2019: un año de incertidumbres para la economía de Balears

| | Palma |

Valorar:

El director de El Económico Pep Verger resume las previsiones económicas de los empresarios de Balears para el año 2019.

18-01-2019 | A.López

2019 ha llegado lleno de incertidumbres para la economía de Balears. Es una gran incógnita saber cómo afectará el brexit a la llegada de turistas británicos, nadie sabe aún si la recuperación de los mercados competidores como Turquía, Egipto, Túnez... frenará el número de visitantes a Balears o si los hoteleros isleños se verán obligados a bajar precios de forma importante. El incremento del precio del petróleo o las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China también pueden afectar a la economía isleña.

Carmen Planas, presidenta de CAEB, apunta que continuará el crecimiento en 2019, aunque a menor ritmo. “Las perspectivas apuntan a que el ciclo expansivo continuará durante el próximo año aunque con un ritmo de crecimiento menor.

Las principales causas de esta ralentización son los riesgos que presenta el panorama económico. El repunte del precio del petróleo, las restricciones impuestas a los flujos comerciales en el ámbito internacional, la incertidumbre sobre el brexit o el efecto de una futura subida del tipo de interés en la zona euro son las principales causas”, asegura.

Jordi Mora, presidente de PIMEM, prevé que 2019 esté lleno de incertidumbres. “Afrontamos un año lleno de incertidumbres. El comportamiento de la economía a nivel mundial, los efectos turísticos del brexit sobre Balears, nuestros competidores del Mediterráneo que han despertado, el gobierno central en una posición parlamentaria muy débil, entre otras tantas cosas, hacen complicado desarrollar una previsión. Es muy posible que por un criterio de inercia 2019 sea muy parecido a 2018”, indica.

Catedral

TURISMO. La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, Maria Frontera, prevé un año complicado. “La coyuntura actual en la que ya se ve un cambio de ciclo, con los escenarios de falta de estabilidad en ciertos países, unido a los procesos electorales en ciernes, nos lleva a pensar que será un año complicado. Los actuales descensos en las ventas son importantes. Las empresas deberán hacer un gran esfuerzo para mantener una posición de fuerza y seguir siendo competitivas”, asegura.

Gabriel Llobera, presidente de la Agrupación de Cadenas Hoteleras de Balears, prevé un 2019 complicado. “La recuperación de los otros mercados, los impuestos para las estancias turísticas y la devaluación de la lira turca hacen pensar en una temporada muy complicada. No va a ser un buen año. Ni de lejos”, asegura.

El presidente de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome), Luis Pablo Casals, asegura que la incertidumbre preside las previsiones para 2019. “A día de hoy, 2019 está lleno de incertidumbres. No tenemos un proyecto a medio y largo plazo que pueda situarnos como un destino competitivo”, explica.

El gerente de la Federación Empresarial Hotelera de Ibiza y Formentera, Manuel Sendino, asegura que “esperamos un 2019 normal, con las incertidumbres habituales de todos los años”.

Joan Miralles, presidente de Habtur, no tiene un claro pronóstico para 2019. “Las elecciones de 2019 nos plantean un abanico de posibilidades muy grandes. Las expectativas al respecto son positivas, aunque en última instancia dependerá de las decisiones que tomen los partidos políticos sobre el alquiler turístico, una nueva tipología de turismo que ha venido para quedarse”, afirma.

Antoni Abrines, presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Balears (Aviba), explica que 2019 puede venir marcado por la venta de última hora. “Será un año de mucha oferta en receptivo para atraer a clientes por precio y creo que nos espera una temporada muy marcada por la venta de última hora. El turismo emisor puede verse perjudicado por esta situación porque el residente se resiente de una mala temporada en receptivo”, indica.

SERVICIOS. El presidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Balears (Afedeco), Antoni Gayà, confía que 2019 sea mejor que el pasado 2018. “Nuestra ilusión es que 2019 sea mejor que el pasado año. Para ello, tenemos previsto impulsar una serie de actuaciones que van a beneficiar al sector. Queremos ser optimistas, pero somos conscientes de que eso no basta. Nuestro empeño se basa en trabajar al lado de nuestros afiliados para mejorar sus condiciones particulares y de cara a la Administración”, indica.

Toni Fuster, presidente de Pimeco, espera que 2019 sea mejor que el pasado 2018. “Esperamos y deseamos que 2019 sea mejor que 2018. Defendemos los intereses del pequeño comercio y lucharemos para que sea un año mejor. También estamos ante un año importante a nivel político. 2019 podría convertirse en un año de cambios. Esperamos, además, que las expectativas turísticas sean mejores y nos veamos beneficiados”, sentencia.

