Corrupción en Magaluf

En libertad dos de los tres encarcelados por el caso de la corrupción en Calvià

|

Valorar:
preload

Los dos agentes abandonando los juzgados de Palma tras prestar declaración.

11-09-2014 | A. Sepúlveda

Dos de los tres encarcelados por el asunto de la presunta corrupción en Calvià han sido puestos en libertad con cargos, tras haber declarado esta mañana ante la jueza que investiga el caso.

Se trata de los dos agentes que ingresaron en prisión junto a José Antonio Navarro, jefe de la Policía Local del municipio. Ambos han colaborado con la Justicia ofreciendo valiosa información sobre la presunta trama de corrupción que ha revolucionado los cimientos del Ajuntament calvianer.

El caso lo investiga la jueza Carmen González, titular del Juzgado de Instrucción número 12, que ha decretado el secreto sumarial. Las actuaciones policiales y judiciales son muy intensas desde que arrancara el caso el pasado 31 de agosto.

Por su parte, el jefe de la Policía Local continúa en la prisión de Palma por presuntas prácticas corruptas, aunque el caso sigue bajo secreto de sumario y no se han hecho públicas las imputaciones concretas que pesan sobre él.

Desde que se desveló la investigación judicial, distintos medios de comunicación han publicado informaciones sobre denuncias de sobornos y extorsiones contra algunos agentes municipales de Calviá presentadas por empresarios de locales de ocio nocturno de la zona turística de Magaluf.

José Antonio Navarro Muñoz y los dos policías bajo su mando liberados este jueves entraron en la cárcel de forma preventiva el pasado día 1 tras prestar declaración ante la jueza del caso.

Navarro fue nombrado jefe inspector de la Policía de Calvià en agosto de 2011 en sustitución de Jaime Jaume Marcó, que solicitó ser relevado del puesto.

El 2 de septiembre, el Ayuntamiento de Calvià comunicó que el agente José Luis Rubiales asumía las funciones de jefe de la Policía «hasta la resolución del caso» y ofreció su colaboración para el esclarecimiento de los hechos.

Esa misma tarde Manuel Onieva, alcalde de Calvià, el segundo municipio más poblado de Balears, prometió medidas contundentes si se demuestra que Navarro y algunos agentes a su cargo se corrompieron.

El alcalde hizo hincapié en que actuará con severidad ante las presuntas ilegalidades, pero insistió también en que desconocía de qué se acusa a los policías y declaró que nunca había tenido sospechas sobre Navarro, en que tenía plena confianza.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.