La campaña política de cara a las elecciones del próximo 4 de mayo en la Comunidad de Madrid está dejando ver el lado más oscuro de nuestro país. Durante los últimos días, hemos sido espectadores de cómo varias personalidades del Gobierno recibían amenazas de muerte y, fruto de ello, numerosos periodistas y comunicadores se han pronunciado al respecto.

Uno de ellos ha sido Andreu Buenafuente que, como presentador del programa Late Motiv, ha lanzado una reflexión acerca de la peligrosidad de que, en pleno siglo XXI, se están dando este tipo de situaciones.

"Cuando hay una campaña electoral, les permitimos a los políticos hacer de todo", afirmaba el catalán antes de enumerar una lista de ejemplos absurdos para dar un poco de humor al asunto. "Pero hay cosas que nunca deberíamos tolerar, como que se ponga en riesgo la convivencia", continuaba el presentador, señalando que "los discursos de odio y las amenazas (...) no se pueden permitir en una democracia, si es que queremos mantenerla".

Y es que el ambiente de crispación que está tiñendo esta campaña electoral ha alcanzado unos niveles que no esperábamos e, incluso, está enfrentando a los ciudadanos, dividiéndolos en bandos. Por ello, Buenafuente ha explicado que es mejor "no remover este barrizal en el que algunos quieren convertir la política".

Así, para evitar meterse en contiendas, el presentador ha hecho hincapié en la necesidad de hacer uso del humor, "un arma, esperemos, mucho más fuerte que el odio". Pese a todo, Andreu ha sentenciado que "hoy y estos días, la política no tiene ni puta gracia".