Cómo entender la factura de la luz, paso a paso

|

Valorar:

La factura de la luz es uno de los factores importantes para entender cómo funciona el consumo del hogar, cuánto se gasta y en qué. Sin embargo, para muchos consumidores es complicado entender al completo todos los conceptos que en ella se reflejan.

Es por ello que la Organización de Consumidores y Usuarios ha elaborado una guía para saber descifrar, paso a paso, la factura de la luz.

Para empezar a entender y leer correctamente la factura de la luz hay que saber que esta se divide en dos conceptos fundamentales:

  • El coste fijo por disponer de electricidad, que se paga por cada kW de potencia contratada.
  • El coste de la electricidad consumida en los diferentes tramos horarios que tenga nuestra tarifa.

A estos dos grandes apartados, hay que añadirle otros conceptos, como los impuestos, el alquiler del contador y otros servicios, entre otras cosas. Además, hay que tener claro que en el mercado regulado todas las compañías estructuran igual la factura, mientras que en el mercado libre puede variar de una a otra.

Otro factor que hay que tener claro es la diferencia entre:

  • La distribuidora: es a quien se pagan los peajes y cargos.
  • ​La comercializadora: cobra lo que es propiamente el coste de la energía.

En el mercado regulado, la factura de la luz es siempre igual, por lo que los conceptos en los que se divide y la forma de estructurarse es la siguiente en todos los casos, según la OCU:

