Caso Nóos

La infanta afirma que entró en Aizoon «por confianza» en su marido

|

Valorar:
preload

03-03-2016

La declaración de la infanta Cristina ha comenzado este jueves a las 18.13 horas en esta jornada del juicio del caso Nóos, acusada únicamente por el sindicato Manos Limpias como cooperadora necesaria de dos presuntos delitos fiscales que se le imputan a su marido, Iñaki Urdangarin, cuyadeclaración se ha prolongado durante tres jornadas. La infanta sólo contestará a las preguntas de su abogado.

La infanta Cristina ha anunciado al tribunal que la juzga que solo responderá a las preguntas de su abogado, Pau Molins, y no a las de las acusaciones ni a las del resto de letrados. Durante el inicio del interrogatorio por parte de Molins la Infanta ha negado tener conocimientos sobre contabilidad y señala que entró en Aizoon porque su marido se lo pidió. Ha afirmado al tribunal que la juzga que firmó la constitución a medias con su marido, Iñaki Urdangarin, de la empresa Aizoon «por confianza» en él, ya que era una de las pocas personas en las que confiaba. «Firmé en confianza del asesor fiscal y de mi marido», ha dicho sobre la sociedad, de la cual ha querido dejar claro que Urdangarin era el administrador y tomaba todas las decisiones. «Así me lo pidió y acepté», ha explicado la infanta a preguntas de su abogado, y ha añadido que entonces confiaba en su marido y en su «entorno más cercano», incluido el asesor fiscal de Urdangarin, Miguel Tejeiro, en quien «ahora» no confía.

Al inicio de su declaración, su abogado ha aclarado que solo le responderá a él, tras lo que la presidenta del tribunal, Samantha Romero, ha instado a la acusada a pronunciarse sobre ello. «Gracias señoría, contestaré solo a mi letrado», ha ratificado doña Cristina.

La acusada se ha sentado en la tribuna para comenzar su declaración a las 18.12 horas, después de un receso de quince minutos y tras ladeclaración del asesor fiscal de Nóos, Salvador Trinxet, que ha tomado el relevo al marido de la infanta, Iñaki Urdangarin.

Tras leerle sus derechos la magistrada presidenta, Molins ha intervenido para decir que «por coherencia, y al igual que han hecho otros acusados en este mismo juicio», no iba a responder a Manos Limpias, la única parte que le acusa, ni «tampoco a ninguna de las otras partes procesales, también por coherencia».

«Ya que no contesta a la única parte que le acusa, menos lo va a hacer al resto de partes acusadoras que no le acusan. Tampoco contestará  a ninguna defensa excepto de a este letrado para poder ofrecer un relato alternativo al tribunal.

Manos limpias

La abogada de Manos Limpias ha comenzado a enumerar las preguntas que le pretendía hacer para que consten en la causa, varias de las cuales han sido consideradas no pertinentes por el tribunal por incluir «valoraciones».

Así, entre las preguntas que López Negrete está exponiendo para  que quede constancia de las mismas se encuentran: «Si su marido consultaba con usted todos sus correos, ¿no consultaba el resto de  asuntos que tenía con Aizoon cuando usted era propietaria del 50%?»;  «¿usted nunca se preocupó por cómo estaba dada de alta la niñera y  cuidadora de sus hijos?"; «¿conocía todas estas prácticas y si las  conocía, las consentía?» o «¿le ponía su marido al día de las cuentas  de la sociedad?». 

Otras de las cuestiones por las que la abogada se está interesando radica en si la exduquesa «sabía que al tener el 50% de Aizoon tenía  una relación de dominio en la empresa al igual que su esposo». 

La abogada le está exhibiendo del mismo modo varios recibos  relativos a gastos personales del matrimonio cargados a Aizoon, como  el relativo al alquiler de un vehículo de Washington: «¿Corresponde  este alquiler a cuándo ustedes residían en la ciudad de Washington?»,  le ha inquirido. La Infanta continúa guardando silencio

La Infanta Cristina ha comenzado a ser interrogada en el juicio  que se celebra por el caso Nóos a las 18.15 horas. La letrada de  Manos Limpias sostiene que, con su actuación, la exduquesa permitió que Aizoon «sirviera de instrumento» para que su marido pudiera  delinquir ante la Agencia Tributaria y que éste defraudase hasta un  total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF de 2007 y 2008. 

La entidad es la única acusación que dirige acciones penales contra la hermana del Rey Felipe VI. Reclama ocho años de cárcel para la inculpada.

Pau Molins

Al inicio del interrogatorio realizado por su abogado, Pau Molins, La Infanta Cristina ha declarado que Aizoon se constituyó con el objetivo de «canalizar los ingresos profesionales» de su marido, Iñaki Urdangarin, y que ella poseía el 50 por ciento de la sociedad porque así se lo pidió su esposo. «Así me lo pidió y yo acepté», ha declarado sobre esta participación al 50 por ciento al ser preguntada por esta materia por su letrado, Pablo Molins, donde también ha añadido que fue asesorada sobre este tema por Carlos García Revenga.

Ha asegurado ante el tribunal que la juzga que su marido y ella tienen repartidas las tareas de manera que ambos se ocupan de sus hijos, cada uno de su trabajo profesional y «él se encargaba de las gestiones económicas de la familia».

La Infanta Cristina ha negado que el motivo por el que fue  nombrada socia en Aizoon junto a su marido, Iñaki Urdangarin, no  pasaba por ser un «escudo fiscal» frente a Hacienda y de este modo  evitar posibles inspecciones de la Agencia Tributaria. «De ser así,  nunca lo hubiera aceptado», ha remarcado. La acusada ha aseverado que, en su situación, la entidad  estaba sometida a un «mayor control y fiscalización»

Asimismo, ha apuntado que era Urdangarin quien adoptaba las decisiones en Aizoon, «siempre asesorado por su asesor fiscal».  

«No tenía firma  ni poderes» en Aizoon, así como tampoco podía acceder al saldo de las  cuentas de la sociedad y «nunca» ha conocido los ingresos o gastos de  ésta.  Así lo ha asegurado durante el interrogatorio formulado por su  letrado Pablo Molins, donde la Infanta también ha explicado, tal y  como ha hecho su marido, Iñaki Urdangarin, que si firmó el contrato  de arrendamiento del despacho de la sociedad se debió a una  «equivocación». 

«Mi marido ha aclarado que debió ser una equivocación, no puedo  firmar en representacioón de Aizoon». «Yo no puedo firmar en nombre  de Aizoon», ha añadido antes de apuntar que ha conocido este «error»  a raíz del actual proceso judicial.

Aizoon

La empresa del matrimonio está considerada una de las sociedades 'pantalla' que integraban el entramado urdido por Urdangarin y su exsocio Diego Torres en torno al Instituto Nóos para poder apoderarse de más de seis millones de euros de las Administraciones con las que  contrataban. De hecho, la mercantil llegó a nutrirse de forma  presuntamente irregular de más de un millón de euros de la trama.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.