Los chimpancés son una de las especies animales con las que más vínculos compartimos los humanos. Por eso, sus reacciones ante determinadas circunstancias no dejan de asombrarnos.

Es lo que ha ocurrido en el zoológico de Sedgewick, en Kansas, EE UU. Allí, una hembra de chimpancé llamada Mahale, dio a luz recientemente a un bebé macho, pero el parto fue más complicado de lo previsto.

El bebé nació mediante cesárea, y nada más nacer tuvo que recibir tratamiento neonatal. Durante dos días, el pequeño, que ha sido bautizado como Kucheza, que significa "jugar" en swahili, estuvo separado de su madre.

Pero la espera mereció la pena. Cuando el pequeño estaba recuperado, fue depositado entre unas mantas en el recinto donde estaba su madre Mahale, y la escena fue grabada en vídeo.

En las imágenes se ve cómo Mahale se da cuenta de que su bebé está junto a ella, y entonces se apresura a sujetarlo y a apretarlo contra su pecho, en una escena que se ha hecho viral en redes sociales.

En el nacimiento de Kucheza no solo han participado los veterinarios del zoo, sino que estos contaron con la colaboración de expertos en ginecología del College Hill Obstetrics and Gynecology, en Wichita.