Crisis del coronavirus

Los ciudadanos de Balears suspenden toda la gestión política de la crisis sanitaria

| Palma |

Valorar:
El Govern obtiene menos rechazo popular que el Gobierno central, aunque se destaca la sensación de improvisación en las medidas.

El Govern obtiene menos rechazo popular que el Gobierno central, aunque se destaca la sensación de improvisación en las medidas.

La gestión de de la crisis sanitaria derivada de la pandemia obtiene un contundente suspenso de la población de Baleares, tanto en lo que hace referencia al papel que desempeña el Gobierno que preside Pedro Sánchez como al Govern autonómico, con Francina Armengol al frente.

El rechazo supera el 60 por ciento, que en el caso del todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, alcanza una nota adversa en un 67,8 por ciento.

Este es uno de los aspectos más notables de la encuesta realizada en exclusiva para Ultima Hora por el Instituto Balear de Estudios Sociales, IBES. El estudio demoscópico aborda no sólo la valoración institucional, también aspectos relacionados con la situación personal frente al virus o la actitud ante el inicio de la campaña de vacunación.

Suspenso institucional

La desaprobación de la ciudadanía en las Islas respecto a cómo están actuando las principales instituciones implicadas para frenar la COVID-19 es manifiesta, aunque cabe destacar que la dirigente socialista balear obtiene un menor grado de rechazo frente al presidente Sánchez y el ministro Illa. Un 30,1 por ciento de los encuestados apoya la gestión de Armengol.

Cabe señalar que el trabajo de campo realizado por el IBES se cerró el pasado jueves y pulsó la opinión de 900 residentes en Baleares, circunstancia que da cuenta de la percepción más reciente de las decisiones adoptadas tanto desde el Consolat de la Mar como por el palacio de la Moncloa. También supone un reflejo preciso del sentir de la ciudadanía balear.

Cansancio y confusión

Las razones para esta apreciación tan negativa se constata en la situación personal con la que se aborda la crisis actual, cuando ya se han cumplido los nueve meses desde el duro confinamiento de marzo del pasado año.

Más de la mitad de los ciudadanos se confiesan cansados de la situación en la cual se encuentran inmersos, mientras que un significativo 39 por ciento admite sentirse confuso y en menor medida enrabietado, con un 30 por ciento.

A pesar de que la campaña de vacunación se había iniciado el pasado 27 de diciembre, sólo un 20,8 por ciento de los encuestados admitía sentirse esperanzado.

Y es que el suspenso a la gestión se extiende al paquete de medidas restrictivas que se aplican, con un 56,8 por ciento en contraposición al 35,4 por ciento que las aprueban.

El cuestionario elaborado por el Instituto Baleares de Estudios Sociales permite adivinar las razones en las que se basa el estado de ánimo de la mayoría de la población. Un 70 por ciento entiende que el Govern está improvisando en su estrategia para frenar la tasa de contagios en las Islas. A este dato hay que añadir dos consideraciones graves, ya que para un 60,1 por ciento sus decisiones son complicadas y para un 63,2 por ciento son directamente ineficaces.

Apoyo a las protestas

Cabe recordar que el último paquete de medidas aprobadas por el Govern –centrada en el cierre de bares y restaurantes– ha generado importantes protestas por parte del sector, como se evidenció en la manifestación del marte día 12 y del pasado viernes.

La encuesta del IBES también aborda esta cuestión. Sus resultados arrojan otro importante varapalo institucional, toda vez que más de un 77 por ciento de los encuestados apoya las protestas ciudadanas, con independencia de que éstas cuenten o no con la preceptiva autorización de la Delegación del Gobierno. Hay, en definitiva, una clara empatía con respecto a la situación en la que se encuentran los miles de trabajadores afectados por la restricciones de la actividad en dos pilares de la economía balear, la restauración y el comercio.

Esta percepción negativa se apoya, además, en una sensación de que no se cumplirán las expectativas respecto a la campaña de vacunación, y antes del veranos el 70 por ciento de la población de las Islas no estará inmunizada. Ello revalida la idea de que la temporada turística no se iniciará hasta el mes de agosto o septiembre. Así lo supone un 43,7 por ciento de los ciudadanos, e incluso se mantiene un importante grupo del 27,9 por ciento cuyo pesimismo le hace sospechar que tampoco habrá este año temporada turística. La confianza del regreso a la ‘normalidad’ en el mes de junio lo comparte un 19,7 por ciento.

Todos los medios

Los ciudadanos sí parece que van asumiendo los beneficios de la vacunación, como lo revela el dato de que un 54 por ciento confiesa que se vacunará frente al 12,8 por ciento de los que rechazan esta opción. No obstante, todavía existe un 33,2 por ciento que se muestran cautos y no se decantan por una u otra posibilidad.

