El coste de la vivienda, un problema. | ARCHIVO

El crecimiento económico de Balears y el elevado nivel de empleo registrado en las Islas no son suficientes para la recuperación de la economía doméstica. Más de la mitad de las personas de las Islas tiene dificultades para llegar a fin de mes y solo un 0,3 % lo consigue con mucha facilidad. Así se desprende de la Encuesta de Condiciones de Vida publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en referencia al año 2018.

En concreto, el 62,4 % de personas llega a final de mes con dificultades, un porcentaje que supera en más de diez puntos a las personas que tenían la misma problemática un año antes. En cuanto al nivel de dificultad, un 10,4 % de personas tiene muchos problemas para llegar a final de mes, el doble que un año antes. Un 22,4 % lo hace con dificultad, también por encima del 14,1 % de un año antes, mientras que un 29,6 % de personas asegura tener cierta dificultad, ligeramente por debajo del 31,8 % registrado en esta categoría en 2017.

Pese a que la encuesta del INE no hace referencia a los motivos de esta dificultad, el elevado coste de vida de las Islas está muy vinculado con las respuestas de esta encuesta.

El encarecimiento del precio de la vivienda, tanto de compra como de alquiler, es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los ciudadanos de Balears y así lo reflejan varios estudios de diferentes entidades y organizaciones.

Aunque los alquileres de Balears son inasequibles para muchos ciudadanos, la oportunidad de comprar es aún más difícil ya que los bancos solo conceden un 80 % del préstamo hipotecario. De ahí, que el porcentaje de hogares en viviendas de alquiler sea superior al de viviendas en propiedad, de un 66 % frente a un 24 %. Un reparto casi inimaginable hace quince años.