“La información que nos llega indica que será un año complicado. El turismo es un factor fundamental de nuestra zona. Si el turismo se ve perjudicado, nosotros también”, explica Mateo Martorell, presidente de la Asociación de Comerciantes de Olmos.

Francisco García, presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) en Balears, no confía en grandes mejoras en el sector. “No podemos esperar una mejora sustancial de la actividad y el empleo si no se hacen reformas que mejoren la productividad y dinamicen el consumo”, explica.

La presidenta de la Associació de Distribuïdors de Balears, Francisca Planells, contempla grandes incógnitas para este 2019. “La estabilidad política, la moderación del coste regulatorio y, sobre todo, el no incremento de la fiscalidad son condicionantes necesarios para asegurar que la debilidad del consumo no se convierta en otra crisis y que la actividad económica no se vea afectada”, asegura.

Vicenç Carbonell, presidente de la Asociación de Vendedores de Bicicletas, no vaticina un buen 2019. “Nuestras previsiones son negativas dadas las malas cifras actuales. La tónica no indica una mejoría en cuanto a ventas. Es cierto que el alquiler de bicicletas sí que puede tener un buen 2019. El turismo ha favorecido mucho esta parte del sector”, apunta.

Antoni Fuster, gerente de la Unión Balear de Entidades Sanitarias (UBES), confía en que 2019 sea, como mínimo, como 2018. “Esperemos que en 2019 se mantenga el nivel de actividad y seguimos apostando por una atención sanitaria muy próxima y accesible, por la mejora de la complementariedad con la sanidad pública y por la consolidación de la atención al turista de salud”, afirma.

“Por lo que vemos en las previsiones de reservas, esperamos un año más duro que 2018. Hay muchas incógnitas en el mercado y estaremos a expensas de las reservas de último momento”, argumenta Luis Nigorra, presidente de la Asociación de Campos de Golf de Mallorca.

El presidente de la Asociación de Salas de Cine, Rafael Salas, asegura que 2019 dependerá “de cómo vaya la economía en general”.

El presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de Balears, Jesús Salas, augura un año complicado. “La actividad del sector durante 2019 debería ir marcada con ayudas para adaptar las estaciones a las nuevas y más limpias fuentes de energía”, afirma.

Jaume Vaquer, presidente de la Asociación de Empresas Náuticas de Balears, afirma que durante 2019, como máximo, se mantendrán las cifras de 2018. “En general, se van a mantener las cifras de 2018, aunque algunos notarán una ligera recesión”, indica.

Diego Colón de Carvajal, presidente de la Asociación Española de Grandes Yates, es optimista. “Parece que el inicio de año se presenta con mucha actividad y con general optimismo para el ejercicio 2019”, argumenta.

La vicepresidenta de la Asociación de Instalaciones Náutico Deportivas de Balears (Anade), Isabel Teruel, asegura que 2019 es aún una incógnita. “Nos gustaría poder volver por lo menos a niveles de 2017 y, a ser posible, superarlos, pero es una incógnita. Las embarcaciones más pequeñas son muy susceptibles a cambios en la economía y las más grandes tienen la posibilidad de cambiar de destino rápidamente”, manifiesta.

“Es pronto para realizar una previsión exacta. El brexit o la situación de Alemania pueden hacernos mucho daño. Nuestras dos zonas de mayor trabajo son el puerto de Palma y el aeropuerto. Nuestro sector se ve muy tocado por el turismo. Tenemos grandes incógnitas para determinar con exactitud las previsiones de 2019”, indica Toni Cladera, presidente de la Asociación Mallorquina de Trabajadores Autónomos del Taxi (AMTAT).

“Las previsiones para este 2019 nos dicen que las cifras serán peores que en 2018 y 2017, pero es complicado hacer una valoración tan pronto. Dependemos mucho del mercado turístico, su reacción marcará nuestro año”, afirma Gabriel Moragues, presidente de la Asociación Sindical de Autónomos del Taxi de Mallorca.

Abed Zamrik, presidente de la Asociación Balear de Empresas de Jardinería (Abeja), asegura que “se espera una buena temporada en 2019”.

El gerente de la Unión de Asociaciones, Centros y Federaciones de Asistencia a Personas con Discapacidad de Balears, Escolástico Muñoz, explica que “2019 se presenta con alguna incertidumbre debido a la situación política”.

La presidenta de la Federación de Escoletas Infantiles de Balears, Francisca Picornell, afirma que “somos optimistas de cara a 2019”.

