, ahora las realizan distintos aparatos.

Pongamos varios ejemplos. Antaño, cuando querías levantarte a una determinada hora, lo hacías con la luz solar o bien con el canto de un gallo. Eso quedó muy pero que muy atrás. Llevamos décadas con despertadores y, más recientemente, con las alarma del móvil.

Pero vayamos a un ejemplo más reciente.

Antiguamente limpiábamos nuestro hogar con escoba, fregona, trapos y demás utensilios. Ahora eso parece que quedó atrás con las aspiradoras o el robot Roomba, que es capaz de detectar objetos y limpiar cada rincón de tu hogar sin que tú intervengas. Tú única tarea es programarlo y el aparato se encargará de todo. Incluso puedes irte al trabajo y ver, al volver, que tu suelo está brillante como nunca.

Lo mismo ocurre a la hora de cocinar. Los robots inteligentes de cocina se encargan de cocinar el plato que dedicas en cualquier momento, sin necesidad de que te sepas la receta. Solo tienes que indicar el guiso, salsa o postre que quieras comer y el robot te indica los ingredientes necesarios, el tiempo que tardará en hacerlo y ¡listo!

Pero no solo ha cambiado la manera de realizar las tareas del hogar. También la manera de relacionarnos con los demás, las técnicas de publicidad o los métodos de trabajo.

Actualmente, es raro encontrar un trabajo en el que no se empleen ordenadores, móviles o cualquier otro aparato electrónico e internet. Cualquier documento, contacto con un cliente, búsqueda de información, se hace a través de la tecnología. De hecho, incluso las reuniones han pasado de ser presenciales a hacerse por webcam.

Por su parte, las relaciones ahora se basan en mensajes de aplicaciones como WhatsApp y likes en redes sociales como Facebook o Instagram.

De hecho, si quieres conocer a una persona, ya no lo haces en la calle, sino que recurres a aplicaciones móviles enfocadas a ello, como Tinder, y solo tienes que mover el dedo en una u otra dirección para indicar si te interesa o no conocer a la persona que te ha lanzado la solicitud.

Nuevas opciones en tu negocio

Sigamos con los ejemplos. En publicidad, antes lo frecuente era anunciarte por televisión o radio o, cómo no, con folletos o tríptico que incluían algunas fotos de un negocio, la dirección, el número de teléfono y algún descuento.

Una campaña de publicidad estaba muy enfocada a eso. Sin embargo, ahora, aunque siguen existiendo y algunas empresas optan por ese medio, existen muchas otras alternativas a la cartelería y el reparto de folletos.

Gracias a la tecnología, ahora puedes publicitarte en pantallas LED que se ubicarán en tiendas, centros comerciales u otros establecimientos.

Además, lo tienes relativamente fácil. Con Visual Led podrás elegir las dimensiones concretas de tu pantalla LED. Igualmente, podrás elegir entre pantallas de interior, banderola LED, rótulos y letreros o Mupi-totem LED.

Es decir, puedes publicitarte a tu gusto y tenerlo controlado por ordenador, video procesador o con un reproductor multimdia.

Cada vez son más las empresas que optan por estos medios para dar a conocer su producto o servicio.

La tecnología también llega al espionaje

El avance de la tecnología también ha contribuido a la labor de policías y/o detectives.

Mientras que antes el aparato primordial era una cámara de fotos, ahora las posibilidades se han multiplicado. Una camara espia puede estar incrustada en cualquier objeto que te imagines: bolígrafos, unas gafas de vista o de sol, un marco de fotos, despertadores, relojes de pared o de mano, llaveros, etc.

Las cámaras espía son pequeños pero potentes dispositivos de espionaje que graban vídeo y audio y que se camuflan en una gran variedad de objetos de uso común, lo que hace que sea mucho más sencillo captar imágenes o audios sin la sospecha de nadie.

Una cámara espía oculta es una herramienta utilizada por detectives privados y demás profesionales: policías, periodistas… que en un momento dado deben dejar constancia de determinadas situaciones.

Permiten grabar con el usuario presente en el momento que se produzca el hecho o situación o bien, ubicándolas de manera estratégica, consiguen poner al descubierto otras realidades grabando sin que los usuarios de las cámaras pequeñas para espiar estén presentes.


Como ves, la tecnología ha avanzado mucho (y sigue haciéndolo), y ha transformado por completo nuestra realidad y nuestros hábitos diarios, así como las maneras de comunicarnos con los demás, informarnos de los acontecimientos y trabajar.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.