La pandemia no paraliza la construcción de nuevos hoteles

/ |

Valorar:
Pabisa Hotels estrenará este año el Aubamar Suites & Spa tras no poderlo hacer en el pasado año.

Pabisa Hotels estrenará este año el Aubamar Suites & Spa tras no poderlo hacer en el pasado año.

Habrá más hoteles en Mallorca tras la pandemia. El coronavirus ha ralentizado las obras de nueva construcción de hoteles, que quedaron paralizadas el año pasado y se están acabando este 2021. Sin embargo, en los últimos meses se han dado a conocer numerosos proyectos que verán la luz en el próximo 2022 o 2023, en su mayoría nuevos hoteles de interior, mientras que en Palma hay varios proyectos en marcha y otros pendietes de empezar.

El hotel Aubamar Suites & Spa está a punto de estrenarse. Las obras empezaron en diciembre de 2018 y el pasado año no pudo abrirse como estaba planeado. Ubicado en la Platja de Palma, cuenta con 141 habitaciones, once suites y 130 junior suites, que será el estándar del hotel, a punto de estrenarse. Contará con una amplia zona de spa y estará abierto todo el año. Pabisa Hotels estrena este hotel después de inaugurar el año pasado el Pabisa Bali, de cuatro estrellas. La inversión entre ambos establecimientos ronda los 40 millones de euros. Abrirá el 30 de abril.

En el centro de Palma, todavía está en obras el nuevo hotel que ocupará el edificio Firestone, en la calle Ramón y Cajal. Propiedad de HM Hotels, tendrá 120 habitaciones. De hecho, han decidido reducir el número de habitaciones, que era originalmente de 180, para hacerlas más grandes. Tendrá tres plantas de aparcamiento subterráneo con 140 plazas. La categoría será de cuatro estrellas superior. Las obras empezaron a mediados de mayo de 2019 con la demolición de la antigua fábrica y el edificio tendrá un diseño arquitectónico que sea un valor añadido para la ciudad. La fecha de apertura, que inicialmente se planificó en 2020, no está clara.

Nuevo hotel de HM
Nuevo hotel de HM en el antiguo edificio Firestone.

También en Palma, en la plaza Madrid se alza un nuevo hotel de la cadena catalana Yurbban Hotels en el espacio que ocupaba la Ferretería Mateo. Será un cuatro estrellas superior con 56 habitaciones, además de restaurante, spa y dos terrazas. La inversión prevista es de 12 millones de euros.

En Camp de Mar ya está finalizado el hotel Zafiro Palace Andratx, de nueva construcción y que suma 304 habitaciones, todas ellas suites. Se trata de un hotel de cinco estrellas que ofrece algunas de las habitaciones con minipiscina privada o bañera de hidromasaje. Tendrá cuatro restaurantes a la carta y ofrecerá a los clientes la opción de todo incluido premium.

En Santa Ponça, InterContinental Hotels Group (IHG) está construyendo un nuevo hotel que abrirá previsiblemente en 2023 con el nombre de Kimpton Mallorca. Está ubicado en el golf de Santa Ponça y contará con 79 habitaciones. Tendrá dos piscinas, canchas de tenis, salas de reuniones, un estudio de yoga y un spa con 16 salas de tratamiento.
En Cala Sant Vicenç (en el municipio de Pollença) se ha construido otro cinco estrellas de nueva construcción, El Vicenç de la Mar, del mismo grupo que El Llorenç de la Mar de Palma. Tendrá 35 habitaciones, algunas de ellas con piscina privada, además de biblioteca, cine, spa y dos salas de reuniones.

Mientras que en Canyamel (Capdepera) se alza el Hotel Mayurca, que fue demolido y se construye de cero. Las obras han avanzado entre 2020 y 2021, aunque llevan meses paralizadas. Pertenece a Conet Holidays y su fecha de apertura prevista, antes de la pandemia, era diciembre de 2020. Será un hotel de cinco estrellas y todas las habitaciones serán suites.

EN PROYECTO. Numerosos proyectos verán la luz en los próximos meses o años. En Palma se desarrollarán tres hoteles más de ciudad.

Garden Hotels se estrenará en el Casc Antic con el Nivia Born Hotel Boutique, de 24 habitaciones. Las obras ya están a punto de finalizar. Será un hotel de lujo de categoría cuatro estrellas superior en el edificio que fue la sede de Iberia en Palma. La recepción del hotel y el lunch estarán en la séptima planta y estarán ambientados en la aviación. Abrirá a finales de abril o mayo.

Nivia Born Boutique Hotel
El Nivia Born Hotel Boutique, de 24 habitaciones, es de Garden Hotels y abrirá próximamente.

Mientras que Puro Group convertirá un edificio de 1887, ubicado en la calle Forn de la Glòria, en Can Coll, un hotel boutique de superlujo con 16 habitaciones. Se prevé su inauguración a principios de 2022.

Y también se convertirá en hotel el edificio de Casa Roca, ubicado en la calle dels Hostals. Tras el cierre de la tienda, un empresario alemán adquirió el edificio, que está protegido. Después, la empresa Espais Roca, de capital británico, se hizo con la propiedad. En concreto, en 2022 reabrirá convertido en un edificio de nueve apartamentos turísticos boutique. También pretenden ofrecer comida para llevar, cafetería, una zona de arte y una zona de juegos para niños. Todavía están pendientes de la licencia.

En Sóller se ha autorizado la construcción de un nuevo hotel de interior en la calle Romaguera, en el solar del antiguo cine Alcázar. El proyecto es de construcción de un hotel de cuatro estrellas superior con piscina, aparcamiento y un vial para peatones.

En Porto Cristo se impulsa la construcción de un nuevo hotel en en la calle Sureda. Ocupará el espacio de la antigua pensión Bini, que cerro hace años. La iniciativa, del empresario y expolítico Joan Lladó, pretende un cambio de modelo turístico y socializar las ganancias del sector, de forma que solo ofrecerá alojamiento. El número de habitaciones todavía está por definir, aunque la pensión contaba con 25. Las obras empezarán a finales de 2021 y se prevé su apertura en 2022 tras una inversión de medio millón de euros.

En Inca se proyectan dos nuevos hoteles. El primero en anunciarse fue la transformación del antiguo horno de Can Guixe, que es un edificio catalogado ubicado en la calle Estrella. Será un hotel de cuatro estrellas. La empresa promotora, Inversiones Gretón SL, es de capital mallorquín y alemán. El establecimiento contará con sótano, planta baja y cinco pisos y tendrá nueve habitaciones. También contará con una terraza en el último piso y un pequeño bar.

Mientras que el Hotel de Ciutat Tramuntana, también en Inca, ocupará la antigua fábrica de Can Ballester, situada en la avenida de Lluc. El impulsor es el promotor alemán Matthias Meindel. Contará con 10 habitaciones y se quiere enfocar al cicloturismo. Será un hotel muy automatizado y solo necesitará dos trabajadores. Se prevé su apertura en primavera de 2022.

Además, en Bunyola, el empresario americano Richard Branson ha conseguido la licencia de obra para transformar la finca de Son Bunyola en un hotel de lujo de 29 habitaciones. Espera que se pueda inaugurar en 2023.

Mientras que el hotel Punta Negra, ubicado en la Costa d’en Blanes, será reconvertido en un resort de talasoterapia y centro de reuniones tras la compra del establecimiento por parte del grupo americano Mandarin Oriental. A la compra, que ascendió a 135 millones de euros, se unirá una renovación de las 135 habitaciones del hotel.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.