Una parte de del Consejo Ciudadano de Podemos impugna la votación que elige a Jarabo portavoz

| Palma |

Valorar:
Imagen de Laura Camargo y Alberto Jarabo juntos durante un acto.

Imagen de Laura Camargo y Alberto Jarabo juntos durante un acto.

La consejera del Consejo Ciudadano autonómico (CCA) de Podemos, Laura Camargo ha anunciado este jueves que 16 de los 38 consejeros autonómicos que lo forman -más del 25%- han impugnado las votaciones telemáticas que han determinado la restructuración del grupo parlamentario.

Según ha informado mediante un comunicado, han encontrado «deficiencias graves en el procedimiento de votación» que ha elegido a Alberto Jarabo como nuevo portavoz del partido en la Cámara autonómica por lo que esperan una «reconsideración y una adopción» conforme a los reglamentos de decisiones «tan trascendentales» para el partido.

«Mi voluntad es que el partido decida libremente con acuerdo al deseo de la mayoría que en él existe para elegir a quien consideren más adecuado para ocupar la portavocía, así como el resto de órganos, pero todo ello con debate previo y siguiendo los cauces democráticos de decisión», ha aseverado la que hasta ahora era la portavoz parlamentaria.

Así, ha anunciado que este mismo lunes firmará su baja como portavoz del grupo parlamentario, algo que no tiene «problema en acatar», pero ha remarcado que las personas firmantes emplazan a la dirección a que «esto sea tras una votación con garantías».

En concreto, aseguran que las votaciones carecen de las garantías para un ejercicio democrático dentro de las previsión y competencias que los reglamentos de Podemos otorga a este CCA y que además existe un expediente abierto sobre la composición de este Consejo Ciudadano por incumplimiento de los representantes de Menorca.

De esta manera, las personas firmantes, que representan más del 25% del CCA piden una convocatoria presencial del Consejo Ciudadano para debatir y después decidir sobre la dirección del grupo parlamentario, órganos de coordinación insular y reglamento interno.

Así, los firmantes consideran «nulas y sin efecto por defecto en su aprobación» todas las decisiones si no se someten a debate y votación conforme establecen sus documentos y de no tomarse en cuenta nuestra reconsideración, impugnarán la decisión siguiendo los cauces oportunos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Montserrat Oliveras
Hace más de 3 año

Con mal pie empezamos, si lo hacemos incumpliendo nuestro propio programa. Esperemos a ver qué dice la dirección en Menorca.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1