Crisis del coronavirus

Las magistradas críticas del TSJB: «Una vida sin libertad, no es vida»

| Palma |

Valorar:
La decisión del TSJB de prolongar el estado de alarma ha salido adelante de nuevo por un margen estrecho de tres votos a favor y dos en contra.

La decisión del TSJB de prolongar el estado de alarma ha salido adelante de nuevo por un margen estrecho de tres votos a favor y dos en contra.

«La libertad es un derecho sagrado que la Constitución proclama como valor superior del ordenamiento jurídico, que no la vida. Ducho de otra forma, una vida sin libertad, no es vida». Las dos magistradas discrepantes del TSJIB, contrarias al toque de queda en Baleares, ha firman un voto particular especialmente contundente. Las juezas Carmen Frígola y Esther Ortuño afirman que las medidas propuestas por el Govern «no superan el examen de proporcionalidad». Añaden: «La actuación de la Administración responde a un modus operandi reiterado y previsible que opta por una solución radical, propia de momentos de extrema gravedad y evita buscar soluciones que pudieran ser igualmente operativas, acaso no tan cómodas de aplicar, pero mucho más conciliables con el resto de derechos fundamentales».

Las magistradas señalan que los datos demuestran que la evolución de la pandemia en Baleares es buena y que, por tanto «habiendo mejorado notabilísamente la situación en este territorio, resulta llamativo aplicar las mismas medidas operativas durante el estado de alarma». Respecto al toque de queda son especialmente críticas: «Es cierto que es necesario seguir unas pautas de prudencia. Pero ese celo no pasa por prohibir a todos los ciudadanos y en todo el territorio balear, aquello que jóvenes y adultos responsables, libres y solidarios que con su esfuerzo han contribuido decisivamente a mejorar la crisis sanitario, tienen derecho a disfrutar en el ejercicio pacífico de sus derechos constitucionales». Consideran «inadmisible» que para evitar conductas incívicas se adopten medidas que coartan las libertades de todos. «Tales conductas pueden y deben ser perseguidas por la administración con la autoridad que le ley le otorga».

También rechazan las limitaciones a la entrada de ciudadanos españoles porque consideran que son desproporcionadas y que se imponen requisitos que no se aplican a nacionales de otros países que no tienen que justificar los motivos de su entrada en Baleares. Del mismo modo rechazan los límites a reuniones en interiores a seis personas entienden que no se justifica porqué un número tan limitado.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Esripo
Hace 4 meses

Critic, eres un crack. Te preguntas cómo unos jueces pueden saber las normas que nos han de regir. Pero te parece perfecto que la farmacéutica Armengol si que lo pueda decidir. Será que los farmacéuticos saben más de normas que los jueces. Lo dicho, eres un crack

Valoración:1menosmas

AAA
Hace 4 meses

De acuerdo con estas dos Juezas....nunca vi necesario tanta represión...

Valoración:3menosmas
AOh14GhjoVs99NSGv5jOvIdFh6h6JV5xu_j_l5gQp-IdrA=s96

Tururu
Hace 4 meses

A sa ignorancia hi hem de sumar xuleria i absencia de sentit comu i responsabilidad, ido. Ara, a infectar a altres li direm "llibertat??? Au, a pastura al camp!!!

Valoración:-7menosmas

Kapak
Hace 4 meses

No pueden explicarlo mejor. En pocas palabras, la Dictadora está matando moscas a cañonazos para no legislar y tomar medidas que para ella serian mas complicadas, pero puede que incluso mas efectivas, sin vulnerar derechos. Pero claro, es mucho mas facil vulnerar los derechos de todos que vigilar a unos pocos. Bravo por las magistradas valientes.

Valoración:10menosmas

Mahon es
Hace 4 meses

Comunismo puro y duro

Valoración:7menosmas

Control
Hace 4 meses

Lo que sí que es seguro es que UNA VIDA SIN VIDA NO ES VIDA, lo demás es filosofía. ¡Ánimo que nos queda poco y salimos de esta! Encantado de que hayan mantenido dos semanas más el toque de queda.

Valoración:-16menosmas

Crític
Hace 4 meses

A mi em fa molta gràcia que uns magistrats s'erigeixin com el far que ens pot il·luminar tots i que, gràcies a una ciència infusa, saben tant de tot, que són capaços de dir-nos que ens convé més.

Crec que molts de magistrats se'ls ha pujat el càrrec al cap i que es pensen no són que són intèrprets de la Llei, sinó que ells són la pròpia llei, que d'ells dimana no ja el codis de conducta, sinó que ells són l'encarnació de la pròpia justícia.

Com poden saber els magistrats, quines són les normes que ens poden regir?. Com poden dictaminar si una terrassa ha d'estar ocupada a un 30% o un 50% o si les reunions han de ser de 6, 8 o 14?.

Ho saben tant com qualsevol dels humans. I, com la resta dels humans, s'equivoquen. I potser més, quan es creuen en una situació de superioritat moral i intel·lectual, que a mi sincerament, encara no m'han demostrat.

I ja començ a estar cansat del tema de la llibertat individual. En situacions com aquesta la prioritat és el bé comú.

Valoración:-8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1