El Parlament rechaza presentar un recurso de inconstitucionalidad a los Presupuestos de Pedro Sánchez

| Palma |

Valorar:
Imagen del Parlament de este martes.

Imagen del Parlament de este martes.

El pleno del Parlament ha rechazado este martes presentar un recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos Generales del Estado de 2021 al considerar que no atienden el hecho insular. La Cámara ha debatido este martes la propuesta de Més per Mallorca, Més per Menorca y el PI, que ha contado con el voto favorable de PP y Cs. Por su parte, PSIB, Unidas Podemos y Vox han votado en contra.

La votación ha tenido que repetirse, a instancias de la letrada, después de que en un primer momento resultara un empate a 28 y aunque el presidente de la Cámara, Vicenç Thomas, diera por rechazada la propuesta «al no haber alcanzado la mayoría absoluta». En la segunda votación la propuesta ha recibido 22 votos a favor y 27 en contra.

Ausencias

La ausencia circunstancial de dos diputados de PP Y Cs por enfermedad y por un motivo familiar ha hecho fracasar la iniciativa de MÉS y el Pi que pretendía la presentación por parte del Parlament de un recurso de inconstitucionalidad contra los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

La iniciativa, que ha evidenciado en el pleno del Parlament el enfrentamiento político entre Més y el PSIB-PSOE, socios del Govern balear junto a Podemos, iba a salir adelante con el apoyo de Més, El Pi y la suma de los votos de PP y Ciudadanos (Cs).

Sin embargo, al no estar presentes dos representantes de PP y Cs no se han sumado los 30 diputados necesarios para la mayoría absoluta y hacer posible así este recurso del Parlament balear ante el Tribunal Constitucional (TC).

Debate

En el transcurso entre las dos votaciones el diputado de Més per Menorca Josep Castells ha solicitado que la votación se aplazara al próximo pleno porque varios diputados habían salido y entrado en el hemiciclo y argumentando que las votaciones repetidas deben realizarse «en un solo acto». Sin embargo, Thomas ha apuntado que él en ningún momento había ordenado que se levantaba la sesión. Al finalizar el pleno Més y el PI han anunciado que impugnarán la votación.

En la defensa de la propuesta, el diputado del PI Josep Melià ha apuntado que las últimas cuentas del Estado «no cumplen los preceptos estatutarios» y no cumplen el mandato constitucional que en el artículo 138 contempla que se protegerá el hecho insular.

Melià ha defendido que la iniciativa iba «de legalidad y constitucionalidad» porque la Constitución «debe proteger el equilibrio entre regiones» y los PGE están incumpliendo este principio de manera expresa al no tener en cuenta el hecho insular, recogido en el Estatuto y reconocido en el Régimen Especial de Baleares.

El debate ha dejado algunas acusaciones en el seno de los mismos socios del Pacte. La diputada de Unidas Podemos Antònia Martín ha acusado a MÉS per Mallorca de querer tumbar los presupuestos «con la mayor inversión social» y ha criticado que lancen la propuesta «de la mano del PP y de Cs».

Por su parte, la diputada de MÉS per Mallorca Joana Aina Campomar ha lamentado el veto del PSIB y ha criticado que los PGE «hagan caso omiso» a los mandatos del REB y que, a diferencia del caso canario, se ignore la insularidad. Campomar ha lamentado que la oposición de socialistas y UP «debilite» al Govern y que los socios hayan optado por «priorizar el partidismo y no molestar a Pedro Sánchez». La diputada ha reivindicado que el REB de 2019 fue el fruto de la unión de la sociedad y ha apuntado que es el momento de «defenderlo y ponerlo por delante de los intereses partidistas», argumentando, además, que la cuestión forma parte de los acuerdos de gobierno de Bellver. Campomar ha pedido al Govern y al Parlament que ante la falta de respuestas por parte del Ejecutivo central «no se queden de brazos cruzados».

El diputado de Més per Menorca Josep Castells ha argumentado que el hecho de que las cuentas no contengan el REB supone incumplir la Constitución y ha apuntado que es un hecho «incuestionable» que las cuentas del Estado cuentan «con cero euros» para compensar las desventajas del hecho insular.

Por parte del PSIB, la diputada Sílvia Cano ha criticado que los grupos que han presentado la propuesta «erran el tiro» y les ha acusado de «alimentar un sueño soberanista».

Cano ha acusado a Més per Mallorca, Més per Menorca y el PI de confundir los objetivos y de «matar moscas a cañonazos» al proponer un recurso de inconstitucionalidad «cuando la vía sería un recurso contencioso-administrativo».

La diputada socialista ha asegurado que el recurso era «una equivocación, carne de desestimación» y que pretende tumbar «unos buenos presupuestos para Baleares».

Por parte de Vox, que también ha votado en contra, el diputado Sergio Rodríguez ha admitido que aunque los PGE «son malos para el conjunto de España» ha rechazado «ir de la mano de quienes presentan a Otegi como hombre de paz, apoyan a Hasél y Valtonyc, cuelgan lazos amarillos en el Parlament y creen que hay presos político en vez de políticos presos».

Rodríguez ha calificado la propuesta como un «lavado de cara» de MÉS, al que se ha sumado El PI, «para contentar a sus bases radicales».

El diputado ha afeado a los consellers de MÉS per Mallorca que «aplaudieron un Régimen especial de Baleares vacío» y les ha pedido que dimitan «si no son capaces de cumplir los acuerdos de gobierno».

Por su parte, tanto PP como Cs han votado a favor de la propuesta argumentando que iba en defensa de los ciudadanos de Baleares.

El diputado popular Antoni Costa ha criticado que la presidenta Francina Armengol, en relación al REB, «dejara pasar la oportunidad de tener uno en condiciones» al pedir su paralización en 2015 y rechazar el aprobado en 2018 para presentar finalmente en 2019 un REB «fraude» con la parte fiscal «durmiendo el sueño de los justos».

Además, Costa ha acusado a Vox, que ha votado en contra, de «salvar a Armengol, igual que salvó a Pedro Sánchez en el decreto de fondos europeos».

Por su parte, la portavoz de Cs, Patricia Guasp, ha argumentado el voto favorable de su grupo porque es justo reivindicar «las desventajas de la insularidad».

Guasp ha defendido que el debate no consistía en reclamar un tratamiento especial o un privilegio sino todo lo contrario, poder competir en igualdad de condiciones con las empresas de la península.

La portavoz de la formación naranja ha argumentado que la desigualdad de Baleares ha sido «una constante» a raíz del bipartidismo porque, según ha apuntado, cuando los gobiernos han sido de distinto signo no se ha podido negociar y cuando han sido del mismo signo «no han querido molestarse».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

jvicyco
Hace un mes

No entiendo que, si como dice Mes per Menorca "La proposta no ha sortit endavant tot i tenir el suport de la majoria del Parlament", no se apruebe una propuesta. Y si se debe alcanzar mayoría absoluta (y no la hubo 22 a 27), ¿porqué se rechaza?

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1