La nueva consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha anunciado  que el Govern de izquierdas pedirá al ejecutivo central que incremente el techo de déficit para este año, fijado en el 0,7 % del PIB.

Cladera ha subrayado, minutos después de tomar posesión del cargo este viernes por la mañana en el patio del Consolat de Mar, que su «máxima prioridad es conseguir mejorar la financiación, tener más recursos para Balears para poder dar una mejor prestación de servicios públicos».

Ha afirmado también que en breve el Govern se dirigirá formalmente al ejecutivo central para exigirle que paralice la reforma del Régimen Especial de Baleares (REB) que pactaron poco antes de las elecciones José Ramón Bauzá y Mariano Rajoy.

Otra de sus primeras tareas será elaborar los presupuestos para el próximo año, en los que podrían incluirse ya reformas fiscales en la línea de incrementar la recaudación entre quienes más recursos tienen, aunque antes deberá «conocer la situación» de las arcas públicas.

La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, licenciada en Económicas, ha sido auditora de la Sindicatura de Cuentas y fue gerente del Instituto Balear de la Vivienda de 2007 a 2011.