La 'ley de excesos' castigará el 'balconing' en todos los establecimientos de Balears

La norma amplía la prohibición de esta práctica en todo el archipiélago

| Palma |

Valorar:
preload
Ley de excesos

La zona de la Playa de Palma y de el Arenal queda afectada por el cumplimiento de la llamada ley de excesos. No se permitirá el ‘todo incluido’ ni la venta de alcohol en comercios por la noche.

La ley que pretende combatir el turismo de excesos afectará a miles de establecimientos hoteleros y extrahoteleros ubicados en la Platja de Palma, s’Arenal, Magaluf y Sant Antoni de Portmany (Eivissa). El Govern señala que aún no se ha hecho el inventario con la cifra exacta de negocios afectados, pero sí que serán miles entre bares, restaurantes, comercios, hoteles y viviendas vacacionales.

El Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) publicó este jueves el contenido del decreto-ley, lo que implica que esta norma, que prohibe la venta masiva de alcohol, ya está en vigor. El Parlament deberá convalidarla en el plazo de un mes para que no decaiga y el Govern tiene los votos de sus socios asegurados.

El decreto-ley publicado fija la delimitación de las zonas que quedarán afectadas por las prohibiciones. En el caso de Palma, queda incluida todo la Platja de Palma, pero no Can Pastilla; en el caso de Llucmajor, la prohibición incluye a todo s’Arenal. Por lo que respecta al municipio de Calvià, la delimitación aprobada por el Govern incluye buena parte de Magaluf, pero queda fuera la zona nueva construida en tercera línea de playa, donde no se da este problema de los excesos, y toda la zona de Cala Vinyes, en las inmediaciones de Magaluf.

Bodas, bautizos y comuniones

La norma establece una serie de excepciones en las que sí se autorizará la oferta de todo incluido. Esta limitación queda excepcionada si se trata de contrataciones vinculadas a programas de turismo del Imserso, pese a que estos programas no incluyen entre sus ofertas este servicio.

También quedan fuera de la norma contrataciones comerciales específicas con el establecimiento con motivo de seminarios, congresos, conferencias, convenciones o ferias.

Tampoco afectará a celebraciones como bautizos, bodas y comuniones, siempre que el número mínimo de asistentes supere las veinte personas y para la celebración se alquile un espacio del establecimiento, como salas o restaurantes.

En todos los demás casos, los hoteleros de la zonas afectadas podrán incluir hasta tres bebidas alcohólicas para la comida y otras tres para la cena en su oferta de alojamiento. Los hoteles solo podrán vender bebidas alcohólicas de forma individual y al mismo precio que figure en la lista de precios. No se autoriza, por tanto, el dos por uno habitual en las ‘happy hour’.

Uno de los puntos novedosos de la ley es que tanto la Policía como la Guardia Civil y la Policía Local estarán habilitados para colaborar con el Govern en la aplicación de la norma. Los atestados de estos cuerpos policiales servirán para que el Govern levante actas de sanción, por lo que se aumenta exponencialmente la eficacia sancionadora de la norma. La ley establece sanciones muy duras que pueden llegar a los 600.000 euros y el cierre del establecimiento en caso de faltas muy graves. Una de las faltas muy graves es superar esas tres bebidas alcohólicas gratis que se autorizan por comida y cena, por ejemplo.

La práctica del ‘balconing’ se castigará en toda la Comunitat

La práctica del 'balconing' estará castigada en toda la Comunitat y no únicamente en las zonas delimitadas por el Govern en esta ley. Afecta a los hoteleros y también a los propietarios de alquiler vacacional, que estarán obligados a informar a sus clientes de la existencia de esta prohibición.

La expulsión de los infractores la debe ordenar el dueño del establecimiento o de la vivienda vacacional.

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.