Científicos de la UIB patentan un método para predecir y prevenir la obesidad

|

Valorar:

Investigadores del Laboratorio de Biología Molecular, Nutrición y Biotecnología de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) han identificado un biomarcador nutrigenómico que permite pronosticar la obesidad y han patentado un método para precaver esta enfermedad y sus complicaciones.

Dicho laboratorio coordina el proyecto europeo Bioclaims, que investiga en el campo de la nueva tecnología nutrigenómica, basada en la interacción de los nutrientes con los genes, para identificar buenos biomarcadores, ha informado la UIB en un comunicado.

Los investigadores apuntan a que los efectos de la alimentación de la madre durante la gestación quedan registrados en los genes y cromosomas, y esto puede determinar que la descendencia tenga una predisposición mayor o menor a la obesidad.

En estudios previos experimentales, realizados en ratas, los investigadores de la UIB ya habían descrito que una reducción suave o moderada (del 20 %) de la ingesta de calorías por parte de las madres durante la primera mitad de la gestación es suficiente para imprimir en la descendencia una predisposición a desarrollar sobrepeso y obesidad.

Este sobrepeso, si no se manifiesta en edades jóvenes, va apareciendo a medida que la edad avanza.

Ya antes, el equipo del doctor Andreu Palou había observado que la combinación de numeroso genes que se expresan y detectan en una fracción de células sanguíneas conocida como PBMC (Peripheral Blood Mononuclear Cells) podía reflejar alteraciones en órganos vitales para la regulación en la edad adulta del metabolismo energético y del peso corporal, como el hígado, el tejido adiposo y el hipotálamo.

Además, también se habían observado algunas alteraciones en estos órganos que podían ser responsables de futuros desajustes del balance energético, y así propiciar la obesidad.

Los investigadores del LBMNB se plantearon la posibilidad de que el estudio de la expresión cuantitativa de múltiples genes en la fracción sanguínea de PBMC, obtenida pocas semanas después del nacimiento, podría revelar alteraciones de la predisposición futura a la obesidad.

Estudiaron la expresión de unos 20.000 genes en estas células PBMC en edades tempranas, comparando la descendencia de ratas con una gestación normal con la de otras que habían tenido alguna restricción moderada de la ingesta durante la primera mitad de la gestación y, en consecuencia, habían adquirido predisposición a desarrollar obesidad.

Los científicos hallaron una expresión alterada en 224 genes, que se comportan de manera diferente en aquellas ratas jóvenes que, al hacerse adultas, tienen más tendencia a desarrollar obesidad y las complicaciones asociadas, en comparación con las que tendrán menos predisposición a engordar.

El conocimiento de la expresión de varios grupos o combinaciones de estos genes refleja la tendencia futura a desarrollar o no obesidad, con diferentes probabilidades que dependen del número y selección de genes que se estudie.

Los resultados han dado lugar a desarrollar un método para la protección y prevención de sobrepeso, obesidad y sus complicaciones mediante análisis de expresión génica, que ha sido patentado por la UIB en colaboración con el Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Obesidad y Nutrición (Ciberobn).

Los estudios próximamente se publicarán en la revista Scientific Reports.

La patente se ha presentado en el simposio internacional Biomarkers and Health Claims on Food, celebrado en la UIB en el marco del proyecto Bioclaims, que ha reunido a más de un centenar de expertos en los ámbitos científico y jurídico de la alimentación y la salud.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.