“La previsión es que en 2019 continuaremos igual. Es cierto que las elecciones nos ofrecen un rayo de esperanza y nos ofrecen nuevas oportunidades para solucionar los problemas existentes en nuestro sector. Nos preocupa seguir sin una solución”, indica Pedro Daniel Pérez, presidente de Cecap.

“Espero un aumento creciente de la actividad”, manifiesta Xavier March, presidente de la Associació Balear d’Empreses de Software, Internet i Noves Tecnologies, refiriéndose a 2019.

“Espero que 2019 sea mejor, pero según las previsiones que manejamos la situación será similar a la de 2018 o un poco peor. Hemos notado que se está produciendo un estancamiento de las ventas. Dependemos fundamentalmente de dos factores: la meteorología y el turismo”, señala Leonor Fuster, presidenta de la Asociación de Bebidas Refrescantes de Balears.

“Las previsiones para 2019 son similares a las de 2018. Las reformas que se producen en los hoteles hacen que nuestro trabajo se mantenga”, argumenta Antoni Capó, presidente de la Asociación de Rótulos Luminosos de Mallorca.

El presidente de la Asociación de Panaderos y Pasteleros de Mallorca, Miquel Torrens, confía en que 2019 sea un año de estabilidad. “La despoblación de Palma y la bajada del alquiler vacacional puede influir negativamente en los negocios del sector. Esperamos que 2019 sea un año de estabilidad, aunque continuará la crisis de los panaderos artesanos”, manifiesta.

“En 2019 creemos que la dinámica seguirá creciendo de forma moderada como lo ha hecho en estos últimos años. La crisis de 2008 nos hizo mucho daño y todavía nos vamos recuperando poco a poco”, afirma Rafael Rubio, vicepresidente del Gremio de Peluquerías de Mallorca.

“La previsión para 2019 es complicada. Percibimos cierto pesimismo en la gente que nos visita y eso no es nada positivo”, afirma Emilia Pascual, presidenta de la Asociación Sindical de Estéticas de Balears (Asineba).

El presidente de la Asociación de Protésicos Dentales, Pedro Mas, considera que 2019 será tan bueno como 2018. “Creemos que 2019 irá igual de bien que 2018. Enero y febrero es verdad que por norma general son bajos, pero el resto de meses puede aumentar y ser un buen año. Eso sí, en este 2019 estimamos que habrá un aumento del personal de la competencia”, asegura.

“Las cifras que manejamos de cara a 2019 nos revelan que será un año mejor que 2018. No estamos hablando de cifras muy elevadas, sino de que experimentamos un leve crecimiento”, augura Bárbara Munar, vicepresidenta de la Asociación de Empresas de Seguridad.

“Para 2019 creemos que continuará la dinámica de 2018. Manejamos cifras similares durante estos últimos años y creemos que 2019 será igual”, indica Alfonso Navarro, presidente de la Asociación de empresas de Instalación, Mantenimiento y Reparación de Puertas Automáticas de Balears (Arimpa).

“De 2019 esperamos que sea un buen año. No tenemos grandes previsiones, nuestro foco está centrado en agilizar las cargas burocráticas”, explica Guillermo Coll, presidente de la Asociación de Comerciantes Operadores de Máquinas Accionadas por Monedas de Balears (Acomam).

Pedro García del Barco, presidente de la Associació Balear de Serveis Immobiliaris (ABSI), asegura que está prevista una estabilización en los precios de venta. “Se prevé para 2019 una estabilización en las valoraciones de precios de venta, que el mercado vaya reajustando precios a la baja y que se puedan ir incorporando perfiles más jóvenes en la compra de inmuebles. Sería necesario que la administración liderase la promoción de viviendas con objeto social para las rentas más bajas”, asegura.

Carlos Lluch, presidente de la Asociación Balear de Corredores y Corredurías de Seguros (Abacose), asegura que espera que en 2019 se acelere la digitalización. “En 2019 trabajaremos para erradicar las malas prácticas de nuestro sector. Otro de los objetivos es realizar cambios en nuestros modelos de negocio y también queremos dar un empuje a nuestras empresas asociadas para que se digitalicen”, asegura.

Joan Torrens, representante de Copime, no es optimista cuando augura cómo será 2019. “Podemos estar hablando de un año muy gris”, afirma.

Miguel Oliver, presidente de la Asociación de Albergues Juveniles, espera que 2019 sea como 2018. “Nuestras previsiones son las mismas que las de 2018. No manejamos grandes expectativas por lo que tenemos margen de maniobra. Nuestros clientes potenciales suelen ser de último momento”, afirma.

