Un centenar de efectivos trabajan por tierra y aire en el incendio de s'Albufera de Mallorca tras una noche complicada

| Muro |

Valorar:

Noche muy complicada en s'Albufera. Las fuertes rachas de viento y la meteorologia adversa han complicado el trabajo de los efectivos de emergencias que siguen intentado sofocar las llamas de gran incendio que se descontroló la tarde de este viernes en la zona de entre Muro y Can Picafort.

Los dos fuegos continúan activos esta jornada, siendo uno de ellos, el que se ha dado en el camino de s'Amarador el que más preocupa, dada su proximidad al Parque Natural. Mientras, el segundo foco, declarado este viernes alrededor de las 21.20 horas en el camino de sa Figuereta, más próximo a la depuradora de Muro, se encuentra a esta hora «bastante débil».

En cuanto a efectivos del Institut Balear de la Natura (Ibanat) y de la Conselleria que trabajan en extinguir el incendio declarado en s'Albufera de Alcúdia, esta jornada son 35, tres brigadistas, dos conductores, dos técnicos y tres agentes medio ambientales (AMAS).

Además, se han movilizado un total de cuatro efectivos aéreos, dos helicópteros; el Canadair, el avión contraincendios del Ministerio de Defensa, que tiene base en Pollença; y un avión de coordinación. Se ha activado también el avión anfibio 'El Blanco' con base en Ibiza, que «ya está de camino», han asegurado desde la Conselleria.

El incendio se inició poco después de las 18 horas de este viernes y se fue extendiendo por el Camí de S'Amarador. Por el momento, se estima que se han quemado 280 hectáreas, que afectan a un área natural poblada principalmente de carrizo y cañas.

Por el momento, ha dejado por ahora un balance de daños materiales de 3 viviendas totalmente calcinadas y 2 casas con daños en el exterior, ha informado el 112 este sábado.

El conseller de Medio Ambiente, Miquel Mir, y el director general del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), Joan Ramon Villalonga, se encuentran desde primera hora de este sábado en el puesto de mando en Ses Cases de Son Sant Martí, en el Camí des Pouetó.

Villalonga ha declarado que, en estos momentos, el incendio tiene dos frentes, uno que avanza hacia la depuradora de Muro y otro hacia el parque natural de S'Albufera. Todos los trabajos de extinción se centran en frenar las llamas en estos focos.

Debido a la rápida expansión de las llamas y el humo, el departamento de Emergencias del Govern balear tuvo que ordenar este viernes por la tarde el desalojo de tres viviendas próximas. El incendio ha pasado de nivel 2 a 1 a las 8.44 horas, ya que no están en peligro personas ni bienes.

Bomberos y agentes de la Guardia Civil comprobaron si había personas en las casas más cercanas al incendio y desalojaron las que estaban habitadas, aunque parte los inmuebles eran segundas residencias desocupadas y casetas de aperos.

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.