La decisión sobre el nuevo rumbo que debe tomar el PI provoca tensiones internas

| Palma |

Valorar:
preload
Jaume Font

El presidente del PI, Jaume Font, conversa con la diputada Lina Pons en el pleno del Parlament.

17-12-2019

La propuesta del presidente del PI de cambiar el rumbo estratégico de la formación para ampliar la base social del partido no ha gustado a algunos de sus dirigentes, que el pasado viernes asistieron con asombro a las palabras de su presidente en las que animaba a cambiar de estrategia.

El propio presidente de la formación, Jaume Font, precisó este martes que su intención no es que el regionalismo deje de ser uno de los ejes vertebradores del partido, pero sí consideró que el PI no puede ser un partido nacionalista. Personas de la confianza del presidente insularista señalan que está muy incómodo con algunas posiciones del PI en relación con el conflicto de Catalunya que considera demasiado nacionalistas para la formación.

Sin embargo, el sector más próximo a Josep Melià, que procede de Convergència per les Illes, recuerda que este partido siempre se ha considerado nacionalista y que el PI supuso la integración de estas dos sensibilidades: una más regionalista que procedía de la Lliga de Font y otra más nacionalista, de Convergència.

En discurso de la cena de Navidad y las palabras posteriores de Font sobre la necesidad de abrir la base social superando el debate catalán-castellano molestaron a algunos dirigentes que entienden que se está desviando del espíritu fundacional del PI. Recuerdan, además, que tras las pasadas elecciones municipales, el propio Font llegó a proponer un pacto con PSIB, Més y Podemos en el algunos municipios, algo que rechazó de plano la ejecutiva de la formación.

Discurso ambiguo

Señalan que una parte del discurso que pronunció Font en la cena de Navidad fue intencionadamente ambiguo. «¿Es posible que nuestro diagnóstico de lo que es, quiere y necesita la sociedad insular no se avenga con la realidad actual de las Islas?», se preguntaba Font.

Animaba a los suyos a no caer en el «inmovilismo» y en acabar pensando «que si la sociedad no compra nuestro marco mental quien está equivocada es la sociedad y no nosotros». «La rutinaria repetición de quejas y lamentos cuando el resultado de la acción política no es el que esperamos no puede ser un refugio ni mucho menos una justificación», añadió.

Congreso en 2021

En algunos sectores del PI insisten en que durante su intervención ante la militancia hubo quien entendió que Jaume Font mostraba su disposición a dar un paso a un lado pero él asegura que no es así.

En cualquier caso, la duda se despejará el año que viene, que es cuando debe celebrarse el congreso de la formación en el que se renovará la dirección del partido.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Loren
Hace 7 meses

Que rumbo estarán buscando si ni siquiera saben donde está el norte empezando por el "veleta" de la foto, y es que de donde no hay...................

Valoración:-1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1