La Dirección General de Consumo ha abierto un expediente informativo a Iberia

Retraso de tres horas en dos vuelos con Madrid

Valorar:

A.M.O./Europa Press Maó/Palma
El cierre del en el Aeropuerto de Barajas el pasado viernes, así como el hielo en las pistas y en los aviones continuó ayer provocando importantes retrasos y cancelaciones. El vuelo con destino a Menorca que tenía previsto aterrizar en la Isla a las 13 horas, acumuló tres de retraso y no llegó hasta las 16 horas. Esta demora afectó también al vuelo con destino a Madrid, que tenía previsto partir a las 13.30 horas y no lo hizo hasta las 16.30, según informaron ayer por la tarde fuentes de AENA.

Por otro lado, la Dirección General de Consumo, dependiente de la Conselleria de Salud y Consumo, ha abierto un expediente informativo a la aerolínea Iberia debido a las cancelaciones y retrasos registrados en las últimas semanas, a fin de aclarar los hechos y determinar la posibilidad de abrir expedientes sancionadores motivados por la vulneración de los derechos de los consumidores.

En un comunicado difundido ayer, el departamento recordó que estas incidencias han generado quejas y reclamaciones por parte de los usuarios, que la Dirección General está agrupando en un expediente informativo.

Por otro lado, afirmó que desde el Govern se tiene constancia de que tanto las compañías aéreas como AENA están trabajando en dar soluciones a todos los usuarios afectados debido a la climatología registrada en el aeropuerto de Madrid-Barajas, que afectaron a diferentes vuelos con conexión con las Islas.

En relación con los derechos de los viajeros, en el caso de sufrir una cancelación, la Dirección General recordó que los pasajeros tienen derecho a un billete de vuelta en el primer punto de partida, a un transporte alternativo hasta el destino final, a una indemnización económica, aunque no tendrán derecho a indemnización económica cuando la cancelación se haya avisado en el plazo establecido por ley (de 7 a 15 días) o cuando sea por circunstancias extraordinarias e inevitables.

Si se trata de un retraso superior a dos horas, la compañía debe dar asistencia (comida, bebida y hotel en caso de ser necesario) y en retrasos superiores a cinco horas, el cliente puede renunciar al viaje con el reembolso del precio pagado.

El usuario se puede dirigir en el aeropuerto a las oficinas de información de AENA o de la compañía afectada para buscar una solución y el cumplimiento de sus derechos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.