Punto de inflexión del empleo en Balears

| |

Valorar:

Crece el paro a la vez que aumenta la afiliación a la Seguridad Social. http://bit.ly/38WqomZ

20-12-2019 | Youtube: Ultima Hora

Balears sigue batiendo récords históricos de afiliación, aunque en cuatro de los últimos cinco meses ha subido el paro. Los datos en noviembre eran de 452.105 trabajadores, un 2,17% más que un año antes, y 62.143 personas en desempleo, con un incremento del 3,8% y 2.271 personas más que buscan trabajo frente a noviembre de 2018. Este año ha estado marcado por una gran afiliación y la mejora de la calidad en la contratación, pero el progreso es cada vez menor, hasta el punto de que el conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball Iago Negueruela ha afirmado que el empleo está tocando techo. En términos de desempleo también ocurre que el paro bajaba mes a mes desde finales de 2012 hasta este año, pero en marzo y sobre todo a partir del segundo semestre ha vuelto a crecer. Son síntomas que indican un punto de inflexión en el empleo, tras un periodo de siete años de mejora en el mercado laboral y cinco años de grandes crecimientos económicos tras la crisis.

El motivo por el que aumenta la afiliación y también se incrementa el paro es, para el Govern, que la población activa aumenta y “no puede absorber” todas las incorporaciones al mercado de trabajo a pesar de que se sigue alargando la temporada turística y los afiliados trabajan durante más tiempo. De hecho, los últimos datos de población activa que se conocen a través de la Encuesta de Población Activa (EPA) dejan una cifra también récord, de 674.900 activos en el tercer trimestre, 5.300 más que en 2018, aunque la tasa de actividad se queda en el 67,02%, la más baja desde 2007.

Empleo

AFILIACIÓN. La fotografía de la afiliación a la Seguridad Social en noviembre es de 452.105 trabajadores. Tal y como indica el Observatori del Treball, de estos, 91.482 son autónomos, dos de cada diez, y el resto, 360.623, de otros regímenes. Son 9.591 más que un año antes, pero 83.502 menos que en octubre.

El mes con más empleo en las Islas fue julio de este año, con 591.697 afiliados de media mensual. Es un 15,44% más que en julio de 2007, la punta máxima de ocupación precrisis. Son 79.154 afiliados más de diferencia en plena temporada alta turística.

Desde el año 2016 el Archipiélago encadena récords históricos de afiliación a la Seguridad Social, aunque el empleo cada vez crece menos. En cambio, en el conjunto de España este extremo se alcanzó en junio de este año.

PARO REGISTRADO. El paro ha sufrido este año un cambio de tendencia a peor. Por primera vez desde el año 2012, ha vuelto a subir el desempleo en Balears. Con los últimos datos disponibles, del mes de noviembre, hay 62.143 personas sin trabajo en las Islas, 2.271 más que un año antes (+3,8%) y 11.557 más que en octubre (+22,8%). En concreto, el paro ha subido este mes respecto a un año antes un 4,9% en Mallorca y un 3,3% en Menorca, pero ha disminuido en Eivissa (-0,7%) y sobre todo en Formentera (-21,7%).

Con los datos del mes de noviembre, 34.016 mujeres y 28.127 hombres están en el paro. Entre ellos hay 8.688 menores de 25 años. Por nacionalidades, son 46.762 españoles, 6.541 extranjeros comunitarios y 8.840 personas de nacionalidad extranjera no comunitaria.

Y por sectores, 21.405 tuvieron su último trabajo en la hostelería, 7.941 en el comercio, 21.936 en otros servicios, 718 en la agricultura, 2.353 en la industria, 5.239 en la construcción y 2.551 no han tenido ocupación anterior. Asimismo, de los 62.143 parados, casi uno de cada cinco lleva más de un año en desempleo (11.787). La mayoría, 38.978, lleva tres meses o menos en paro; 6.070 llevan de cuatro a seis meses, 3.060 han estado sin trabajo entre siete y nueve meses, y 2.248 personas llevan desempleadas entre diez y doce meses.

Lo cierto es que entre 2014 y 2017 el número de personas que buscan empleo se reducía a un ritmo superior a los dos dígitos. Sin embargo, desde 2018 la tasa de disminución es cada vez más pequeña. El promedio ponderado de reducción del paro registrado en 2018 fue del 5,41%, cuando un año antes había sido del 12,08%. Y este año la tendencia ha continuado y se han producido los primeros aumentos de paro. En enero todavía bajó un 3,99%, en febrero un 2,12% y en marzo aumentó un 1,92%, marcado por el efecto Semana Santa. Es decir, porque este año las fiestas han caído en abril en lugar de en marzo, luego se retrasó la contratación causando este incremento del paro. Sin embargo, después de pequeñas bajadas en abril, mayo y junio (-1,96%, -0,44% y -0,59%), de julio a noviembre el desempleo ha aumentado en cuatro de los cinco meses.

En ningún momento de la recuperación económica el paro ha conseguido llegar a las cifras precrisis. En 2006 hubo de media 36.134 personas sin empleo, en cambio en 2018, que fue el año con menos desempleo desde la recuperación, llegó a los 48.641 desempleados registrados. La media este año de enero a diciembre es de 43.546.


Balears lideró la recuperación económica en España y el paro empezó a bajar en noviembre de 2012. A nivel estatal, la mejora no llegó hasta casi un año después, octubre de 2013. Las tasas de disminución del paro a nivel estatal han sido más moderadas y solo en abril, mayo y junio de 2017 se ha llegado a reducciones interanuales del paro de dos cifras (-10,92%, -11,06% y -10,73%, respectivamente).

En todo el país el paro sigue bajando, aunque el ritmo en que disminuía también ha decaído este 2019. En 2018 el promedio de disminución de empleo fue del 6,49%, mientras que de enero a noviembre ha sido del 3,85%. En noviembre, el paro registrado bajó solo un 1,68% frente a un año antes. Hay 3.198.184 personas en España que quieren trabajar y no pueden.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.