La saturación no llega a Son Sant Joan

|

Valorar:
preload
Aeroport Son Sant Joan.

La zona de los autobuses de servicio discrecional se llena de turistas cuando llega la hora de salir hacia los respectivos hoteles.

23-04-2016

El aeropuerto es la principal puerta de entrada de Mallorca, aunque no la única. Son Sant Joan sobrepasó el pasado julio los cuatro millones de pasajeros en un mes excepcional. La saturación turística se ha convertido en un problema capital para Balears y, principalmente, para Mallorca. Son Sant Joan, al menos de momento, no se satura. Los controladores aéreos han denunciado la necesidad de incrementar su plantilla para afrontar los numerosos vuelos programados, aunque hasta el momento no se han producido grandes retrasos, más allá de los habituales en cualquier mes de verano. En todo caso, ENAIRE, que gestiona el espacio aéreo, ha confirmado que en breves semanas se incorporarán hasta 25 nuevos controladores.

La gestión del aeropuerto es competencia de AENA. José Antonio Álvarez, director del aeropuerto de Son Sant Joan, se muestra orgulloso y muy satisfecho de los servicios que ofrece, tanto a los pasajeros como a las compañías aéreas. En este sentido, considera que el aeropuerto también padece las consecuencias del cambio de modelo turístico que va ganando terreno.

En todo caso, la capacidad actual de Son Sant Joan no se aprovecha al 100%. De hecho, el Documento de Regulación Aeropotuaria sitúa la capacidad total del aeropuerto mallorquín en 34.000.000 de pasajeros, cuando el pasado 2016 transitaron por Son Sant Joan 26.253.882. De igual forma, el campo de vuelo podría acoger hasta 79 operaciones por hora, cuando solo están autorizadas un total de 66. De hecho, no es habitual alcanzar las 66 operaciones y, evidentemente, son mayoría las horas del día en las que la cifra de vuelos es sensiblemente inferior.

Otro factor a considerar es que si a los pasajeros llegados les restamos los que han abandonado la Isla ese día comprobaremos cómo el índice de presión humana ha subido poco más de un 1%, cuando el número de turistas se ha incrementado mucho más.

LAS RAZONES. Las razones que justifican la masiva llegada de turistas son múltiples y variadas. José Antonio Álvarez tiene claro que el crecimiento de pasajeros y operaciones en Son Sant Joan durante los dos últimos años "no puede explicarse con un solo argumento, sino que es producto de la suma de diferentes variables".

El principal factor que justifica el aumento de pasajeros en Son Sant Joan es la clara tendencia a la baja de la estancia media. En este sentido, los viajes son más cortos y son necesarios más turistas para alcanzar y aumentar las pernoctaciones de años anteriores. En la actualidad no hay una estadística genérica sobre la estancia media, sino que se ofrece en función del tipo de alojamiento. Pues bien, en el caso de los hoteles la estancia media se ha reducido poco, pero de manera progresiva: si la estancia media era de 5,73 días entre enero y julio de 2008 en Mallorca, en 2016 fue de 5,45 días. Sin embargo, en el caso del turismo rural esta reducción ha sido mucho más brusca, ya que en 2008 era de 4,63 días para el mismo periodo mientras que en 2016 fue de 3,92 días. Y donde más se nota que los turistas pasan menos días en la isla es en el caso de los apartamentos turísticos. En 2008 estaban 9,29 de media (contando los meses de enero a julio), que en 2009 pasó a 8,85 días y en 2010 -en plena crisis en todos los países europeos, emisores de turistas- fue de 6,48 días. Luego se recuperó hasta los 7,51 días en 2011, pero en 2016 fue de 6,9 días.

Esta estadística responde a la tendencia de segmentar las vacaciones, frente al hábito de los 60 y los 70 de hacer viajes más largos.

Directamente relacionado con el descenso de la estancia media, nos encontramos con el incremento denominado del city break, escapadas de tres o cuatro días en cualquier momento del año a ciudades próximas.

