Hacer la vida más fácil a los ibicencos

|

Valorar:
El objetivo es dinamizar la economía, al tiempo que cuidar el campo y el patrimonio de Eivissa.

El objetivo es dinamizar la economía, al tiempo que cuidar el campo y el patrimonio de Eivissa.

El Consell d’Eivissa ha aprobado de manera inicial el primer reglamento de simplificación administrativa, agroestancias y alquiler de habitaciones en casas payesas. Se trata de un documento consensuado en el que han trabajado durante un año con diferentes asociaciones profesionales y los cinco ayuntamientos y que ahora ve la luz con los objetivos claros de hacer la vida más fácil al ciudadano, aumentar la competitividad de la isla de Eivissa en este contexto de crisis económica y evitar el abandono del paisaje y patrimonio de la isla. El documento, que se aprobó de manera inicial en el pleno de la institución con el voto en contra de PSOE y Podemos y que está ya en exposición pública para recibir alegaciones, se divide en dos partes.

La primera de ellas es la que abarca la simplificación administrativa: “No se trata de eliminar controles sino se trata de que con menos documentación y con menos procedimientos se pueda llegar a los mismos objetivos. Se trata de facilitar la vida al ciudadano, pero sin eliminar controles”, explica Mariano Juan, conseller de Gestió del Territori, Infraestructures Viàries, Ordenació Turística i Lluita contra el Intrusisme.

En este sentido, entre las medidas que contempla este documento se encuentra que se eliminan las células de primera ocupación, que quedan integradas en las licencias municipales de primera ocupación.

Además, se elimina el certificado municipal de final de obra “que solo servía para pedir células de primera ocupación”, precisa Juan. También reduce a la mitad, a solo un mes, el plazo de resolución de las células de renovación y carencia, al tiempo que simplifica la documentación a presentar, dejando así en manos de los colegiados profesionales la certificación de la antigüedad y habitabilidad de un inmueble que, hasta ahora, debían hacer los ayuntamientos. Por contra, los consistorios únicamente deberán certificar que no existen expedientes urbanísticos. También se elimina la necesidad de licencia previa con un sistema de comunicación previa para rehabilitaciones, reformas, restauraciones y consolidaciones de inmuebles no catalogados que no estén en suelo protegido.

INCENTIVOS. La segunda parte busca incentivar la vida en el campo y el cuidado del patrimonio para evitar que sean solo gastos y dolores de cabeza. Así, este reglamento contempla la figura de las agroestancias, que ya se recoge en la Ley Agraria y que este reglamento desarrolla para la isla de Eivissa. “Tienes que ser una explotación agraria preferente, que esto es obligatorio por ley; tienes que cultivar cuatro hectáreas de campo si están juntas o 10 si están separadas y tendrás derecho a alquiler tres habitaciones con un máximo de seis plazas turísticas de la vivienda que tengas encima de la explotación agraria durante todo el año y en cualquier tipo de suelo, protegido o no, porque el objetivo es que se cultive el suelo”, precisa Juan.

El conseller añade que se deberá presentar una memoria anual con todas las inversiones que se han hecho para el mantenimiento de la explotación agraria, las paredes de piedra seca y los elementos etnológicos de la finca: “Si no se hace, se le da de baja y ya no puede explotar turísticamente esta vivienda. Con lo cual, si lo hace y sigue explotándola sin tener autorización la persona se enfrenta a multas de 40.000 euros”.

También se permite el alquiler turístico de habitaciones en casas payesas consideradas como tal en el Plan Territorial Insular (PTI). Es decir, deben ser anteriores a 1956. Además, no deben haber sido sometidas a ningún tipo de obras ilegales: “Se podrán explotar tres habitaciones con un máximo de seis plazas a cambio de presentar una memoria anual en la que se refleje cómo ha invertido en el mantenimiento de la casa, las vigas, las estructuras o en otros elementos propios de la finca”, menciona. En este caso son 60 días al año máximo, aunque podrán ser discontinuos. En el caso del alquiler turístico en casas payesas, no se podrá hacer en las que estén en suelo protegido ANEI o ARIP con APR de incendios.

“El anterior gobierno socialista del Consell modificó el PTI prohibiendo el uso turístico en este tipo de suelos con lo cual este reglamento no puede modificar esto. Nosotros ya hemos manifestado nuestra voluntad de hacer una modificación puntual del PTI para que este alquiler se pueda extender a ANEI y ARIP porque tiene un impacto cero; son casas payesas legales ya construidas y que no se pueden ampliar con lo cual no hay impacto por el hecho de que sean turistas. Además, las casas tienen unas plazas autorizadas como todas las casas con una cédula de habitabilidad, con unos habitantes máximos y nunca el número de turistas podrá superar ese número de la cédula de habitabilidad, es decir, no vamos a añadir población sino que las casas ya tienen un máximo autorizado de personas”. Mariano Juan tiene claro que el objetivo es que se dinamice la economía ya que “el patrimonio y la agricultura no pueden depender sólo de subvenciones públicas. Hay que hacer que a la gente le convenga vivir en el campo y hay que permitir que a la gente le resulte rentable mantener el patrimonio”.

INTERÉS. El reglamento ha despertado un creciente interés entre la población de Ibiza, que ya ha acudido al Consell d’Eivissa a preguntar por los plazos y sobre cuándo se podrá poner en marcha. Por el momento, se ha hecho la aprobación inicial y está abierto al periodo de alegaciones y exposición al público por tercera vez. “Nuestra voluntad es tenerlo aprobado este mismo año. No podemos permitirnos esperar más, tanto la parte del incentivo al patrimonio como la de simplificación administrativa porque esto incentiva la economía y es muy necesario en el contexto en el que estamos; la gente necesita trabajar y esto dará trabajo”.

El conseller de Gestió del Territorio destaca, además, que se ha alcanzado un consenso “muy importante”en este último año de trabajo tanto con los cinco ayuntamientos como con los colegios profesionales: “Creo que es un buen reglamento, que nace fruto del diálogo y en el que se fijarán el resto de islas y acabará siendo imitado”, concluye Juan.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.