  1. Nombre de la compañía. Es la clave para saber si estás en el mercado libre o regulado. Debes fijarte bien, aunque ahora ya no es tan fácil confundir a las del mercado libre con las del regulado, ya que OCU forzó a que las comercializadoras cambiarán sus nombres para evitar esa confusión. Estás en el mercado regulado si tu compañía es Energía XXI, CurEnergía, Comercializadora Regulada Gas&Power, Baser, Regsiti...
  2. Nº de factura. Este número ayudará a identificar correctamente los importes reclamados si vas a plantear una reclamación por la facturación.
  3. Periodo de consumo. Debe ser mensual, salvo excepciones (regularizaciones de consumos atrasados, cambios de tarifa, contador analógico…).
  4. Código Unificado de punto de suministro CUPS. El CUPS (Código Unificado de Punto de suministro) identifica tu instalación de forma inequívoca. Este código se mantiene, aunque cambies de comercializadora.
  5. Tipo de Contrato. Con las nuevas tarifas, en todos los casos aparecerá que tienes contratada la tarifa PVPC y siempre será con discriminación horaria en 3 periodos. Si tienes contratado el bono social, en ese espacio te lo indicarán, así como el porcentaje de descuento que te aplican (25% o 40%).
  6. Peaje de transporte y distribución. Todos los contratos de menos de 15 kW (tanto en el mercado libre como regulado) son con la tarifa 2.0TD.
  7. Potencia contratada. En la actualidad es posible tener 2 potencias contratadas, una para el periodo punta y otra para el valle, y ambas se mostrarán aquí. Ajustar bien la potencia a tus necesidades es una de las medidas para reducir la factura.
  8. Referencia del contrato de acceso. Entre paréntesis aparece el nombre de tu distribuidora. Es muy interesante que te registres en la web de tu distribuidora (o como alternativa en Datadis.es) para acceder a tus datos de consumo hora a hora, ver los picos de potencia y otros datos del suministro.
  9. Fecha final del contrato. En el mercado regulado no tiene importancia porque el contrato se renueva automáticamente año a año. En el mercado libre sí es importante esa fecha, porque las tarifas se pueden actualizar en cada renovación.
  10. Información de consumo eléctrico. el gráfico muestra tu consumo de los últimos 14 meses en cada tramo horario. Las claves de color indican si son consumos reales o estimados. La línea negra muestra tu consumo medio mensual. Bajo el gráfico, aparece tu consumo medio diario en el periodo facturado y el de los últimos 14 meses. Además, aparecerá el consumo total anual acumulado, una referencia muy útil para utilizar el comparador de tarifas de OCU. En este caso, es de 2.446kWh.
  11. Lectura actual. Con indicación de si real o es estimada. Se muestra solo la lectura actual. Para ver la lectura anterior y comprobar que el consumo es correcto hay que consultar la factura del último mes. Esto es una dificultad para hacer el seguimiento de los consumos, pero en el borrador de modelo incluso omitían la información de la lectura actual.
  12. Consumo en cada tramo horario. Junto a cada lectura del contador aparece el consumo factura en ese periodo en horario punta, llano y valle. Pero no está toda la información. Las comercializadoras deberán incluir también cuál es el pico de potencia máximo que ha tenido en horario punta y valle durante los últimos doce meses. Con esa información podrá ajustar mejor la potencia contratada.
  13. Atención al cliente y reclamaciones. Te informa de los teléfonos de contacto (que deben ser gratuitos) y del número para Reclamaciones de tu comercializadora, así como dónde te debes dirigir en caso de avería.
  14. Facturación por potencia contratada: es el término fijo de tu factura, lo que vas a pagar aunque no consumas nada. No es idéntica todos los meses porque se cobra por días y hay meses de 28, 30 o 31 días. Incluye el importe de peajes y cargos y el importe por margen de comercialización fijo.
  15. Importe por peajes y cargos: se cobran para cada periodo, Punta y Valle. Según el BOE, se deben mostrar sumados, pero algunas comercializadoras los desglosan cobrando por un lado peajes y, por otro, cargos en cada horario.
  16. Importe por margen de comercialización fijo. Las comercializadoras reciben 3,113 euros por kW y año como margen de comercialización del que deben extraer su beneficio. Este importe no ha cambiado con las nuevas tarifas, pero al haber dos potencias, se debe cobrar solo sobre el horario punta.
  17. Facturación por energía consumida: con PVPC hay tres tramos horarios para la energía consumida: punta, llano y valle. Para cada uno de ellos se cobran dos conceptos, los peajes y cargos y el coste de la energía.
  18. Los peajes y cargos: el consumo en cada periodo horario hay que multiplicarlo por el precio de cada uno de los conceptos.
  19. El coste de la energía: según el modelo oficial publicado en el BOE, este importe se debe mostrar sin desglosar y sin mostrar el precio unitario global, con un único concepto con el importe total a cobrar. OCU ha denunciado esta situación por entender que se debe desglosar el precio de la energía en cada tramo horario, igual que para el resto de conceptos. Sería más fácil que este bloque de información se organizara por tramos horarios con su desglose y luego se mostrase la suma de todos los conceptos. Así sería posible conocer el precio total del kWh en cada tramo horario.
  20. Impuesto sobre la electricidad, es el 5,1127%.
  21. Alquiler de equipos de medida. Está regulado por la Administración. Se calcula multiplicando el nº de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, salvo que el contador sea tuyo.
  22. IVA. Se aplica el tipo del 21% de IVA a la suma del total de la factura, aunque las medidas excepcionales como consecuencias del encarecimiento de la energía en el mercado mayorista han establecido el 10% hasta diciembre de 2021 mientras se mantengan los elevados precios.

Las facturas del mercado libre no se ajustan a un modelo concreto, aunque algunos conceptos son obligatorios, por lo que aparecen en todas ellas. Así, estos son, en rasgos generales, los apartados para entender la factura eléctrica:

