Heredar una empresa familiar tiene ventajas

El impuesto de sucesiones tiene una reducción del 95% en estos casos para favorecer la continuidad del negocio y evitar la venta. Aun así, Baleares es la tercera comunidad donde más se tributa

/ |

Valorar:
Catalunya es la comunidad más cara para heredar una empresa familiar valorada en ocho millones. Se pagarían 40.000 euros.

Catalunya es la comunidad más cara para heredar una empresa familiar valorada en ocho millones. Se pagarían 40.000 euros.

Heredar una empresa tiene un precio muy inferior a heredar inmuebles o dinero. El impuesto de sucesiones otorga una fiscalidad mucho menor a las empresas familiares para que los hijos puedan continuar el legado, cosa que sería difícil si se aplicaran las normas generales. En Baleares, la tributación por herencia de una empresa familiar valorada en ocho millones de euros es de 3.750 euros. Aun así, es la tercera comunidad donde más se paga por heredar una empresa familiar. De hecho, la Comunitat mantiene la reducción que se fija a nivel estatal, del 95%, mientras que otras muchas comunidades han aumentado esta reducción al 99% o incluso al 100% en el caso de Navarra.

La transmisión de empresas familiares dispone de un marco fiscal favorable que es «fundamental», según el Instituto de la Empresa Familiar, para garantizar el mantenimiento de los activos productivos, tangibles e intangibles -como la cultura empresarial-, y no poner en peligro la actividad económica y el empleo de los territorios a los que están vinculados. Antes de establecerse este régimen fiscal para las empresas familiares, muchos herederos se veían obligados a vender la empresa para poder pagar el impuesto de sucesiones. La asociación, que ha elaborado un informe comparativo de la tributación en las diferentes comunidades, añade como otras ventajas de este marco fiscal favorable la estabilidad y continuidad que da al negocio en un entorno de globalización y de libertad de movimiento de capitales.

En España, el sujeto pasivo, es decir, la persona que recibe la herencia, puede acogerse a una reducción estatal del 95% en la base imponible del impuesto de sucesiones y donaciones. De todos modos, las comunidades pueden ampliar la reducción al 99%, como han hecho muchas, o incluso al 100%, como en el caso de Navarra. Baleares, en cambio, es de las que no la ha ampliado, por lo que se queda en el 95%.

Heredar una empresa familiar de ocho millones de euros cuesta 3.750 euros en Baleares

La cuantía a pagar por el impuesto de sucesiones depende de tres factores principales: del patrimonio que se hereda, del grado de parentesco y del patrimonio preexistente del que recibe la herencia. Este impuesto está cedido a las comunidades, que tienen amplia capacidad normativa para modificar las reducciones, las tarifas, la cuantía y los coeficientes del patrimonio preexistente así como las deducciones y bonificaciones en determinados tramos, grados de parentesco u otras circunstancias. En consecuencia, hay una gran disparidad autonómica en las cuotas a pagar. Sin embargo, el régimen fiscal especial favorable a la empresa familiar con la reducción del 95% hace que en el caso de herencias de empresa familiar, las diferencias entre comunidades sean mucho más pequeñas que si se hereda otro tipo de bienes.

El Instituto de la Empresa Familiar ha elaborado un ejemplo comparativo de transmisión de una empresa familiar valorada en ocho millones de euros. En función de la comunidad, tributará entre 40.000 euros y cero euros. Baleares es la tercera comunidad donde pagará más, aunque serán solo 3.750 euros. En Cataluña la cuota a pagar sería de 40.000 euros, la más alta, seguida de Aragón, donde se pagarían 6.810 euros. Se da la circunstancia de que en Aragón sale a pagar más que en Baleares a pesar de que tiene una bonificación más alta. Desde la asociación explican que se debe a otras diferencias normativas, como las tarifas del impuesto, y a la complejidad del tributo entre reducciones que se aplican a la base imponible, las tarifas que se aplican a la base liquidable, los coeficientes multiplicadores que se aplican a la cuota íntegra y las deducciones y bonificaciones que se aplican a la cuota tributaria. Todos estos parámetros definen la cuota final a pagar.

Para poderse acoger a la reducción del 95% deben cumplirse una serie de requisitos

En Castilla y León se pagarían 1.666 euros y en Extremadura y Madrid serían 769 euros. Mientras que en Andalucía, Murcia y La Rioja la cuota sería de tan solo 68 euros. En Canarias saldrían a pagar seis euros y el resto de comunidades no hacen pagar nada por la transmisión de una empresa familiar.