SECTOR PRIMARIO. El presidente de Asaja, Joan Company, alude a la meteorología para hablar de 2019. “Esperemos que no haya adversidades meteorológicas que dificulten nuestra actividad. Deseamos por lo menos tener unas buenas cosechas y que los precios sean buenos”, indica.

Antoni Mestre, presidente de la Asociación de Productos de Ganado de Porcino, afirma que hacer previsiones para 2019 es muy complicado. “Las previsiones para 2019 son muy complicadas. Nuestro sector depende mucho del trabajo que se realiza desde la Península. Nos preocupa la tendencia en el mercado tanto nacional como internacional de valorar por encima el producto barato al de calidad. Este hecho puede dejarnos en una situación económica muy complicada. Para 2019 debemos intentar dar un mayor valor a nuestra marca y producto”, indica.

INDUSTRIA. Francisco Martorell, presidente de la Asociación de Industriales de Mallorca (Asima), se muestra confiado respecto a 2019. “Confío que siga siendo un año de crecimiento, pero de momento hay incertidumbres políticas tanto a nivel nacional como internacional”, argumenta.

Eduardo López, presidente de la Asociación de Constructores de Balears, afirma que se encuentra expectante ante 2019. “Estamos expectantes ante la situación política que podemos vivir tanto a nivel estatal como en Balears. Una subida de impuestos, la eliminación de bonificiaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social y los cambios normativos que puedan surgir afectarán a la creación de puestos de trabajo y, previsiblemente, reducirán las inversiones en construcción. Nuestra previsión es que la gran demanda en materia de vivienda hará que este segmento de la actividad siga creciendo”, argumenta.

“2019 será un año de ralentización. Desde la asociación percibimos signos de agotamiento”, asegura Jaume Rosselló, vicepresidente de la Asociación de Industria.
El presidente de la Asociación Sindical de Empresarios Canteros de Mallorca, Antoni Martorell, exlica que “la previsión para 2019 es positiva”.

El presidente de la Asociación de Fabricantes de Áridos de Balears, Bartolomé Binimelis, augura un ligero aumento de la actividad. “Teniendo en cuenta los datos de previsión de consumo de cemento y de edificación, que son positivos, y de ejecución de obra pública, que está en niveles muy bajos, podemos predecir que va a seguir creciendo el consumo de árido, pero de manera muy moderada”, afirma.

Miquel Torres, presidente de la Associació d’Empreses Fabricants de Ceràmiques per la Construcció de Mallorca, asegura que 2019 será similar a 2018. “Los números de 2019 serán muy parecidos a los del año anterior. Son buenos, pero insuficientes para mantener nuestra industria. En la actualidad no somos competitivos con los productos de la Península. Tenemos una maquinaria obsoleta que ofrece un rendimiento inferior al de empresas ceramistas del resto del Estado. En 2019 esperamos que el Govern y la Conselleria d’Indústria nos eche una mano para obtener nueva maquinaria y sobre todo a que la red de gas llegue a nuestros negocios”, manifiesta.

Maria Oliver, presidenta del Gremio de Artesanos, explica que es complicado realizar una previsión. “El turismo es una parte fundamental de nuestra economía. Su influencia en nuestros negocios es muy relevante. Es difícil hacer una previsión. Esperamos que vaya mejor o igual que 2018. Además, por supuesto, esperamos que en 2019 se produzca una regulación de la venta ambulante ilegal y del intrusismo laboral”, indica.

Antonia Capó, gerente de la Asociación de Maestros Pintores de Balears, de la Asociación Patronal de Yeseros y de la Asociación de Industriales del Vidrio Plano de Mallorca, cree que “2019 será semejante a 2018, que fue un buen año”.

Carlos Moyà, presidente de la Asociación de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Mallorca (Asinem), prevé un buen 2019. “Esperamos que aumente exponencialmente la demanda de instalaciones de autoconsumo, lo que requerirá de formación continua y especialización de nuestras empresas. También seguirá aumentando la demanda de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos, sobre todo en el ámbito privado”, afirma.

Pedro José Payeras, presidente de la Federació de la Fusta de Balears, prevé que este 2019 será igual o ligeramente peor que el año anterior. “La previsión inicial es que se mantenga la actividad de 2018 o se produzca un ligero descenso. El sector de la madera balear debe seguir apostando por la diferenciación, la especialización y la sostenibilidad, aumentando el valor añadido de sus productos y mejorando así la productividad y competitividad”, asegura.

La presidenta de la Asociación Balear de Industrias de la Carne (Asobic), Margalida Obrador, asegura que “2019 se moverá en parámetros muy similares a 2018”.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.