Marc Pons defiende que el gas natural reduce un 30% las emisiones de CO2

| Palma, Mallorca |

Valorar:
preload
Marc Pons, en una sesión del Parlament

Marc Pons, en una sesión del Parlament

02-11-2016 | Joan Torres

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha asegurado este martes que la implantación del gas natural «no es un cambio de paradigma» y ha destacado que reduce un 30% las emisiones de CO2, suprimiendo emisiones de azufre y óxido nitroso.

Así se ha expresado Pons en el pleno del Parlament durante una interpelación de Podemos sobre política energética del Govern, donde el conseller ha lamentado que Balears está «todavía muy lejos» del objetivo de producción de energía renovable y que de hecho está por detrás de la Península en este ámbito.

Además, Pons ha avanzado que el Govern está preparando una guía para trabajadores sociales en materia de facturas energéticas, para asesoramiento de familias en situación de pobreza energética. Además, ha explicado que no se cobrará el reenganche a gas a los hogares con informe favorable de los servicios sociales de Ayuntamientos.

Por su parte, el diputado de Podemos Carlos Saura ha apostado por las instalaciones pequeñas y ha denunciado el «oligopolio» de la energía en España.

«No poner impedimentos»

Al respecto, el conseller de Energía ha pedido «no poner impedimentos» a la energía renovable y ha reconocido la dificultad del «encaje de territorio y producción de energía».

Además, ha recordado que el objetivo de 100% de renovables es «muy ambicioso» propuesto por «los países más avanzados» y ha asegurado que alcanzar dicho objetivo «pasa por los polígonos» ya que de otro modo apenas se llega a abarcar a unos 32.000 hogares.

Pons ha destacado que el Govern ha «conseguido el compromiso de Madrid» para un cupo específico de renovables si bien ha admitido que con las instalaciones renovables que están en tramitación actualmente llegan «del 2 al 10%», muy lejos del 40% de la Península.

En este sentido, ha pedido «asumir con madurez» el debate para «identificar las zonas de cada Isla donde instalar renovables».

Con todo, Pons ha explicado que el objetivo del Govern es «poner las bases hacia un modelo fundamentado en energías renovables y autoconsumo» que sea «justo, accesible y sostenible» y que «garantice una elevada calidad de servicio».

Para ello, ha continuado, «es necesaria una red eléctrica de media y alta tensión muy bien construida que sea capaz de transportar toda la energía demandada con seguridad», pero actualmente hay «problemas de conexión» en el territorio balear, con cableados antiguos que necesitan sustitución entre Formentera e Ibiza y Mallorca y la Península, por lo que el conseller ha responsabilizado al Gobierno central por la «falta de inversiones».

Aumento de la demanda

Podemos cree que la implantación del gas natural en Mallorca es un «obstáculo» en la transición energética y que si no se «cuestiona» la demanda «es imposible hacer la transición hacia energías limpias», especialmente teniendo en cuenta el aumento de turistas que hacen crecer la demanda.

«La implantación del gas natural es pan para hoy y hambre para mañana, porque los precios irán subiendo», ha alertado Saura, que se ha preguntado «cómo es posible que ciudades como Ámsterdam estén hablando de acabar con el gas natural y en Baleares, de implantarlo ahora».

«Si queremos cerrar Es Murterar tenemos que apostar por la contención, de poco servirá instalar placas si el consumo no deja de crecer», ha apuntado el diputado de Podemos.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

josep
Hace un año

¡Pero, a quién representa este tío!

Valoración:2menosmas

Menorquín viajero
Hace un año

Con el debido respeto a Marc Pons ... lo que realmente reduciría el CO2 sería cerrar la central de Maó (o pasarla a Gas Natural) e invertir en fotovoltáicas y aerogeneradores en alta mar (fuera de la vista). esto eliminaría el CO2 no en un 30% si no en un 70% o más. Lo del Gas Natural, e sun parche. En 10-15 años estará obsoleto, sino antes. Y toda la isla y pueblos "zurcidos" a tuberías, acequias y depósitos en terreno rústico ...

Valoración:6menosmas

Ay ay
Hace un año

Primero y principal quien voto a este señor se presento? a quien representa una persona puesta a dedo.

Valoración:12menosmas

Davud
Hace un año

Sr marc, lo que quiere es que tengamos otra factura mas a final de mes

Valoración:13menosmas

Nacho
Hace un año

Las renovables necesitan de potencia instalada de respaldo..No se puede tener renovables sin gas. Todo ello hace que sea más caro el sistema, porque necesitas más líneas de transmisión y más centrales listas para generar. Ante ello, los políticos deberían decir la verdad y reconocer que si se quiere más penetración de las renovables el precio de la electricidad tiene que bajar.

Valoración:-3menosmas

bili
Hace un año

La utilización perversa del % . Un 30% de reducción, pero donde, cuando y como se consigue ?

Valoración:3menosmas

A ver, a ver
Hace un año

A ver si con un poco de esfuerzo el Sr. Pons consigue poner a las empresas suministradoras de energía en huelga. Ya lo ha conseguido con todos los taxistas de Mallorca.

Valoración:5menosmas

Papiti
Hace un año

Señor marc el gas natural reduce el 35% pero mira tu que curioso las renovables el 100%

Valoración:19menosmas

Lógica
Hace un año

Hay cosas que no me caben en la cabeza. Somos junto a Italia y Grecia los países más pobres de la UE, y sin embargo somos los que más cantidad de sol recibimos. Tenemos extensiones de terreno enormes en la península en las que poder instalar grandes parques de energía fotovoltaica. No sólo no tendríamos que pagar la factura eléctrica, es que seríamos la Arabia Saudí de la energía solar. Imaginad por un momento haber invertido los más de 70.000 millones de euros de rescatar a los bancos en esto, yo creo que nos sale a devolver más que a la infanta.

Valoración:20menosmas

Paco Micras
Hace un año

Expulsar los combustibles fósiles de nuestros hogares no es complicado lo agradecerá nuestra salud y economía. Cocinar y calentar agua quemando gas es insano, sucio e ineficaz. Los gases dañinos (óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono, etc.) expulsados en su combustión penetran en nuestros pulmones y alimentos y los residuos sólidos dañinos impregnan nuestras cocinas. Las obligadas rejillas de ventilación que impone la normativa anulan el rentable aislamiento térmico de nuestras casas. Las opciones más económicas y saludables son cocinar con inducción y calentar agua con termos eléctricos que si tienen apoyo solar mucho mejor. Llenar nuestras calles de costosas y peligrosas canalizaciones de gas, que nos sobresaltan de vez en cuando con fugas y explosiones, supone llevar a nuestros hogares un combustible importado desde países con dudosa estabilidad geopolítica y que será cada vez más caro, con escasas posibilidades de rectificar cuando nos demos cuenta del grave error cometido.

Valoración:10menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2