Una mujer bebe una cerveza. | ANDY RAIN - STF - EFE - EPA

Proyecto Hombre Balears atendió en año pasado a 377 mujeres con adicciones, un colectivo que añade a la discriminación por su dependencia la general ligada a la condición femenina. «La doble vulnerabilidad y desventaja social a la que se enfrentan aquellas mujeres con adicciones se da, principalmente, por alejarse de los roles tradicionalmente asignados para ellas», señala Proyecto Hombre en un comunicado con motivo de la conmemoración este martes del Día de la Mujer.

Subraya la organización asistencial que el estigma de la adicción es particularmente difícil para las mujeres, que sufren mayor rechazo que los hombres. «Nuestras mujeres son valientes, fuertes, están llenas de dignidad, y exigen ser miradas sin censura y sin juicios», insiste Proyecto Hombre.

Las 377 mujeres atendidas en 2021 por la entidad supusieron el 22,1 % de sus usuarios. En Proyecto Hombre Baleares trabajan en la actualidad 114 mujeres y 58 hombres, destaca la organización, que subraya su compromiso con la igualdad entre los sexos.