El Govern balear restringe las actividades de ocio a diez niños por monitor

Palma |

Valorar:
preload
Desescalada en Baleares

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, insistió en que la línea de ayudas que la institución ha habilitado busca «que los niños tengan verano» y que nadie se quede atrás. Sobre estas líneas, un grupo de chavales de la Escola d’Estiu de Llucmajor realizando una actividad lúdica.

Las actividades que se hagan este verano en el marco de un campamento o unas colonias (o similar) deberán hacerse por subgrupos y estarán limitadas a un máximo de diez niños por monitor. Hasta la fecha, se permitía que un mismo monitor pudiera responsabilizarse de catorce criaturas.

Esta bajada de ratios es una de las novedades que recoge el nuevo protocolo –modificado a raíz de la pandemia– que establece las medidas de seguridad e higiene en el ámbito del ocio educativo. El protocolo marca también que deberá respetarse la distancia de seguridad y que si no fuera posible los chicos tendrán que llevar mascarilla, en la fase 3.

La obligatoriedad o no de llevar mascarilla una vez se supere esta fase aún está pendiente de regulación por parte del Estado.

El protocolo también establece cómo se deberá actuar en caso de que un niño presente síntomas de infección, el material higiénico que deberá disponerse en las instalaciones, la limpieza, etcétera. El Govern ha pactado la normativa con los ayuntamientos y los consells insulars.

El desarrollo de las actividades de ocio educativas es uno de los retos de este verano. No solo por las medidas de higiene y seguridad que deban adoptarse, sino también por cuánto deben facilitar la conciliación laboral y familiar después de tres meses con las escuelas cerradas.

Ayudas

En este sentido, el Consell de Mallorca anunció ayer que destinará un millón de euros a incentivar la participación en este tipo de actividades. Las ayudas serán para las familias, pero las gestionarán los consistorios, que son las instituciones que las organizan.

La presidenta, Catalina Cladera, indicó que se ha buscado ayudar a las familias más vulnerables. Así, las familias con menos ingresos, aquellas en que un progenitor esté en el paro (o en ERTE) o que haya cesado un actividad profesional tendrán prioridad. No obstante, todas podrán optar a las ayudas hasta agotar el millón de euros. Se ha establecido un máximo de 150 euros por chico. Andreu Serra, el conseller insular de Turisme i Esports, explicó que prevén que entre 5.000 y 10.000 familias se beneficien de las ayudas.

Esta línea de ayudas es nueva y forma parte del plan ‘Mallorca reacciona’, que el Consell de Mallorca ha puesto en marcha para combatir la crisis de la COVID. La presidenta Cladera insistió en que se trata de una medida que va dirigida a los niños y niñas, «para que tengan verano». «Se trata de que recuperen su vida normal, de que socialicen. Y también es una medida de cohesión social», destacó.

El departamento de Cooperació Local también participa de las ayudas. Su conseller, Jaume Alzamora, alabó el trabajo de las entidades de tiempo libre y avanzó que el Consell prepara otras iniciativas «para un ocio de calidad e inclusivo».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

juan
Hace un mes

Con todo lo que ha pasado, todavía no tendría que haber grupos de 10 ni de 1.

Valoración:3menosmas

Núria
Hace un mes

Només Mallorca? Hi ha que veure lo molt que importam es menorquins...

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1