Darrechi tiene más de 17 millones de seguidores en Tik Tok y mueve también cifras millonarias en otras redes sociales como Instagram. La Fiscalía de Balears tiene abiertos al menos dos procedimientos también en su contra.

El Juzgado de Instrucción 2 de Palma investiga al cantante y fenómeno en las redes sociales Naim Darrechi por dos delitos de abusos sexuales y otro de odio. La magistrada ha admitido a trámite la querella presentada por la Abogacía de la Comunitat por ambos delitos a raíz de la entrevista en la que el influencer se jactaba de mantener relaciones sexuales sin preservativo bajo engaño. Esta querella se ha acumulado a otra denuncia que ya tenía el mismo juzgado contra Darrechi.

La querella del Govern y el IB Dona considera que las manifestaciones que hizo en una entrevista en la red encajan con el delito de odio al suponer una «humillación, menosprecio o descrédito» por causa de género. Se basa en una circular de la Fiscalía General del Estado y señala: «El querellado menosprecia la voluntad de cualquier mujer con la que mantenga relaciones sexuales, entendiendo que solo él decide cómo mantenerlas y jactándose en público de que las engaña, en un tono que refleja su nulo respeto por el género femenino». Recuerda además que no es un hecho aislado en esta persona. También destaca que, entre los millones de seguidores que tiene en las redes hay menores de edad y jóvenes ante los que ejerce una «indudable influencia», lo que agravaría su conducta. Este delito de odio está castigado con hasta dos años de prisión.

El pasado mes de julio, Darrechi fue entrevistado en el canal de otro influencer, Mostopapi. Allí dijo: «Me gusta acabar dentro, esa es la verdad. Yo no puedo con condón, nunca lo utilizo». Al ser interpelado si no le decían nada, contestó: «Sí, pero bueno, yo les digo que tranquilas, que soy estéril. Tú tranquila que yo me he operado para no tener hijos».
La querella denuncia que reconoce un engaño y que «trivializa sobre la libertad e indemnidad sexual de las mujeres, especialmente las jóvenes».

Respecto a los dos delitos sexuales que se le imputan, la querella admite la imposibilidad de que el procedimiento penal llegue a juicio sin que alguna víctima denuncie lo ocurrido. Sin embargo, indica que para iniciar una investigación judicial la denuncia puede venir por otras vías: «Las mujeres que han consentido esa relación completa sin preservativo lo hacen en la creencia de que no corren riesgo de embarazo y prestan un consentimiento en esas circunstancias, por lo que la conducta del querellado atenta contra la indemnidad sexual de la víctima», recuerda.

El escrito está acompañado por numerosos documentos que acreditarían que la entrevista no es un episodio aislado sino que Darrechi ha realizado más manifestaciones similares. Además, se pide a la magistrada que ordene la retirada del vídeo de la entrevista en cualquier plataforma en la que aún sea visible.