Balears negocia recibir las competencias de sanidad penitenciaria

| Palma |

Valorar:
preload
Cárcel de Palma

Imagen de archivo de la enfermería del centro penitenciario de Palma.

Balears está negociando con el Ministerio del Interior el traspaso de competencias en materia de sanidad penitenciaria. Si bien durante 2019 se produjeron las dos primeras reuniones al respecto, será con el nuevo Gobierno estatal y durante esta legislatura cuando se cumpla la Ley 16/2003, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud.

La iniciativa se produce por el interés explícito de Instituciones Penitenciarias que ha solicitado a las comunidades que asuman las competencias. «Tienen más urgencia por las dificultades de plantilla, un problema que existe en toda España», explica el director general del IB-Salut, Juli Fuster. Y es que Ultima Hora ya publicó el pasado mes de abril la falta flagrante de trabajadores que afecta a este servicio y que repercute en la salud de los presos.

Balears ha mostrado interés en asumir la gestión de la sanidad penitenciaria que ahora mismo sólo se ha traspasado a las comunidades de Catalunya y País Vasco. «Navarra tiene el proceso muy adelantado y del Archipiélago tenemos una valoración muy positiva», confirman fuentes de Instituciones Penitenciarias. Y es que la decisión deben tomarla las comunidades.

Durante 2019 se hizo una primera reunión entre el departamento de Interior, Delegación del Gobierno, Hisenda, Presidència y Salut en la que se transmitió la voluntad de recibir la gestión. Meses después hubo una segunda reunión entre Salut e Instituciones Penitenciarias para definir la cobertura de cada servicio. «Todavía hay que poner en común los sistemas informáticos para que desde la prisión puedan verse los informes clínicos de aquellos internos que han pasado por el hospital», asegura Juli Fuster.

El proceso debe liderarlo la Conselleria de Presidència y desde Salut auguran que «se retomará con el nuevo gobierno». El siguiente paso pasa por configurar una comisión bilateral que, aunque no es inminente, sí está en la agenda política de esta legislatura.

Plantilla

¿En qué se notará el traspaso? En la plantilla de trabajadores sanitarios de prisión que en las diferentes cárceles de Balears suman una veintena de profesionales. Si bien ahora son funcionarios del Estado, al gestionarlo Balears tendrán que ser personal estatutario.

Además de asumir la plantilla de la que es necesario «ver cuántos son y cuántos deben ser», según el director del IB-Salut, Juli Fuster, se absorverá por completo el servicio farmacológico. De lo que no se ha hablado todavía es del coste que va a suponer.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

@Crític
Hace 7 meses

@ Critic: La Osakidetza reb de l´Estat 7mm€ anuals per financiar la sanitat penitenciaria traspasada dels tres centre penitenciaris del Pais Vasc. Es injust, per una asistencia de qualitat, que els sanitaris penitenciaris no tenguin accés a la historia clínica dels interns de cuant estavan en llibertat i al revés. ducplicitat de proves, etc.I molt mès la diferencia abismal de las retribucions tenguent en compta la perillositat del lloc de feina i la escasa consideració social i de atres profesionals de la sanitat, de la feina importantísima de aquets sanitaris que son un filtre molt important de malatíes i que cuiden de la salud dels interns i les formen amb educació en la salud per cuant surtin i se reintegrin a la societat a la que perteneixen i a la que tard o prest tornarán com a ciutadans de plé dret.

Valoración:menosmas

Crític
Hace 7 meses

Si es fa tan malament com es va fer amb el traspàs de les competències sanitàries no anirà bé. La competència sanitària va venir mal dotada i any rera any en paguem les conseqüències. El Govern Central sempre amolla les "patates calentes" mal finançades i després és la Comunitat qui se n'ha de fer càrrec. Basta pensar que si els sous són diferents (més alts a la Comunitat), la transferència ja és insuficient per pagar els mateixos serveis. Si no es doten bé les transferències, més val no rebre-les.

El mateix passa amb altres competències enverinades: Centre d'interpretació del Parc Nacional de Cabera, la pròpia sanitat pública o altres, com l'educació, que a més es trasferiren quan la població era molt menor: uns 750.000 habitants i ara ja som prop d'1.200.000.

Quan el Govern Central té, a més, disposició de cessió, vol dir que algún problema hi ha i que es vol llevar un problema de damunt a baix preu.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1