Balears pierde doce puestos en el ranking de competitividad europeo

| | Palma |

Valorar:
preload
Balears sube diez puestos en el subíndice de innovación, que incluye sofisticación empresarial.

Balears sube diez puestos en el subíndice de innovación, que incluye sofisticación empresarial.

24-03-2017

Balears sale mal parada en una estadística de competitividad por enésima vez. En esta ocasión la Unión Europea ha publicado una nueva edición de su Índice de Competitividad Regional de 2016, que actualiza el anterior de 2013, y las Islas siguen a la cola. Pierden doce puestos y se sitúan en la posición 200 de 263.

Balears presenta un alto nivel de desarrollo -aunque no el más alto- y un nivel de bienestar que la sitúan en la parte baja del ranking. Se queda cuatro puntos por debajo de la media europea en Producto Interior Bruto per cápita, y se sitúa en el puesto 112 de 263. Sin embargo, cuando se mide la competitividad baja hasta el puesto 200.

Las mayores fortalezas de las Islas son salud, educación básica y preparación tecnológica. En salud el Archipiélago obtiene una puntuación de 87,7 sobre 100 y se sitúa en el puesto 39 de 263; en educación básica consigue 69,3 puntos y se coloca en el puesto 12 sobre 28, como el resto de comunidades españolas; y en preparación tecnológica obtienen 64,1 puntos sobre 100, lo que sitúa a la comunidad en el puesto 151 de 263.

En el resto de dimensiones estudiadas, Balears suspende. La peor nota se la llevan las infraestructuras, con una puntuación de 13,50 sobre 100, y se queda en el puesto 201 de 263. En innovación solo obtiene 15,8 puntos sobre 100 y se queda en el puesto 233 de 263, es decir, entre las 30 regiones de la cola. En tamaño del mercado saca 18,5 puntos sobre 100 y obtiene el puesto 189 del ranking; mejor le va en sofisticación de los negocios, donde obtiene 30,6 puntos y se queda en el puesto 164. En instituciones el Índice de Competitividad Regional da a Balears 42,8 puntos, con lo que se queda en el puesto 169; una puntuación similar se lleva en educación superior y aprendizaje a lo largo de la vida, que se queda con 44,5 puntos. Precisamente, es en educación superior donde peor queda en el ranking el Archipiélago, en el puesto 240 de 263.

En eficiencia del mercado laboral, Balears tiene 44,8 puntos, lo que la sitúa en la posición 207 de 263. Y en estabilidad macroeconómica obtiene 48,5 puntos, y se queda en el puesto 24 de 28, que corresponde al puesto de España en el conjunto de la UE-28.

SUBÍNDICES. Lo cierto es que Balears pierde puestos relativos en dos de los tres subíndices en los que se basa el ranking. En el subíndice básico, que incluye las dimensiones de instituciones, estabilidad macroeconómica, infraestructuras, salud y educación básica, pasa del puesto 158 al 167, es decir, que desciende nueve puestos del ranking. Sin embargo, sigue siendo donde mejor posicionado está el Archipiélago. En el subíndice de eficiencia, pasa del 198 al puesto 222, con lo que baja 24 posiciones en la clasificación, alcanzando su peor imagen. El subíndice de eficiencia incluye la educación superior, el tamaño del mercado y la eficiencia del mercado laboral. En cuanto al subíndice de innovación, que incluye la preparación tecnológica, la sofisticación empresarial y la innovación, pasa del puesto 188 al 178, es decir, mejora en diez posiciones.

MENOS DESARROLLO. Una de las peores noticias que se deducen del informe es que Balears pierde posiciones también en cuanto a desarrollo. Si el ranking de 2013 la incluía en el grupo de regiones más desarrolladas, en el de 2016 ha perdido esta privilegiada posición, ya que ha pasado de un nivel de desarrollo 5 al 4. Esto es debido a que pierde bienestar relativo, medido por PIB per cápita en paridad de poder adquisitvo. Las regiones que se sitúan en el nivel 5 presentan un índice de PIB per cápita entre 2012 y 2014 superior a 110 en comparación con la media europea, que es 100. En cambio, los que ocupan la posición 4 presentan tienen un nivel de PIB per cápita entre 90 y 110, que es donde hay que situar a Balears.

De hecho, considera que el Archipiélago muestra debilidad en comparación con las 15 regiones con un Producto Interior Bruto per cápita similar, que son Mediodía-Pirineos, Alta Normandía, Aquitania, Alsacia y los Países del Loira (Francia); Escocia oriental, Leicestershire, Rutland y Northamptonshire, Herefordshire, Worcestershire, Warwickshire y Yorkshire del Norte (Reino unido); Frisia y Drenthe (Países Bajos); Tréveris (Alemania); Eslovenia Occidental; Marcas (Italia), y Limburgo (Bélgica).

Visto dimensión por dimensión, Balears solo presenta fortaleza en comparación con esas 15 regiones similares por lo que hace a la salud y, en cambio, muestra debilidad en todas las otras áreas excepto educación básica y preparación tecnológica, en las que está a la par de las regiones similares en bienestar.

COMPARATIVA EN ESPAÑA. En cuanto a las comunidades de España, Balears ocupa una posición similar en competitividad a La Rioja (185), Comunidad Valenciana (186), Castilla y León (187), Murcia (210), Castilla-La Mancha (216) y Canarias (217). Entre las que ocupan una posición anterior a Balears -y, por tanto, mejor-, solo La Rioja presenta un mayor nivel de PIB per cápita en 2015, que son los datos más recientes que existen. En cambio, la Comunidad Valenciana y Castilla y León consiguen ser más competitivas que Balears aun teniendo un nivel de bienestar inferior, según el indicador. De acuerdo con la información de la Comisión Europea, La Rioja, Navarra y Catalunya comparten el mismo nivel de desarrollo que Balears. País Vasco, Navarra y Madrid superan al Archipiélago, mientras que el resto se quedan en un nivel inferior.

La curva que grafica la correlación entre PIB per cápita medio y puntuación en el índice de competitividad muestra que, a grandes rasgos, un mayor PIB per cápita está asociado a mayor competitividad, pero no es el caso de Balears. Las comunidades con una competitividad similar a Balears la obtienen con un nivel de bienestar inferior o, lo que es lo mismo, otras regiones europeas con el mismo PIB per cápita que Balears tienen un nivel de competitividad superior al del Archipiélago.

El informe también explica que las regiones más competitivas de Europa tienen un saldo migratorio positivo, es decir, que tienen más inmigración que emigración. Ese sí sería el caso de Balears.

El informe señala que la comparación temporal de los índices elaborados en 2010, 2013 y 2016 tiene dificultades técnicas porque hay diferencias metodológicas entre ellos, aunque señala que no hay cambios sustanciales. En este sentido, también se ha elaborado un mapa que señala las regiones donde las puntuaciones han registrado cambios más significativos más entre una edición y otra. Balears se ha considerado una región estable en el tiempo.

Entre 2013 y 2016 se observa que Murcia empeora significativamente y el resto de comunidades se mantiene estable. Y entre 2010 y 2013, Cantabria y La Rioja mejoraron sus puntuaciones, mientras que Catalunya y Andalucía empeoraron.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.