Jaume Matas. El exmandatario balear, de nuevo en los juzgados - Reuters

El expresidente del Govern balear, Jaume Matas, solo admitió ayer ante el juez Castro, que fue él quien decidió contratar a la compañía Over Marketing para llevar a cabo la campaña electoral del PP en 2003. Esa es la única responsabilidad que asume.

A partir de aquí, se desentiende del resto: del supuesto pago en negro de gastos electorales por parte del PP a Over y también de los distintos contratos que, a través de consellerias de su gobierno, obtuvo la agencia de publicidad, presuntamente en pago a su trabajo en la campaña, durante su mandato, de 2003 a 2007.

Matas, en una declaración ante el juez que se prolongó poco más de una hora, se desvinculó totalmente de los asuntos económicos de la campaña electoral, asegurando que él desconocía cuánto dinero se gastaba y la procedencia de éste. Insistió en que todos estos temas los lleva el equipo económico.

El expresidente y exministro de Medio Ambiente, que ya ha sido condenado a seis años de prisión por una de las piezas del Palma Arena y está imputado en otras 21, dijo ante el juez que el dueño de Over Marketing, Daniel Mercado, "mentía" al asegurar que había pactado con él que el trabajo realizado por la agencia en la campaña electoral se cobraría en parte en negro y también a través de contratos que se le irían adjudicando desde el Govern.

En su comparecencia, Matas llegó a decir que el máximo responsable de Over mentía por presiones de la Fiscalía, asegurando que el fiscal "no ceja hasta que no oye lo que quiere oír". Ante la situación, el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, advirtió al expresidente que si tenía alguna prueba de esas presiones a las que se refería "fuera al juzgado de guardia" a interponer la correspondiente denuncia, advirtiéndole que no toleraría más insinuaciones en este sentido.

Y, tras insistir en que no sabía nada del manejo de dinero, Jaume Matas también se desentendió de los pagos de dinero público que fue recibiendo Over del Govern balear durante la legislatura en que él fue presidente. Así, Matas negó ante el juez haber ordenado a las distintas consellerias del Govern que contrataran a Over Marketing. Es más, Matas añadió que precisamente su "directriz política" en materia de comunicación fue que hubiera concurrencia de todas las empresas y que todo se hiciera legalmente.

Según Jaume Matas, las contrataciones de Over fueron decididas autónomamente por las distintas consellerias que resolvieron encargar trabajos a Over Marketing, sin su intervención. La empresa Over aterrizó en Balears para realizar la campaña electoral del PP balear, después de que Matas conociera a su responsable en Madrid, cuando él era ministro de Medio Ambiente. Llegó y se quedó durante toda la legislatura, trabajando para las consellerias de Salud y Consumo, Obras Públicas y también Interior y Función Pública, Economía e Innovación, entre otras; y para los ayuntamientos de Inca, Palma y Ciutadella y el Consell Insular de Menorca.