La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha expresado, en la primera jornada de la feria internacional de turismo de Londres, WTM 2021, las buenas perspectivas en relación con este mercado: «En 2022 empezaremos la temporada antes y podremos recuperar el nivel de turismo británico de 2019».

Armengol considera una buena noticia que la feria pueda ser presencial porque significa que se ha superado «la peor parte de la pandemia sanitaria y que se están recuperando movilidad y turismo», según declaraciones facilitadas por el Govern.

La presidenta balear ha recalcado que Baleares está recuperando desde hace meses «el turismo internacional y de forma especial el turismo británico» y terminando ahora «una temporada estival atípica pero mucho mejor de lo que muchos preveían».

Ha subrayado que el turismo británico que ha viajado a Baleares «ha gastado un 7,2 % más que lo que pasaba antes».

Baleares ha sido de los destinos líderes en recuperar tanto turismo internacional como nacional y en esa línea de recuperación seguirá trabajando el Govern, sobre la base de que, para los meses de invierno, los aeropuertos de las islas «tienen muchas más reservas de vuelos de turismo británico y nacional».

«Podremos tener una temporada de invierno en condiciones», ha dicho Armengol, que tras varias reuniones con el sector privado ha manifestado sus «buenas sensaciones». «En 2022 empezaremos la temporada antes y podremos recuperar el nivel de turismo británico de 2019», ha asegurado.

Ha añadido que, la «gran noticia» que divulgará Baleares en WTM es que las islas están «preparadas para asumir estas condiciones y con fuerza y con ganas».

Armengol ha llamado la atención sobre el hecho de que las instituciones están estimulando un tipo de turismo de más calidad en las islas: «Que sea mucho más consciente de nuestra realidad territorial y nuestra fragilidad ambiental y mucho más consciente de lo que es el turismo deportivo, por el que el Consell de Mallorca hace una apuesta clara en la WTM, así como el turismo gastronómico y el cultural».

«Hay que seguir con esta línea de trabajo, para eliminar el turismo de alcohol y de excesos, en pro de un tipo de turismo mucho más compatible con nuestra realidad social», ha defendido.

«Cuando decimos que en 2022 recuperamos las cifras de turismo británico de 2019, estamos diciendo que hay 200.000 familias de las islas que pueden estar tranquilas porque tendrán trabajo», ha añadido Armengol, que ha agradecido a los trabajadores de la hostelería «que lo han dado todo durante estos meses muy complicados», y a los empresarios «haber aguantado en muy buenas condiciones».

Por su parte, el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha destacado la importancia de la celebración de WTM, a la que Baleares llega con una «posición privilegiada», tras haber recibido este verano «prácticamente el 40 % de todo el turismo británico que ha venido a España».

Además de ser primer destino del turismo británico este verano, Negueruela ha asegurado que las islas recuperarán «el 82 % de las frecuencias aéreas y el turismo de 2019», lo que permite pensar que Baleares tendrá en 2022 «prácticamente el cien por cien de turismo británico» que tuvo el último año anterior a la pandemia.

Las aerolíneas han planificado 575.000 asientos para este invierno (de octubre a marzo) entre los dos territorios, frente a los 707.000 del invierno de 2019, antes de que estallara la pandemia.

Ha insistido en que dicha recuperación «es asumible» atendiendo a los datos del verano y a las frecuencias confirmadas.

El conseller ha señalado que el objetivo del Govern es alcanzar los niveles de empleo anteriores a la crisis y «ser la primera comunidad de España en la recuperación de los niveles de ocupación y de paro anteriores».

Sobre la certeza de las previsiones, Negueruela ha asegurado que el Govern «más que optimista ha sido realista» y ha recordado que el ejecutivo señaló el pasado febrero que habría temporada turística y trabajó para posicionar las islas como destino.

«Para el año que viene, en el que la seguridad también será importante, todas las previsiones dicen que al menos 2022 en distancias de corto término, todavía tendremos posibilidades de que el destino esté muy bien posicionado», ha precisado el conseller de Turismo.

Ha destacado que, el hecho de haber sido el primero en abrir, ha dado «una imagen y posición como destino seguro que está siendo muy bien valorada por los clientes».
El expositor de las Balears en la WTM mide cerca de 450 metros cuadrados y cuenta con la presencia de los cuatro consells. También participan en él 8 ayuntamientos de Mallorca (Alcúdia, Calvià, Felanitx, Manacor, Palma, Pollença, Sant Llorenç des Cardassar y Santanyí) y tres coexpositors privados: Iberostar Hoteles, Viajes Sidetours y Adramar Incoming Service.