Los precios de la vivienda en Baleares siempre se han situado entre los más caros del Estado, una tendencia que en los últimos años se ha visto agravada por la elevada demanda de oferta asequible y la escasez de inmuebles a la venta para cubrir esta necesidad de las rentas medias.

El elevado precio de la vivienda de Balears repercute en los bolsillos de los ciudadanos de forma más intensa que en otras comunidades del Estado. El importe de crédito hipotecario por adquirir una vivienda en las Islas es prácticamente el doble que en Extremadura, según los últimos datos disponibles del Colegio de registradores de la Propiedad de España, que hacen referencia al primer trimestre del año.

El importe medio de las hipotecas en Balears, de 148.771 euros, es el tercero más elevado del Estado, solo por detrás de Madrid y Cataluña, y dista mucho de las hipotecas de Extremadura, de casi 75.000 euros, donde el precio de la vivienda es mucho más asequible.

El informe del Colegio de Registradores de la Propiedad sostiene que los actuales niveles de endeudamiento hipotecario por vivienda todavía se encuentran alejados con respecto a los máximos del anterior ciclo alcista. En el primer trimestre de 2008, justo antes de estallar la burbuja inmobiliaria, el importe medio contratado para una hipoteca en las Islas era de 167.658 euros. Sin embargo, desde los mínimos alcanzados en 2014, de cerca de 130.000 euros, se ha registrado un incremento significativo durante estos últimos cuatro años, una tendencia que se repite en todo el Estado.

Moderación

De ahí, que la entidad recomiende una «moderación en el ritmo de crecimiento en línea con lo que ha ocurrido durante el primer trimestre del año». Y es que en comparación con los últimos meses del pasado año, se contabilizó un descenso de más del 13 % en el importe de los créditos hipotecarios en las Islas. Aún así, los registradores de la propiedad son cautos de cara a los próximos meses pese a que auguran una moderación del endeudamiento hipotecario por vivienda.

De todos modos, todo apunta a que los precios de las Islas seguirán estando entre los más elevados del Estado. Esto se refleja en el esfuerzo que deben realizar los ciudadanos de Balears cada mes.

Según el informe, en el primer trimestre son los que destinaban mayor parte de su salario al pago de la hipoteca, el 40,8 %, mientras que los extremeños solo dedicaban el 22,74 %.