Presunto delito de desobediencia contra los abogados que grabaron la declaración de la infanta

La Audiencia de Palma confirma el pase a un procedimiento abreviado a ambos abogados declarados presuntamente autores de las grabaciones a la infanta Cristina durante sus declaraciones ante el juez

|

Valorar:
preload

José Carvajal, abogado acusado de grabar a la infanta Cristina mientras declaraba ante el juez

07-07-2015 | A. Sepúlveda

La Audiencia de Palma ha confirmado el pase a procedimiento abreviado de la causa por presunto delito de desobediencia contra dos abogados por grabar presuntamente a escondidas la declaración ante el juez de la infanta Cristina como imputada en el caso Nóos.

La sección segunda del tribunal provincial ha dictado un auto en el que desestima los recursos de apelación interpuestos por la defensas de los letrados Francisco Carvajal y María del Carmen Jiménez, confirma el auto y ordena que el proceso continúe porque considera correcta la decisión del juez de transformar la causa en un procedimiento abreviado.

El juez de Instrucción número 11 de Palma, Manuel Penalva, dio por finalizada el pasado enero la instrucción que investigaba la grabación del vídeo de la comparecencia judicial de la infanta el 8 de febrero de 2014, e indicó que apreciaba indicios de un presunto delito de desobediencia por parte de los dos abogados imputados.

El magistrado señalaba que los informes de la Policía Científica de Madrid indican que varios de los planos que se aprecian en el vídeo fueron realizados desde la posición que ocupaba Carvajal en la sala judicial y otros fueron grabados por la persona que ocupaba el puesto de Jiménez.

Penalva apuntaba indicios de criminalidad contra los imputados al haber desobedecido la orden del juez del caso Nóos, José Castro, que había prohibido expresamente que cualquier persona presente en la sala de declaraciones accediese con dispositivos electrónicos que permitieran la grabación de imágenes o sonido.

Carvajal y Jiménez asistieron a la comparecencia judicial de la infanta en sustitución del abogado Javier Saavedra, personado en la causa en representación de Robert Cockx, entonces imputado en el caso Nóos como supuesto testaferro.

Los dos abogados recurrieron el auto por considerar que los indicios racionales que el instructor expuso en su resolución son «meras conjeturas fruto de la pura especulación y elucubración» y porque creen que no concurren los requisitos objetivos y subjetivos del delito de desobediencia que se les imputa.

El tribunal de la sección segunda de la Audiencia asegura que el auto de pase a procedimiento abreviado no pretende «en modo alguno» declarar la culpabilidad de los imputados, sino «examinar, una vez agotada la investigación, si es posible verificar en su contra un juicio probable de acusación».

El tribunal de la sección segunda concluye que la decisión del juez se basa en el resultado de las diligencias sumariales que ha practicado y «no parece arbitraria ni irrazonable, sino motivada y ajustada a Derecho».

Añade que, a pesar de los esfuerzos argumentativos de los recurrentes y, en especial de Carvajal, «el proceso debe continuar».

Tras el pase procedimiento abreviado, el juzgado de Instrucción 11 realizó unas diligencias complementarias en esta causa en la que todavía no hay escritos de acusación, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.