Empresas

El 'Pacto Digital' de Telefónica apuesta por la educación tecnológica de trabajadores y estudiantes

| Madrid |

Valorar:
preload
El 'Pacto Digital' de Telefónica apuesta por la educación tecnológica de trabajadores y estudiantes

Teclado Ordenador.

Europa Press

Telefónica, dentro de su 'Pacto Digital', incluye como uno los apartados clave la formación digital de trabajadores y estudiantes para el presente y el futuro de cara a que se mantenga y aumente la productividad y las oportunidades.

Uno de los aspectos que destaca dentro del 'Pacto Digital' es la necesidad que no existan desigualdades. En este sentido, indica que la profundización de la brecha digital es uno de los desafíos más relevantes debido a la crisis económica creada por la COVID-19.

Por ello, reitera que su objetivo es que todo el mundo tenga acceso a la tecnología y pueda beneficiarse de las oportunidades que ofrece el nuevo mundo digital pues la transición digital está transformando los mercados laborales al crearse profesiones que no existían hace unos años mientras que otras, como señalan los expertos, desaparecerán por la automatización por lo que auguran que prácticamente todas las profesiones se basarán en una «cooperación hombre-máquina».

Por ello, dentro de su 'Plan Digital', Telefónica considera que es necesario reformar la educación y preparar los sistemas educativos para mejorar las aptitudes y volver a capacitar a amplios sectores de la población. Según el Foro Económico Mundial (WEF), en 2022, al menos el 54% de los trabajadores actuales necesitarán una recualificación y una mejora significativa de sus competencias.

Entre las valoraciones del plan de Telefónica se incide en que los empleadores y los empleados, los sectores público y privado, las pymes y las grandes empresas deben mejorar sus aptitudes y capacidades digitales para ser más productivos, crear empleo de futuro e impulsar el crecimiento económico en una nueva economía impulsada por los datos.

Telefónica apunta que se deben diseñar planes nacionales de capacitación de los trabajadores basados en un esfuerzo colaborativo entre los sectores público y privado. En dichos planes habría que identificar rápidamente las aptitudes profesionales requeridas, a fin de hacer coincidir la oferta y la demanda laboral reduciendo los costes de readaptación laboral actual, detalla.

Además, entiende que hay que impulsar la cooperación entre los sectores público y privado para promover la transferencia de tecnologías entre los investigadores y las empresas, por ejemplo, la ciberseguridad más avanzada o los campus de IA.

Por otro lado, defiende que el acceso a la red es fundamental para llevar a cabo la transformación digital y señala que, en España, la falta de acceso a ordenadores es casi veinte veces mayor en los hogares más pobres y alrededor de cien mil hogares no tienen acceso a Internet, por lo que la brecha digital también impacta en la educación.

Para paliar este déficit, Telefónica ha puesto en marcha iniciativas como proporcionar 20.000 líneas móviles a estudiantes con pocos recursos y dificultades para continuar su formación telemática durante el estado de alarma; donar 10.000 tabletas a través de Profuturo para que los niños en situación de vulnerabilidad puedan acceder a los recursos educativos y seguir aprendiendo desde sus casas; o proporcionar Wi-Fi gratuito en los centros educativos públicos para menores y poner a disposición de profesores y alumnos las plataformas educativas de Fundación Telefónica de forma gratuita.

Además, La Fundación Telefónica ha puesto en marcha dentro de la educación digital su proyecto 'Escuela 42', un campus sin clases, sin profesor ni libros, sin límite de edad, abierto 24 horas y gratis. En Escuela 42, cada estudiante establece su propio ritmo de aprendizaje y establece recompensas al trabajo en colaboración y al esfuerzo. No se requiere ninguna formación previa o cualificación, y no supone ningún coste, por lo que es accesible a todos los que superen la prueba de admisión online. La Fundación Telefónica inició Escuela 42 en España y Brasil en 2019 y el concepto está expandiéndose a otros países.