Parte del PP sospecha que Bauzá pueda intentar presentar su candidatura a la Junta Territorial de Palma en lugar de a la de Marratxí.

Cargos del PP empujan para que el partido fuerce la salida de José Ramón Bauzá del Senado ante la evidencia de que no está presentando ninguna iniciativa vinculada a Balears pero, sobre todo, ante el temor a que vuelva a utilizar esta plataforma para presentar su candidatura a la presidencia del PP de Palma.

En la calle Palau Reial se observa con preocupación ciertos movimientos de Bauzá para buscar apoyos en Palma, donde el congreso se prevé muy complicado porque no hay una figura definida. De hecho, fue en Palma donde el expresident logró su mejor resultado, más allá de la zona del triángulo Artà-Son Servera- Capdepera.

Bauzá obtuvo en Palma 656 votos (el 48,13 por ciento), frente a los 697 de Gabriel Company. Ganó a Company en la zona de la Plaça des Pont, Aragó, Na Burguesa, s'Escorxador, Llevant y Platja de Palma.

Lo ajustado del resultado ha hecho saltar las alarmas en la sede del partido ya que la posibilidad de que Bauzá se haga con la presidencia de la Junta Territorial le abre a su vez la puerta a la candidatura a la Alcaldía de Palma en 2019. Los intentos de determinados dirigentes del partido por apartar a Bauzá del Senado se habían manifestado en privado durante todos estos meses, pero ya hay quien busca posibles soluciones ejecutivas ante el temor a esta reaparición del expresident.

El escaño es suyo

El problema con el que se encuentran los dirigentes del PP es que el escaño es propiedad del senador y, por lo tanto, la única manera de que deje de serlo es que él presente su dimisión. En cualquier caso, lo que de momento se busca es que desde la oposición se ejerza un mayor control sobre el trabajo que está haciendo Bauzá en el Senado.