Rodrigo acudió ebrio a la Policía Local tras empotrar su coche y abandonarlo en plena calle

|

Valorar:
preload

Ignacio Rodrigo, durante el pleno en el que renunció Pilar Marí.

06-08-2014 | Sergio Cañizares

El comportamiento poco ejemplar del concejal de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Eivissa, Ignacio Rodrigo, no se limita a los comentarios soeces y machistas que vertió en el chat de los regidores díscolos del Consistorio ? la mayoría ya apartados del mismo -, ni tampoco a las estrategias conspiratorias que urdió durante un año para defenestrar a varios compañeros del equipo de gobierno.

Cuando aun era responsable de Turismo, Comercio e Industria de la ciudad, el actual concejal del PREF  protagonizó un episodio que hizo saltar las alarmas en Can Botino. Rodrigo empotró su coche contra dos vehículos estacionados en la Avenida Bartolomé Rosselló. Eran las 06.30 horas del sábado, 10 de diciembre del 2011. Tras la colisión, Rodrigo abandonó el lugar de los hechos. Su coche fue retirado por la grúa municipal. Seis horas después del choque, a las 12.30 del mismo día, Rodrigo se presentó en las dependencias policiales, donde se sometió al protocolo establecido en estos casos y, por lo tanto, a la correspondiente prueba de alcoholemia. El concejal dio positivo y no pudo retirar su vehículo. El test de etilometría arrojó un resultado de 0,34 mg/L, cuando el máximo permitido por ley es de 0,25 mg/L.

Según el informe, no se pudo certificar si la tasa de alcohol en sangre que presentaba el regidor era el resultado de lo consumido antes o después del accidente. Así mismo, el informe destaca que en ningún momento los agentes dispensaron trato de favor a  Ignacio Rodrigo ni que éste intentara aprovechar su condición de cargo público para obtener privilegio alguno.

Multa

Tres días después de los hechos, el concejal acudió al depósito municipal y entonces sí retiró su coche abonando la correspondiente multa.

A estas alturas ya no cabe duda de que Ignacio Rodrigo Mateo es una de las 'estrellas' de la legislatura, y no precisamente por su buena gestión al frente de las áreas que ha detentado. El capítulo del accidente y la prueba de alcoholemia - hasta ignoto para la opinión pública - quizá fue el primero de relevancia, pero ni mucho menos el último.

En septiembre de 2012, anunció que dejaba el PP - partido por el que se presentó en la municipales de 2011 - para pasarse al PREF (hasta ahora socio de gobierno de los populares). El motivo: sus divergencias con la entonces alcaldesa, Marienna Sánchez-Jáuregui. Pero el asunto que le ha puesto en una situación más que comprometida ha sido el chat que compartía con otros miembros del equipo de gobierno, donde insultaba y conspiraba contra compañeras de Ayuntamiento. Unos comentarios que han provocado que el PP rompa relaciones con el PREF.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.