En lo que no hay duda es en que hay que disponer de todos los medios posibles para acelerar la vacunación en Baleares. El 67,3 por ciento defiende que la campaña recurra no sólo a la sanidad pública, sino que también incorpore los recursos de la sanidad privada y del Ejército si fuese necesario.

Todo indica que la vacuna se considera como la principal barrera para poner freno a la pandemia y, en consecuencia, permitir salir de la actual crisis sanitaria, social y económica que se vive en las Islas junto con el resto de España y la práctica totalidad de los países.

La pandemia hace mella en todos los órdenes de la vida para los ciudadanos de Baleares y éstos reclaman soluciones.

La sanidad pública sigue obteniendo las mejores notas ante la sociedad balear

El sector sanitario de las Islas sigue gozando de un importante apoyo de los ciudadanos. El sondeo demoscópico del IBES refleja que el 77,6 por ciento de los usuarios la califica de entre muy buena y aceptable, incluyendo a quienes han sido afectados por la COVID-19. En el extremo opuesto se encontraría el 22,5 por ciento que considera que la asistencia recibida ha sido deficiente o muy deficiente.

Cabe señalar que como consecuencia de la crisis sanitaria, las demoras en las intervenciones quirúrgicas se han incrementado y, por tanto, las listas de espera se han disparado.

FICHA TÉCNICA | Método de encuesta CAWI, asistida por ordenador. Universo: Residentes en Baleares mayores de 18 años. Muestra: 900 entrevistas, 500 en Mallorca, 200 en Menorca, 200 en Ibiza y Formentera. Posterior ponderación por censo poblacional. Error: <3%. Registro de datos: Gandia Integra. Fechas de campo: Del 18 al 21 de enero de 2021. IBES es miembro de AEDEMO e INSIGHTS + ANALYTICS

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

arl338
Hace 5 meses

Hombre, es que solo saber encerrar a la gente es de cortitos o de dictadores, por esos si, como te amifiestes pringas, menos si es algo de lo suyo tipo 8m, refugees welcome etc.

Valoración:1menosmas

TotPotSer
Hace 5 meses

I quant veurem ses primeres dimisions??

Valoración:7menosmas

JOAN
Hace 5 meses

Açò només s'atura amb responsabilitat personal. Estic fins els coll.... de veure gent confinada que es passeja per aquí i per allà. Podem cercar mil culpables però sa realitat és sa que és i sa gent passa de tot.

Valoración:-1menosmas

En Jan
Hace 5 meses

Tranquils, que va per llarg. No espereu tornar a la normalitat que vam conèixer. La prioritat és salvar el planeta. Ara no em creureu, però en el futur pensareu en el que us dic.

Valoración:-1menosmas

Kapak
Hace 5 meses

Es que con el desastre que tienen montado lo raro seria que lo aprobaran. Somos la comunidad con la caida de PIB mas grande del pais, dentro del pais con la caida del PIB mas grande del mundo. Y piensas: "por lo menos habremos salvado la sanidad". Pues tampoco: el pais con mas muertos por habitante del mundo. Si es que lo han clavado tanto Armengol como Sanchez. Unos cracks tenemos

Valoración:29menosmas

Aldina Fum
Hace 5 meses

Creo que los ciudadanos estamos más que cansados de ese cachondeo a nivel insular, balear y estatal... Han pasado 10 meses, estamos en la tercera ola y seguimos dando palos de ciego, la economía se hunde, medidas contradictorias y sin efectos, lo más básico no se cumple: los irresponsables campan a sus anchas, sin sanciones (se puso sanción a la Miss Cubata-gin-tonic, a los que se reunieron 20-30?), a los que se saltan el confinamiento esperando un resultado PCR (un diputado del Parlament), o positivos o aislados que se van de paseo?? Más test y confinamiento en hoteles con vigilante que aquí hay de sobra... Y sin hablar del plan de vacunación y los que se saltan el protocolo... dimisiones ya, si los gobiernos quieren recuperar un poco de credibilidad!

Valoración:22menosmas

Betty
Hace 5 meses

Que tontería ! Si, se puede culpar al gobierno/govern ante la primera ola...cuando nadie sabia como el virus nos iba afectar... pero desde junio, las demás olas fueron creadas SOLAMENTE por nosotros, sabiendo PERFECTAMENTE los riesgos, medidas de protección, y el comportamiento responsable.

Valoración:-28menosmas

Sesilles58
Hace 5 meses

Podemos hacer una moción de censura los ciudadanos y echarlos a la p... calle por incapaces y mentirosos, dimisión ya.

Valoración:31menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1