Otro factor que ha 'regalado' un buen número de turistas a Mallorca es, sin duda, la inestabilidad geopolítica del norte de África. La falta de seguridad en países tradicionalmente competidores como Egipto, Túnez o Turquía, ha provocado un incremento de turistas en Mallorca que, previsiblemente, se mantendrá al menos durante unos años. En todo caso, la consolidación de destinos relativamente nuevos como Croacia puede restar turistas a las Islas en un futuro no muy lejano.

Además, evidentemente, el incremento del alquiler vacacional está provocando también un sustancial aumento del número de pasajeros. Se trata de un fenómeno nuevo, pero que ya atrae a un buen número de turistas cada año.

El descenso del precio del petróleo, con el consiguiente abaratamiento de los vuelos, tiene una importancia capital. El auge de las compañías low cost y la incorporación de nuevas aeronaves a las flotas de las compañías tradicionales -mucho más eficientes- está contribuyendo también a la proliferación de viajeros.

JULIO. El aeropuerto acogió el pasado julio un total de 4.157.378 pasajeros en 28.970 operaciones. Es decir, que durante el pasado julio llegaron a Son Sant Joan 449.066 pasajeros más que durante el mismo mes de 2016, un 5,2% más. Las operaciones se incrementaron un 5,03%.

Es imposible analizar las cifras estadísticas si no tenemos en consideración que el año 2016 fue excepcional, el que registró el mayor número de pasajeros y operaciones de la historia. En este sentido, hay que destacar que el incremento de julio de 2015 al mismo mes de 2017 ha sido de 653.076 pasajeros y que porcentualmente el aumento se sitúa en el 18,64%. Las operaciones han aumentado un 18,41% de 2015 a 2017.

DE ENERO A JULIO. Un total de 15.527.397 de pasajeros han pasado por Son Sant Joan de enero a julio de 2017. Son 967.176 más que durante el mismo periodo de 2016. Es decir, el incremento se ha situado en el 6,6%. Si analizamos los tres últimos años, nos encontramos que de enero a julio de 2017 han pasado por el aeropuerto mallorquín 2.482.599 más que en 2015 y que el aumento se sitúa en el 19%. El incremento de operaciones entre 2015 y 2017 ha sido de enero a julio del 18,41%.

Desde la dirección del aeropuerto de Palma se trabaja para conseguir que la masificación no afecte a Son Sant Joan. En este sentido, por ejemplo, la infraestructura palmesana renovó y amplió el control de seguridad para pasajeros. La zona cuenta ahora con un total de 20 puertas automáticas de lectura de tarjetas de embarque en cada filtro. Además, se han instalado mesas más largas en las zonas previas a los controles para conseguir que el paso de los pasajeros sea más cómodo. Se ha habilitado también un paso prioritario para familias que viajan con niños. Son Sant Joan instaló también un proyector de gran formato para que los viajeros estén informados en todo momento sobre los pasos que hay que seguir.

El Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) contempla acciones y proyectos de inversión desde este año y hasta 2021. En total las inversiones previstas hasta 2021 suponen 292,84 millones de euros. Este presupuesto contempla dos grandes inversiones estratégicas en Son Sant Joan. Se trata de la mejora del Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes (SATE) para aumentar su capacidad punta. Está previsto que la reforma esté finalizada en el mes de abril de 2019 y la inversión será de 10,95 millones de euros.

La segunda inversión estratégica programada para el aeropuerto de Palma son las salidas rápidas en pista 06L-24R, que se prevé que entre en funcionamiento en diciembre de 2021, después de una inversión de 3,68 millones de euros.

Otras inversiones, como la adaptación al diseño funcional del aeropuerto (140,82 millones de euros), tienen la consideración de relevantes. De igual forma, se considera también una inversión relevante la habilitación de nuevos pasillos rodantes, ascensores y puntos de información, que supondrá un desembolso de 4,03 millones de euros.

Las previsiones que recoge el DORA aseguran que Son Sant Joan tendrá un tránsito de pasajeros de poco más de 28.500.000 viajeros, lo que supone un aumento del 8,73% entre 2017 y 2021, un 1,7% de media anual.
En 2017, de enero a julio, el día de mayor movimiento en Son Sant Joan fue el pasado 29 de julio, puesto que un total de 168.674 pasajeros transitaron por el aeropuerto palmesano en 1.115 operaciones.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.