  1. Nombre. Si no sabes si estás en el mercado libre o regulado, fíjate en el nombre de la compañía: si es Iberdrola Clientes, Endesa Energía, Naturgy, Repsol, TotalEnergies… estás en el mercado libre.
  2. Potencia. Es fundamental saber qué potencia punta y valle (ahora se pueden elegir potencias diferentes) tienes contratada. También podrás ver la potencia contratada en los detalles que te facturan.
  3. Periodo de facturación. Incluye la fecha anterior y la nueva fecha de cierre. El periodo de facturación suele ser mensual o bimestral, pero los días en concreto pueden oscilar de una factura a otra.
  4. Número de Factura. Es un dato relevante que te ayudará a identificar la factura si tienes que reclamar.
  5. Evolución del consumo. Todas las facturas en el mercado libre deben incluir como mínimo un gráfico que permite comparar el consumo de la última factura con el consumo en el mismo periodo del año anterior. En esta factura se incluye el gráfico con el histórico del consumo mensual y otra información adicional.
  6. Detalles del consumo hora a hora. El contador registra los consumos hora a hora, día a día. Esta información está disponible en la web de la distribuidora (que no es la de la comercializadora). Dentro de la información que debe aparecer en la factura, se encuentra la identificación de la distribuidora y la web en la que te puedes registrar para hacer el seguimiento de tu consumo.
  7. Potencia facturada. Se trata del término fijo que se paga en función de la potencia punta y valle que se haya contratado. El precio de la potencia es habitual que aparezca detallado con un precio diario. Ahora puede tener potencias diferentes en horario punta y valle. Como el horario valle es muy barato puede mantener ahí una potencia algo más elevada y tratar de ajustar correctamente la potencia punta. A diferencia del mercado regulado, no tienen obligación de desglosar el precio en peajes, cargos, margen de comercialización… pueden cobrar el importe que quieran.
  8. Energía facturada. La factura debe incluir los kWh consumidos y el precio total. Tampoco tienen obligación de detallar el coste de cada uno de los conceptos (peajes, cargos, energía…). En esta factura de referencia aplican un único precio las 24 y por ello no necesitan desglosar el consumo y precio de cada uno de los tres tramos horarios.
  9. Impuesto sobre la electricidad, es del 5,1127% sobre el importe.
  10. Servicios y otros conceptos. Aquí aparecen otros servicios que no son estrictamente la energía.
  11. Alquiler de equipo de medida. Está regulado por la Administración. Se calcula multiplicando el nº de días del período de facturación por el precio del alquiler del contador, salvo que el contador sea tuyo.
  12. Otros servicios. En el mercado libre es habitual tener activados otros servicios como el de mantenimiento o reparaciones urgentes. Son de contratación voluntaria. Por tanto, si tiene contratado alguno de ellos, valore si realmente lo necesita. De lo contrario, solicite la baja tras revisar cuándo puede hacerlo sin coste (en cualquier momento o al renovar el contrato).
  13. IVA. Se aplica sobre todos los conceptos de la factura, incluido el impuesto de la electricidad. Por defecto es del 21%, pero transitoriamente hasta finalizar 2021 se mantendrá en el 10% si el precio de la electricidad en el mercado mayorista alcanza los 45 euros de media.
  14. Fecha final del contrato. Es una fecha si estás en el mercado libre, ya que puede ser el momento en el que puedas dar de baja un servicio de mantenimiento sin coste o de cambiar de comercializadora sin penalización.
  15. Empresa Distribuidora. La distribuidora no se puede elegir, pero es importante que la tengas identificada porque esta compañía se encarga de resolver las averías, hacer las lecturas del contador y de dar acceso a todos los datos de consumo registrados por tu contador.
  16. Identificación del Punto de Suministro (CUPS). Es un dato fundamental para identificar el suministro. Aunque algunas compañías permiten el cambio de compañía solo a partir de la dirección lo más seguro es identificar siempre su suministro a partir del número CUPS
  17. Consumo desagregado por periodos de facturación. En vez de incluir esta información en el gráfico, optan por incluirlo aquí con el detalle de los kWh consumidos en cada franja horaria (punta, llano y valle) aunque con esta tarifa pagará todo al mismo precio. Curiosamente, mientras que en el mercado regulado no se ofrece el detalle desglosado del término energía en cada periodo ni globalmente, la factura en el mercado libre exige que el usuario conozca el precio final que va a pagar por kWh consumido en cada tramo.
  18. Importes por peajes y cargos. Pese a no facilitar los datos desglosados, la norma les obliga a indicar qué importe de la factura está destinado a cubrir esos costes regulados.
  19. Reclamaciones. Este bloque incluye toda la información necesaria para contactar con la compañía y presentar una reclamación.

La factura también debe informar de la existencia de penalización por cancelación anticipada del producto y fecha a partir de la cual no la hay, así como de los picos de potencia máxima y mínima durante los últimos 12 meses.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.