CAEB tilda la expropiación de vivienda del Govern de «efectista» y «engañosa»

| Palma |

Valorar:
La presidenta de la entidad, Carmen Planas, ha criticado las políticas del Govern por ser «totalmente insuficientes para resolver el grave problema de vivienda que padecen de forma cada día más acuciante la inmensa mayoría de los ciudadanos de Baleares».

La presidenta de la entidad, Carmen Planas, ha criticado las políticas del Govern por ser «totalmente insuficientes para resolver el grave problema de vivienda que padecen de forma cada día más acuciante la inmensa mayoría de los ciudadanos de Baleares».

Pete Linforth

La Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB) ha tildado de «efectista» y «engañoso» el anuncio del Govern de expropiar 56 viviendas a grandes tenedores porque «no alcanza para cubrir las necesidades, que superan las 15.000 viviendas en Baleares y aumentan año tras año».

El vicepresidente de CAEB, Eduardo López, ha advertido de que la política de vivienda del Govern va a tener el efecto contrario al deseado «porque limita aún más la nueva oferta de vivienda y, sobre todo, de viviendas asequibles que son reclamadas por miles de familias en Baleares», ha informado la patronal en un comunicado.

La presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha criticado las políticas del Govern por ser «totalmente insuficientes para resolver el grave problema de vivienda que padecen de forma cada día más acuciante la inmensa mayoría de los ciudadanos de Baleares, condenados a no poder acceder a viviendas a precios asequibles ni a la cantidad de VPO que demandan las personas con menos recursos así como los jóvenes que quieren emanciparse».

Planas ha tildado de «efectista», «engañoso», «presuntuoso», «totalmente desconectado de la realidad» y «objetivamente incapaz de ofrecer siquiera una mínima solución al verdadero problema de vivienda que sufre Baleares» el anuncio del nuevo conseller de Vivienda, Josep Marí, de la expropiación temporal forzosa de 56 viviendas para destinar a alquiler social.

Ha criticado que se dé la apariencia de que es algo «hecho» cuando «en realidad, solo se trata del inicio de lo que sin duda será un largo proceso administrativo y tardará tiempo en hacerse realidad».

Según Planas, la expropiación y la ampliación del parque de viviendas de protección oficial (VPO) previstas por el Govern «no alcanza ni de lejos a cubrir las actuales necesidades que superan las 15.000 viviendas, siendo esta una cifra que sigue aumentando año tras año».
«Lamentamos que todas las actuaciones del Govern lo único que están consiguiendo es anular a la iniciativa privada», ha subrayado.

El vicepresidente Eduardo López ha incidido en que «la expropiación es nuevo golpe del Govern contra la iniciativa privada».

«Estamos otra vez ante un nuevo golpe del Govern en su encono por impedir la creación de vivienda asequible, tal como reclama la sociedad balear», ha acusado. Ha augurado que «los promotores no querrán invertir en sus proyectos si no tienen vendidas las viviendas de antemano, lo que limitará aún más la nueva oferta de vivienda y, sobre todo, el mercado de la vivienda asequible».

López considera «absurdo» que el Govern pretenda expropiar por la fuerza las viviendas nuevas que edifique un promotor, al que si no las ha vendido le considera también como gran tenedor, para devolvérselas 7 años después de segunda mano, «obligándole por esta causa a afrontar de forma exclusiva el pago de impuestos como el IVA, inherente a la vivienda nueva pero no a la de segunda mano».

El presidente de la Comisión de Construcción de CAEB, Óscar Carreras, cree que con las expropiaciones el Govern «obstaculiza la construcción de viviendas asequibles para la gran mayoría de la población» y aleja a los inversores «por la inseguridad jurídica que conllevan».

«Es del todo necesario trabajar juntos mediante una colaboración público-privada que inexcusablemente hoy no existe», ha reclamado.

El presidente de la Asociación Balear Inmobiliaria Nacional e Internacional (ABINI), Hans Lenz, ha añadido que «la intervención en el mercado inmobiliario tiene efectos desastrosos», porque «la inversión se espanta, al estar los precios fijados no se invierte en los inmuebles, la oferta de alquiler se contrae y se traslada a la venta y los precios medios del alquiler suben».

«Estamos hablando de 56 viviendas y un potencial total de 700 viviendas cuando el IBAVI, el Instituto Balear de la Vivienda que depende del propio Govern, tiene una lista de espera de más de 4.000 familias», ha recordado.

Ha advertido de que el presupuesto previsto para esta medida se podría destinar a «muchas otras posibilidades para mejorar el mercado de la vivienda de forma más eficiente tal como se refleja en el 'Libro Blanco del urbanismo y la construcción' que CAEB presentó al Govern y al que apenas se ha hecho acaso».

El presidente de la Asociación Balear de Servicios Inmobiliarios (ABSI), Antoni Gayà, considera la expropiación una medida «muy arriesgada porque aumenta la desconfianza y porque repercutirá muy negativamente en la ansiada recuperación económica» y reducirá el interés inversor de capital extranjero.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.