Moratorias y créditos para aliviar la crisis

|

Valorar:
Empresas y particulares se han podido adherir a moratorias hipotecarias, sin garantía hipotecaria y sectoriales.

Empresas y particulares se han podido adherir a moratorias hipotecarias, sin garantía hipotecaria y sectoriales.

Las entidades bancarias han concedido en Balears más de 40.000 moratorias bancarias durante la pandemia. Entre abril y mayo han finalizado muchas de las que se habían concedido durante el confinamiento. No obstante, más allá de los plazos y condiciones oficiales para solicitarlas, los bancos han seguido otorgando aplazamientos de deuda o bien han ofrecido otras soluciones personalizadas a los clientes que no están en condiciones de reiniciar los pagos.

Durante la pandemia, el Gobierno lanzó diferentes reales decretos de moratorias bancarias, que daban opción a las personas que tenían un crédito o una hipoteca a no pagar el principal durante un tiempo y solo pagaban los intereses. Muchas de estas moratorias han finalizado en abril o mayo y empresas y familias deben reiniciar los pagos del principal. Sin embargo, la situación económica aún no se ha normalizado. Es por ello que las entidades bancarias ofrecen diferentes soluciones a medida a los clientes.

TIPOS DE MORATORIAS. Tras el inicio de la pandemia, en primer lugar se estableció una moratoria legislativa de deudas hipotecarias, primero solo para la vivienda habitual pero que luego se amplió a inmuebles dedicados a actividad económica de autónomos empresarios y profesionales y a viviendas para las que el deudor dejaba de percibir el alquiler en aplicación de medidas a favor de los arrendatarios. También se suspendieron de forma temporal las obligaciones derivadas de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria, como los créditos al consumo, para personas físicas que se encontraran en situación de vulnerabilidad económica por la crisis.

Además de las moratorias legales, se estableció un régimen especial de moratorias sectoriales que favoreció los acuerdos entre entidades prestamistas y clientes a través de sus asociaciones representativas. Las moratorias sectoriales eran tanto de crédito hipotecario como de crédito no hipotecario y permitían aplazar deudas a todos los colectivos del sector, no solo los económicamente vulnerables, con una prolongación del aplazamiento más allá de la duración de la moratoria legal.

Asimismo, en julio de 2020 se aprobaron otras dos moratorias específicas para el sector turístico y el transporte público de mercancías y dicrecional de viajeros en autobús. Estas dos moratorias, al contrario que las anteriores, no se refieren solo a personas físicas, sino que también son aplicables a personas jurídicas.

En febrero de 2021 se amplió el plazo de solicitud y la duración de las moratorias legales. La última moratoria sectorial se aprobó para nueve meses para las hipotecarias y seis meses para el resto.

Las entidades financieras se pusieron en contacto con los clientes cuando se inició la pandemia para preguntar si necesitaban ayuda económica o financiera, avanzándose a los problemas y facilitando a los clientes lo que pudieran necesitar, como por ejemplo métodos de pago por tarjeta o en remoto para los comercios. Tras lo que llegaron los aplazamientos de deudas.

CAIXABANK. CaixaBank, que ya integra los datos de Bankia, ha concedido 31.604 moratorias en Balears por un valor de 1.305 millones de euros. De ellas, 11.558 son hipotecarias, por valor de 1.155,3 millones, y las otras 20.046 son de consumo por un total de 150 millones de euros.

“En el caso de CaixaBank, las moratorias de consumo ya se han empezado a amortizar porque se concedieron por seis meses. Mientras que la mayoría de las moratorias hipotecarias han empezado a amortizar entre abril y mayo. No hay una solución estándar para los clientes que no pueden hacer frente, sino que se estudia cada caso y se buscan soluciones a medida”, indican desde la entidad.

CAIXA COLONYA. Caixa Colonya ha concedido 900 moratorias sectoriales por valor de 80 millones de euros, el 20% del total de la cartera crediticia, y 1.050 moratorias individuales cuyo importe de los préstamos suma un total de 128 millones de euros. “Es una cantidad muy grande, pero por otra parte pensamos que en estas terribles circunstancias el 80% de los clientes ha podido seguir haciendo su vida y hacer frente a los pagos, por lo que estamos satisfechos”, indica Immaculada Duran, responsable del Área de Negocio.
Colonya ha prorrogado las moratorias a todos los clientes, tanto acogiéndose a la normativa estatal que lo permitía como de forma privada. “Si se podía prorrogar la moratoria sectorial lo hemos hecho, y si ya se ha agotado esta opción lo hemos hecho de forma privada, es decir, por iniciativa de Colonya”, indica Juanjo Caldés, reponsable de Relaciones Institucionales. “Conocemos a nuestros clientes. Sabemos cuál es su situación y sabemos que saldrán de esta. Darles más crédito no es la solución si no pueden devolver los préstamos actuales. También hemos gestionado 350 préstamos ICO por 80 millones de euros. Las personas físicas que piden moratorias son autónomos dedicados a los servicios o asalariados que están en ERTE o sin trabajo. En cuanto a las empresas, son pymes de todo tipo, restaurantes, hoteles, de limpieza, de gestión de alquiler turístico...”, añade. “Somos optimistas y pensamos que cuando la situación sanitaria se arregle todos podremos seguir trabajando. Se le habrán congelado las deudas y saldrán limpios. No queremos que la bola se haga más grande”, concluye Caldés.

BANCO SANTANDER. Banco Santander ha concedido un total de 5.943 moratorias en Balears, de las cuales 2.900 son hipotecarias, 2.770 son al consumo y también contabilizan 273 de tarjetas. Asimismo, fuentes del banco señalan que ha financiado a empresas y autónomos de Balears con 3.000 millones de euros.

BANCA MARCH. Desde Banca March no ofrecen los datos de moratorias por política interna. Sin embargo, indican que “Banca March se ha adherido a todas las iniciativas impulsadas desde el Gobierno para aliviar la situación de profunda crisis sobrevenida, participando en las líneas de avales ICO para empresas y autónomos, carencias y moratorias sectoriales, tanto amparadas por reales decreto como por iniciativa del banco, así como en las líneas ISBA-COVID del Govern balear por un importe global de 1.421 millones de euros, de los cuales el 34,67% del volumen y el 48,56% de las operaciones se han materializado en Balears”. Respecto a si los clientes están en condiciones de reiniciar los pagos, indican que cada cliente tiene una situación específica y que el banco “seguirá acompañando a sus clientes y contribuyendo a que la recuperación en Balears sea lo más rápida posible”.

BBVA. BBVA no informa de datos de moratorias, pero sí indica que valora la situación de cada cliente para ofrecerle la solución más adecuada teniendo en cuenta sus circunstancias.

SABADELL. Banco Sabadell ofrece datos globales de actividad en España, donde han concedido 40 moratorias de préstamos al consumo y 1.946 de hipotecas. El banco se pone en contacto con los clientes para conocer su situación cuando se acerca el vencimiento de la moratoria y llegar a soluciones personalizadas. Fuentes del banco indican que los impagos no han subido de forma relevante.

Las moratorias se unen a los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que, junto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), han sido los principales mecanismos de ayuda pública a autónomos y empresas. Durante el año 2020 se concedieron en Balears 26.385 operaciones de financiación avalada por el ICO por importe de 4.760 millones de euros que han beneficiado a 17.818 empresas. La financiación media por operación fue de 180.417 euros con un plazo medio de 51 meses, es decir, cuatro años y tres meses.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.