No ha habido rally de Navidad

| |

Valorar:

Si a finales del mes pasado todavía quedaban algunas bolsas relevantes en positivo, las caídas de este mes de diciembre han hecho cambiar de color a la mayoría.

Empezando por las bolsas más cercanas, las europeas han sufrido caídas significativas: Italia -5,51%, EuroStoxx -5,41%, España -5,92% y Alemania -6,20%.

En cuanto al IBEX destaca que este mes las únicas empresas que han cerrado en verde han sido las eléctricas, encabezadas por Iberdrola (+6,49%) y Endesa (+5,92%). En el lado opuesto se sitúan Inditex, que ha perdido un 17,50%, y Siemens Gamesa, que ha retrocedido un 14,54%, seguidas de la banca.

De las otras tres grandes, los bancos han seguido la tendencia del sector con caídas del 7,62% en BBVA y del 5,07% en Banco Santander. Por su parte Telefónica tampoco ha quedado bien parado con descensos del 5%.

Diciembre ha sido una puntilla para un 2018 de pérdidas muy significativas para las bolsas del Viejo Continente. Los descensos de doble dígito no son muy frecuentes, al menos de forma tan global: FTSE británico -12,48%, MIB italiano -16,15%, EuroStoxx -14,34%, DAX alemán -18,26%, e IBEX -14,97%.

Las bolsas norteamericanas y la japonesa han sido de las más castigas en diciembre: S&P -9,18%, Nasdaq -9,48%, y el Nikkei japonés -10,45%. Estas cuantiosas pérdidas les han impedido cerrar el año en verde ya que han acumulado descensos importantes del 6,54%, 3,88% y 12,48% respectivamente.

En los países emergentes aparecen dos excepciones a las caídas de 2018: el Bovespa brasileño se ha anotado un 15,03% (aun perdiendo un 1,81% en diciembre) y el Sensex indio un 5,91% (-0,35% en diciembre).

Otros países emergentes, con pérdidas durante el último mes del año superiores al 2%, han dejado números rojos anuales del 13,61% para Hong Kong; 17,28% para Corea y 24,54% para Shanghái.

2019 será un año apasionante y en el que se presentan nuevos retos tras un 2018 en el que, además de las bolsas, se depreciaron activos “refugio” como el oro, la plata, el petróleo e incluso la deuda pública a corto plazo.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.