Vega-Trem inventa un revolucionario puente flotante para guitarras

| Palma |

Valorar:
preload
Los fundadores de Vega-Trem muestran el puente flotante para guitarras

Andrés Salleras e Isaac Vega posan junto a una Stratocaster que tiene insertado el puente móvil que han creado.

19-09-2018 | Joan Torres

Superar los límites sonoros de las guitarras eléctricas convencionales era el reto. Andrés Salleras e Isaac Vega son los fundadores de la empresa Vega-Trem, que comercializa el puente flotante VT1 Ultra Trem para la mítica guitarra Stratocaster.

El puente flotante inventado por Salleras y Vega permite mejorar el sonido. Permite la movilidad del instrumento, tanto hacia adelante como hacia atrás, para conseguir mayores vibratos y de mayor duración sin dañarlo, con un mecanismo que está diseñado para que actúe en ambas posiciones.

Además, sus creadores han conseguido que estos puentes tengan un tamaño más reducido a fin de que encajen en la ranura natural de la guitarra: “En 1978 hubo una marca que consiguió puentes móviles por dos lados, pero eran tan grandes que, o venían así de fábrica, o se tenía que modificar la madera del instrumento para que encajaran”, explica Andrés Salleras. “Algo a lo que muchos no estaban dispuestos por los altos costes de la guitarra”, añade.

Además, su facilidad de inserción permite que incluso pueda ser colocado por el propio usuario sin necesidad de acudir a un taller. Este proyecto surgió hace cinco años a raíz de Isaac Vega, guitarrista profesional, quien pensó en cómo mejorar los problemas de sonido y limitaciones de este instrumento. “Investigamos la forma de colocar puentes de menor tamaño pero gran resistencia y precisión”, añade Salleras.

Para ello, tuvieron como referencia la Stratocaster, un modelo creado en 1954 y considerado como el ‘padre’ de las guitarras eléctricas. Para sellar la calidad del producto, ambos tuvieron que realizar diversas pruebas de afinación y probar tipos de piezas y ángulos para así combinar la funcionalidad con el diseño en modelos que ya están en el mercado: “Hemos querido ir a juego con la antigüedad del modelo con puentes vintage, aunque con la tecnología de hoy en día”, explica Salleras.

PARA EXPERTOS. Estos puentes móviles, producto al que llaman VT1 Ultra Trem, están realizados sobre acero y se venden por 240 euros más IVA, por las características actuales del modelo. Este material “permite más tonalidad y sostén, una fijación con la guitarra en sí y su equilibrio”, indica Isaac Vega.

Además, han conseguido una sujeción a la guitarra con piezas de dos y cuatro tornillos adaptadores, en comparación a las de seis de los formatos originales. La primera remesa fue fabricada por una empresa de material quirúrgico y ya ha sido vendida al completo.

Este tipo de piezas está orientado a “guitarristas con profesionales porque tienen mucha precisión y, a la hora de tocar la guitarra, se deben movimientos muy tímbricos para que no restalle”, explica Salleras. Además, su uso exige experiencia porque “los puentes suenen muy armónicos para las subidas y las bajadas se acompañen sin que sean bruscas”, añade.

Dado el origen y el número de usuarios de la Stratocaster, sobre la que han trabajado, han conseguido que el 80% de sus ventas procedan de Estados Unidos, aunque “también hemos llegado a vender este producto en Reino Unido, Alemania, Polonia o Suiza”, subraya Andrés Salleras.

PROMOCIÓN. Precisamente este éxito en el país norteamericano ha sido el que les llevará a promocionarse en la National Association of Music Merchants (NAMM), una de las ferias de productos musicales más importantes del mundo, que tendrá lugar el próximo 27 de enero en California.

“Esta plataforma es muy importante para nosotros, ya que supone una lanzadera para darnos a conocer”, asevera Isaac Vega. En esta convención, la guitarra es la gran protagonista entre los instrumentos: “Tienen mucho impacto porque están hechas de distintos componentes y cada marca vende el tipo de material que fabrica para cada una de estas partes concretas, como es también nuestro caso”, relata Sarellas.

Únicamente dos empresas españolas, entre ellas Vega-Trem, han conseguido colarse en esta feria, algo que para ellos “es una suerte, porque nos hemos colocado en el mercado hace relativamente poco”, dice Sarellas.

Tras la finalización de la NAMM, sus creadores están pensando en nuevos productos para otro tipo de guitarras eléctricas, tanto para otro tipo de complementos en las mismas como clavijeros o cuerdas, y además otros puentes para otras variantes de este instrumento que estén disponibles en el mercado.

“Este segundo proyecto aún está en papel, queremos hacerlo realidad a medida que se introduzca la venta de los puentes”, asegura Andrés Salleras. También tienen la intención de acercarse al mercado francés e italiano y expandir su producto por Europa: “Sabemos qué problemas suelen tener los guitarristas profesionales y qué necesidades tienen, y trabajamos sobre tipos de piezas que tendrán un desgaste mínimo”, concluye Vega.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.