Condiciones

Para poderse acoger a la reducción del 95% por empresa familiar se deben cumplir una serie de requisitos: que la empresa ejerza una actividad económica que no sea la gestión de patrimonio mobiliario o inmobiliario; que quien fallezca o realice la donación ostente un 5% de forma individual o un 20% conjuntamente por su grupo familiar; que el individuo o uno de los miembros del grupo familiar ejerza funciones de dirección o gestión de la compañía y su retribución sea superior al 50% del conjunto de sus rendimientos del trabajo y de actividades económicas, y que la empresa o la participación se mantenga en el patrimonio del adquiriente durante diez años, aunque las comunidades pueden reducir este periodo -en Baleares son cinco años-.

En el caso de una donación, todavía tiene otros requisitos adicionales: que el donante tenga 65 o más años o esté incapacitado; que, si el donante viene ejerciendo funciones de dirección, deje de ejercer y de percibir remuneraciones por el ejercicio de dichas funciones desde el momento de la transmisión, y que el donatario mantenga la empresa o las participaciones así como la exención en el impuesto sobre el patrimonio durante diez años.

Si se heredan mortis causa otros bienes, la disparidad entre comunidades de la cuota a pagar es mucho mayor: desde los cero euros de Cantabria a los más de dos millones de Asturias. En este caso, el ejemplo es una herencia de ocho millones de euros de los que solo dos millones son acciones de una empresa familiar. En Asturias el heredero deberá pagar 2.040.660 euros. Aragón (1.969.497 euros), Castilla y León (1.954.523), Canarias (1.912.115) y Cataluña (1.817.000 euros) también tienen un tipo efectivo superior al 15%. En la Comunitat Valenciana se pagarían 971.165 euros; en La Rioja, 945.049; en Baleares, 906.000; en Galicia, 814.100; en Navarra, 673.000; y en Castilla-La Mancha, 393.899. Las comunidades con menor tributación en este caso serían País Vasco (85.500 euros), Murcia (21.076), Andalucía (21.076), Extremadura (19.967), Madrid (19.966 euros) y Cantabria, donde no se pagaría nada.

Balears tiene el tipo efectivo del impuesto del patrimonio más alto de España

Todos los países desarrollados cuentan con una fiscalidad favorable para la sucesión de empresas familiares: o no tienen impuesto de sucesiones, o lo tienen reducido. Los incentivos fiscales son sobre todo reducciones de la base imponible en caso de transmisión mortis causa o intervivos -en España los mínimos exentos personales se reservan exclusivamente para las sucesiones-. En Reino Unido, la reducción del impuesto es del 100% para las empresas no cotizadas y del 50% en las cotizadas. En Países Bajos, la reducción alcanza el 83%. En Francia es del 79% y en Alemania se sitúa entre el 85% y el 100%, mientras que en Irlanda es del 90%.

Patrimonio

Por otra parte, el impuesto sobre el patrimonio grava el patrimonio de las personas físicas. España es el único país de la UE que lo tiene implantado. Está presente en otros dos países de la OCDE, Noruega y Suiza. Está cedido a las comunidades. Cuenta con una exención para la empresa familiar, de manera que grava únicamente los activos productivos. Aun así, existen diferencias normativas entre comunidades para bonificaciones, mínimos exentos y tipos impositivos, con un máximo limitado al 3,5%.

En 2018, de 206.037 declarantes del impuesto sobre el patrimonio en España, 63.557 se beneficiaron de la exención por empresa familiar, es decir, el 30,8%. De ellos, 2.298 beneficiarios eran de Baleares.

Balears recaudó 119,9 millones por ISD y 70,4 millones por patrimonio en 2018

Las Islas tienen uno de los tipos marginales más elevados y, en consecuencia, tiene el tipo efectivo más alto, del 0,78%, muy superior a la media, que es del 0,42%. Madrid cuenta con un tipo efectivo cero ya que el impuesto está bonificado al 100%.

Recaudación

La recaudación fiscal depende de varios factores, sobre todo de los tipos impositivos y de la existencia de rentas altas. Baleares recaudó en el ejercicio 2018/19 un total de 119,89 millones de euros por sucesiones y donaciones, el 3% de todos los ingresos financieros, y 70,39 millones por patrimonio, un 1,7%. En ambos casos, es el mayor porcentaje sobre el total de ingresos no financieros de entre todas las comunidades.

En el conjunto de España se recaudaron 2.745,81 millones de euros por sucesiones y donaciones, el 1,8% de los ingresos no financieros, y 1.379,24 euros por patrimonio, el 0,9%.

En España, nueve de cada diez empresas son familiares, crean el 70% del empleo privado y son responsables del equivalente al 60% del PIB del sector privado, de acuerdo con el Instituto de la Empresa Familiar.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.