El bebé de 25 días fue trasladado en ambulancia al hospital Son Espases. | PROTECCIÓN CIVIL DE LLUCMAJOR

W
4

Los servicios sanitarios, agentes de la Policía Local y voluntarios de Protección Civil salvaron este viernes por la tarde la vida a un bebé de 25 días que se atragantó en un domicilio de Llucmajor. Los equipos de emergencias recibieron el aviso de que los padres de un recién nacido necesitaban ayuda porque el pequeño se había atragantado.

Agentes de la Policía Local de Llucmajor, junto con seis indicativos de Protección Civil -un enfermero y dos técnicos sanitarios- se desplazaron con urgencia hasta la vivienda donde se encontraba la familia intentando auxiliar al bebé. El servicio de Emergències 112 de les Illes Balears informó por teléfono a los padres del pequeño cómo tenían que actuar y qué maniobras debían realizar.

Los sanitarios de Protección Civil que acudieron a la casa llevaron a cabo una primera asistencia hasta la llegada de la ambulancia, que lo trasladó con urgencia hasta el hospital Universitario de Son Espases, en Palma.